Profesionales hondureños rechazan cárcel en área protegida de Islas del Cisne

Pese a las advertencias sobre la fragilidad del archipiélago, las autoridades hondureñas siguen adelante con el proyecto carcelario, poniendo en peligro el medio ambiente y la garantía de derechos humanos

Tegucigalpa, Honduras. – La Federación de Colegios Profesionales Universitarios de Honduras (Fecopruh) a través de un pronunciamiento público manifestó su firme oposición a la construcción de un centro penitenciario de máxima seguridad en el Parque Nacional Marino de las Islas del Cisne. Para la  Fecopruh, este proyecto no sólo contraviene la legislación ambiental y los compromisos internacionales asumidos por Honduras, sino que también tendrá impactos negativos en diversas áreas profesionales y de la sociedad.

El pronunciamiento surge luego que el ministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), Lucky Medina, informará sobre la aprobación de la licencia ambiental, con la que se da luz verde para la millonaria construcción.

Lucky Medina, titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna). Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

Además, Medina, refiere que Islas de Cisne no cuenta con la legalidad de ser un área protegida, contraviniendo documentos oficiales que avalan la protección que se ha dado al archipiélago desde hace varias décadas. “Islas del Cisne nunca fue declarada como área protegida”.

En el pronunciamiento, los diversos colegios profesionales, señalan que la construcción de la mega cárcel que de acuerdo con las autoridades gubernamentales servirá para albergar a 2000 privados de libertad, generará estrés y conflictos sociales, desviará recursos cruciales destinados a salud, educación y seguridad alimentaria, y afectará negativamente a las comunidades costeras dependientes del turismo y la pesca.

Asimismo, FECOPRUH advierte sobre la degradación de los recursos marinos, la proliferación de patógenos y la sobrecarga de los servicios de salud, solicitando al gobierno reconsiderar el proyecto para proteger el medio ambiente y el bienestar de la población.

De interés: Islas del Cisne: Documentos oficiales avalan protección, pero gobierno insiste con cárcel

ISLAS SON TERRENO FRÁGIL

Ante el pronunciamiento de Fecopruh, el titular se Serna, arguyó que la licencia ambiental fue aprobada por al menos 40 profesionales, que son agremiados de los diferentes colegios profesionales que se han pronunciado en oposición al proyecto carcelario.

Además, enfatizó que el procedimiento se ha desarrollado con base en la ley, y que el estudio de impacto ambiental –que aún permanece bajo secretividad— tuvo una duración de 11 meses para poder iniciar con la primera fase.

Criterio.hn dialogó con una fuente en el tema ambiental –quien pidió n se revelara su identidad por temor a represalias de parte del gobierno— que participó en las diferentes visitas que se realizaron a Islas del cisne para desarrollar el estudio de impacto ambiental, y señaló que en reiteradas ocasiones se les hizo ver a las autoridades gubernamentales la fragilidad de la isla.

Y está consciente que, pese a las recomendaciones y la fragilidad de las islas, este gobierno no va a renunciar con el proyecto en materia de seguridad, que representa una clara violación a los derechos humanos y un fuerte impacto ambiental pero que significa la máxima presea para el gobierno que ha implementado un estado de excepción que además no ha dado mayores resultados.

Lea: Advertencias de biólogos y ambientalistas no detienen construcción de cárcel en Isla del Cisne

LLAMADO A LAS AUTORIDADES GUBERNAMENTALES

Los colegios profesionales, advierten sobre el flagrante incumplimiento de la Constitución de la República de Honduras y múltiples acuerdos internacionales de protección ambiental y derechos humanos que acarrea la construcción de la mega cárcel.

Además, señala que la infraestructura requerida en las Islas del Cisne –carentes de servicios básicos— incrementará significativamente los costos de construcción, operación y mantenimiento, afectando negativamente la economía nacional y el suministro de recursos esenciales como el agua potable.

Ante este panorama, la federación solicita al gobierno de Honduras, liderado por Xiomara Castro, reconsiderar dicho proyecto y priorizar la protección del medio ambiente y el bienestar de la población.

Por último, los colegios profesionales, exhortan a las autoridades y a la comunidad internacional a actuar de inmediato para detener la iniciativa que amenaza la biodiversidad y compromete el desarrollo sostenible de la nación y del mundo.

La Federación de Colegios Profesionales Universitarios de Honduras (FECOPRUH) agrupa a colegios de cirujanos dentistas, psicólogos, economistas, biólogos, médicos veterinarios, profesionales en trabajo social, ingenieros forestales, químicos farmacéuticos, microbiólogos, ingenieros agrónomos, médicos, nutricionistas y dietistas, pedagogos y profesionales de enfermería de Honduras.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.