Actualidad|Noticias Destacadas

Piden a presidenta Castro garantizar derechos económicos de las mujeres rurales

Mujeres campesinas buscan derechos olvidados

Compartir

Redacción: Marcia Perdomo

Tegucigalpa.- Los derechos económicos de las mujeres campesinas en Honduras han sido históricamente vulnerados. A la falta de titulación de tierras y la corrupción en los mecanismos que buscan impulsar la producción, se suma la ausencia de acceso a créditos y otros servicios financieros.

Wendy Cruz Sánchez de la Articulación de Mujeres de La Vía Campesina afirmó a Criterio.hn que continúan peleando y exigiendo al gobierno de la presidenta Xiomara Castro la implementación del programa de crédito solidario para las mujeres rurales como una acción afirmativa para garantizar los derechos económicos de las mujeres.

“Las mujeres campesinas simple y sencillamente no tienen acceso a ningún tipo de crédito, porque el 86% no tienen acceso a bienes productivos”, explicó la lideresa de la Articulación de la Vía Campesina.

De acuerdo a datos recogidos por el estudio “Situación Actual de las Mujeres Rurales en Honduras”, de los 78,975 títulos de propiedad entregados entre 2011 y 2020 a nivel nacional por el Instituto Nacional Agrario (INA), sólo el 37.3% fueron entregados a mujeres.

Nota relacionada: Caso Pandora atentó contra la vida de los y las campesinas de Honduras: CODIMCA

Esta situación impacta en el acceso de la mujer campesina para la obtención de créditos. A esto se suma el abismo existente en la prestación de servicios financieros en la zona rural en relación al área urbana.

Las mujeres deben recorrer largas distancias para acceder a servicios financieros. Esto debido a que las instituciones estatales y privadas suelen instalarse en las cabeceras departamentales, no así cerca de poblaciones rurales agrícolas. 

El informe arriba mencionado señala que el 48% de los puntos de servicios del sistema financiero, incluyendo cooperativas, tienen su sede en los departamentos de Francisco Morazán y Cortés. Mientras que menos del 10% tienen cobertura y acceso a los servicios financieros en los departamentos de Ocotepeque, Lempira, Intibucá, La Paz y Valle.

La lideresa de la Articulación de la Vía Campesina señaló que “apenas un 12% de más de 4 millones de personas que viven en el área rural tiene acceso al crédito y generalmente los créditos se quedan en los grandes agricultores, pero a la gente que tienen de una hasta cinco manzanas nunca les ha llegado crédito”, y es inexistente si son mujeres pues no tienen acceso a bienes productivos.

Lea también: Mujeres campesinas olvidadas por el sistema financiero en Honduras

Además, señaló que es palpable la ausencia de una estrategia gubernamental, que tenga una visión diferente y que otorgue la importancia debida al crédito rural para reactivar la producción. Asegura que no es lo mismo un crédito para producción que un crédito de la banca privada.

Para Cruz Sánchez, la aprobación de la Ley de Modernización Agrícola en 1992 desarticuló la institucionalidad que tenía como propósito apoyar al pequeño y mediano productor. En este caso, el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) sobrevivió al remezón institucional pero ya debilitado y hasta con ciertos grados de precariedad.

La coordinadora general del Consejo para el Desarrollo Integral de la Mujer Campesina (Codimca), Yasmín López, dijo a Criterio.hn que ante la ausencia del sistema financiero, las mujeres campesinas hacen uso de las cajas rurales, como una iniciativa organizacional. Estas de alguna manera mitigan, pero son pequeñas acciones que no tienen el alcance que quisieran, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.