Partido Nacional de Honduras pide a un desprestigiado Luis Almagro vigilar elecciones de 2021

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El Partido Nacional de Honduras, acusado de fraguar un fraude electoral en el 2017 para mantener en el poder a Juan Hernández, ha solicitado en las últimas horas la observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante las elecciones internas de marzo de 2021.

La petición del gobernante partido hondureño, salpicado por la corrupción y vínculos con el narcotráfico, fue hecha por su presidente, el diputado y exministro de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS), Reinaldo Sánchez, quien viajó hasta New York para reunirse este martes con el secretario general del organismo continental, Luis Almagro.

Lea también: Diputados de Honduras sacan la chequera del Estado en busca de votos

En las cuentas del Partido Nacional de Honduras se informó que en la reunión se le solicitó el apoyo para que exista observación electoral en las próximas elecciones de marzo de 2021. “Como partido político sabemos que las elecciones internas deben de ser impecables y para esto la observación internacional es fundamental”, indicó el instituto político en Twitter.

Las imágenes muestran la cordialidad y camaradería entre el Secretario General de la OEA y los miembros del Partido Nacional, entre los que también estuvo su vicepresidenta Olga Alvarado y el diputado Carlos Ledezma.

UNA OEA Y UN ALMAGRO SIN CREDIBILIDAD

En los últimos años la OEA ha perdido legitimidad por validar procesos electorales viciados por fraude, como ocurrió en Honduras en el 2017 y por refutar resultados en las elecciones celebradas en Bolivia en octubre de 2019.

Almagro, quien fue canciller de Uruguay durante el gobierno del expresidente, José “Pepe” Mujica, ha sido desconocido por el propio Mujica, que considera que su pupilo cambió y equivocó su camino al respaldar y atender únicamente los dictados de Washington.

A finales de agosto de este año, Julio Arbizú, ex procurador de la fenecida Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), confirmó -en el programa Directo al Grano producido por Radio Progreso y conducido por el periodista José Peraza- que su renuncia y la del exjefe de esta instancia de la OEA, Juan Jiménez Mayor, obedeció al pacto existente entre el presidente hondureño Juan Hernández y Luis Almagro.

Arbizú también dijo que recibieron presiones de grupos en Honduras para no investigar los casos que denunció Berta Cáceres antes de ser asesinada. Además, reveló que fueron presionados para no nombrar a Luis Javier Santos como jefe de la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC) del Ministerio Público.

El Partido Nacional tiene dos aspirantes fuertes para ocupar la candidatura oficial de ese instituto político y que se definirá en las elecciones primarias que se llevarán a cabo en marzo de 2021: el alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura y el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva Herrera.

También lea: UFERCO investiga al alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura, por lavado de activos

En las últimas horas Asfura ha sido señalado por el Ministerio Público por el supuesto desvío y mal manejo de fondos del erario por más de 28 millones de lempiras. En caso de ser declarado culpable, le quedaría el camino libre al presidente del Legislativo, Oliva Herrera, para ser el candidato presidencial por el partido de gobierno

Cabe señalar que la MACCIH fue desmantelada por el Congreso Nacional, luego que Juan Jiménez Mayor acusara públicamente a Oliva Herrera de encabezar una red de diputados dedicados a sustraer fondos públicos a través de fundaciones y organizaciones no gubernamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.