Para que Juan Hernández tenga el poder absoluto,  solo falta ponerle precio a algunos diputados liberales y de Libre

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. – Una de las preocupaciones que existe alrededor de la figura de quererle dar rango constitucional a FUSINA es la concentración de poder, que primero vino por un pacto con la estructura castrense al crear la Policía Militar del orden Público (PMOP), a la cual se le quiso dar ese trato, dijo Wilfredo Méndez, director del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH).

Luego está la creación de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), que se vendió con la idea de la necesidad de brindar seguridad a la población y oponerse a ella hubiese parecido, para quien lo hiciera, que se oponía a brindarle seguridad al pueblo.

Y no se trata de eso, sino de la concentración de poder, reiteró Méndez, quien señaló además que preocupa muchísimo que el jefe del régimen, Juan Hernández quien tiene el control a través de la fuerza de las armas, se convierta a FUSINA en una instancia constitucional que le pueda dar un poder absoluto que no tenga los controles constitucionales y la efectiva independencia de poderes.

La estructura militar ha logrado una fuerte concentración de poder a tal grado que quien tiene la primera línea de mando en la represión contra el pueblo, son las Fuerzas Armadas y la estructura castrense sigue controlando la Secretaría de Seguridad, sino hay que ver todos los directores, todos son exmilitares.

En ese sentido la Policía Nacional civil no ha tenido la fortaleza que debe tener para poder una seguridad pública efectiva, puntualizó Méndez.

Solo basta con preguntarle a la gente cuantas veces lo han asaltado en la calle, cuantos secuestros express, o a cuantos les han puesto un puñal o una pistola, la delincuencia común sigue igual.

Donde se puede ver un poco de avances es en la lucha contra el narcotráfico, pero esto se debe a la presencia de los Estados Unidos.

Cuando queremos ejercer algunos niveles de que se aplique la justicia, vemos a un Ministerio Público y a unos jueces supeditados al poder militar cuando van a estas acciones conjuntas y ahí realmente se pierde la independencia de poderes y podría darse haber un choque constitucional en esta iniciativa de querer darle rango constitucional a Fusina, señaló el defensor de derechos humanos.

Lo que requiere un orden constitucional necesita una mayoría calificada en el Congreso Nacional. Una pretensión que se miraba en perspectiva era la elección del nuevo Fiscal General, pero eso es pan comido para los nacionalistas porque si no logran que haya un consenso, ya la ley, que ellos reformaron hace dos años establece que si no hay elección el actual fiscal se queda.

Por esta razón, Oscar Chinchilla ahora se da el lujo de decir que no quiere reelegirse, apuntó Méndez.

Si es de tanto interés para tener un control absoluto del poder, solo falta ponerles precio a algunos diputados liberales y a unos cuantos de Libre y ya tendrán mayoría calificada, por lo tanto, se requerirá de mucha fuerza y honestidad en el Congreso Nacional.

Las únicas medidas que existen en este contexto son las acciones internacionales. El 3, 4 y 5 de abril viene el comisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y también relator para los temas de privados de libertad y ahí habrá que poner las denuncias del caso como se hizo hace unos días en las audiencias temáticas de la CIDH.

5 comentarios en “Para que Juan Hernández tenga el poder absoluto,  solo falta ponerle precio a algunos diputados liberales y de Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.