Actualidad|Derechos Humanos

ONU Mujeres insta a países de la región a ratificar convenio sobre violencia y acoso en el trabajo

violencia y acoso en el trabajo

Compartir

 

Tegucigalpa.- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y ONU Mujeres instaron a los países de América Latina y el Caribe a ratificar el Convenio 190 sobre la Violencia y el Acoso en el entorno laboral, que entró en vigencia este viernes.

La norma internacional es esencial para “para construir un futuro del trabajo más digno, seguro y saludable”, señala ONU Mujeres en su página web.

La violencia y el acoso son inaceptables en cualquier momento y lugar, pero con la pandemia del COVID-19 “debemos estar más alertas que nunca” debido a que el riesgo es mayor, señala el organismo internacional.

Los detonadores de esta violencia pueden ser “la frustración, la presión económica, el estrés”, y el riesgo de sufrirla es mayor para las mujeres trabajadoras.

Por su parte, el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, dijo que la violencia no solo es una grave violación de derechos sino que tiene un impacto negativo sobre el empleo, las condiciones de trabajo y la productividad.

Debido a la pandemia, el empleo femenino prácticamente desapareció en áreas como el comercio, la hostelería y de servicios, y aquellas que lo conservaron se vieron expuestas a violencias laborales, sobre todo en el trabajo doméstico y sanitario, donde están propensas a ataques violentos y al acoso, que también se manifiestan en los medios de transporte.

Noticias relacionadas: Cuatro mujeres periodistas revelan el acoso en las salas de redacción de Honduras

El Convenio 190 promueve espacios seguros en el entorno laboral y reconoce que la violencia doméstica afecta la participación de las mujeres en el trabajo, así como su productividad, acceso al empleo y su salud.

Contar con el trabajo de las mujeres es fundamental, de allí que la definición amplia y abarcadora del Convenio 190 “debería ser un compromiso para que los países se aboquen a resolver esta injusticia y coloquen a las mujeres en el centro de sus medidas de recuperación post-COVID”, dijo la directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, María Noel Vaeza.

El Convenio 190 aclara lo que debe entenderse por violencia y acoso en el mundo del trabajo y además precisa las medidas que se deben adoptar para prevenirla y abordarla, así como quién debe hacerlo.

Además es de amplio alcance ya que aplica a todas las personas en el mundo laboral, el entorno, a todos los demás trabajadores y trabajadoras, independientemente de su situación contractual, a aprendices, voluntarios, entre otros. Así mismo, a las personas que ejercen la autoridad, las funciones y las responsabilidades del empleador.

El convenio establece que la violencia y el acoso “pueden constituir una violación o un abuso de los derechos humanos” y “una amenaza para la igualdad de oportunidades”,  los cuales “son inaceptables e incompatibles con el trabajo decente”. Reconoce además que  la violencia por razón de género afecta de forma desproporcionada a mujeres y niñas.

Leer más: Un 48 % de mujeres periodistas en Honduras han sufrido acoso en las salas de redacción

Hasta la fecha, solo tres países de la región han ratificado esta norma internacional, Argentina, Ecuador y Uruguay.

A partir de la ratificación, los países tienen un año para que el convenio entre en vigor a nivel nacional. Durante ese tiempo se genera un diálogo entre Estado, empleadores y trabajadores para definir el camino hacia cambios normativos e impulsar cambios culturales con el fin de generar un entorno de cero tolerancia a la violencia y al acoso en los lugares de trabajo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.