Congresista Torres pide a Corte de Honduras

Norma Torres presionará para la extradición de Juan Orlando Hernández

Compartir

Tegucigalpa. –Aunque no fue directa al dar su nombre, la Congresista demócrata Norma Torres dejó entrever en las últimas horas que muy pronto se registrará la extradición del hasta ahora presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

“Esta noche estoy orando por la gente en #Honduras. Mañana comenzamos a llamar por la extradición del nombrado en la corte de NY. Paciencia, la pesadilla ya mero termina”, escribió en su cuenta de Twitter la congresista estadounidense, de origen guatemalteco.

En septiembre de 2019, Torres cuestionó las intenciones del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de continuar realizando acuerdos con el gobernante hondureño, refiriéndose a él como un «narcotraficante acusado».

En marzo de 2021, Torres llamó nuevamente, desde sus redes sociales, de narcotraficante a Hernández y anunció que había cortado la asistencia y el equipo militar para “el narcoestado hondureño” y se dirigió al gobernante como al jefe del cártel.

Torres hizo la publicación la noche del domingo a pocos días de que Hernández cese en el cargo, ya que el 27 de enero asume la presidencia de Honduras, Xiomara Castro, quien derrotó en las elecciones de noviembre al partido de Hernández, el conservador Partido Nacional.

Castro asumirá el poder en un clima tenso con la juramentación de dos juntas directivas del Congreso Nacional, una acuerpada por ella y que encabeza el diputado Luis Redondo y otra apoyada por los partidos Nacional, y Liberal, este último liderado por Yani Rosenthal, exconvicto de Estados Unidos por lavado de activos ligados al narcotráfico.

También lea: Honduras sumergida en una nueva crisis política ¿Cómo se saldrá de ella?

De acuerdo con la cobertura de medios de comunicación en la Corte del Distrito Sur donde se han ventilado los juicios a hondureños extraditados a Estados Unidos, por cargos de narcotráfico, el nombre del presidente hondureño ha sido mencionado en múltiples ocasiones.

Aunque no se menciona específicamente su nombre, la Fiscalía de Nueva York ha utilizado el código CC-4 para referirse a Juan Orlando Hernández, en documentos desclasificados que han sido del conocimiento público, relacionados al caso de su hermano, Juan Antonio “Tony” Hernández y de Geovanny Fuentes.

En febrero de 2021 un documento de la Corte de Nueva York, relacionado al narcotraficante, Geovanny Fuentes, señaló que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue objeto de investigaciones además de otros “altos cargos” del Gobierno.

Asimismo, documentos presentados por fiscales, siempre relacionados al caso de Fuentes, señalaban que ya para el 2013, cuando fue electo presidente, Hernández había aceptado “millones de dólares” de fondos procedentes del narcotráfico a cambio de proteger a los narcotraficantes, de fiscales y policías incluso hasta de la extradición.

Los documentos de la Corte de Nueva York refieren además que el Gobierno de Honduras no contribuyó a las peticiones de pruebas relacionadas a“Tony” Hernández.

El 30 de marzo de 2021, Tony Hernández fue sentenciado, por el juez Kevin Castel, a cadena perpetua más 30 de prisión por los delitos de narcotráfico, tráfico de armas, conspiración para introducir droga a Estados Unidos y falso testimonio.

Fuentes fue condenado el 22 de marzo de 2021 por delitos de conspiración para enviar cocaína a Estados Unidos, posesión de armas de fuego y conspirar para usar y portar esas armas. Su sentencia, que ha sido aplazada tres veces, ha sido reprogramada para el ocho de febrero.

El documento judicial presentado en el juicio de Geovanny Fuentes señaló además que Honduras tampoco ha «respetado peticiones de extradición» de posibles testigos contra el presidente hondureño, como el exvicealcalde del municipio de Gracias, Lempira, Mario José Calix Hernández, o el exalcalde de Yoro, Arnaldo Urbina Soto.

SOBORNOS

En marzo de 2021, en el juicio de Geonanny Fuentes, un testigo protegido identificado bajo el seudónimo de José Sánchez afirmó que presenció cuando Juan Orlando Hernández le dijo al alcalde de Choloma, Leopoldo Crivelli que «los hondureños son pendejos, con una cerveza y una carnita te dan su voto».

Además, contó que Hernández recibió un maletín negro con aproximadamente US$ 15,000 de manos de Geovanny Fuentes, quien le dijo «para que se ayude con la campaña».

Siempre en la reanudación del juicio contra Geovanny Fuentes, en la corte del Distrito Sur de Nueva York, el exjefe de los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga declaró que el acusado afirmó tener videos que muestran al presidente Juan Orlando Hernández recibiendo cargamentos de cocaína en los aeropuertos de San Pedro Sula y Tegucigalpa.

El exjefe de Los Cachiros reveló además que había entregado un soborno de US$ 250 mil en efectivo a la hermana del entonces candidato a la presidencia por el Partido Nacional, Hilda Hernández, con apoyo del actual diputado del Partido Nacional por Colón, Oscar Nájera.

Ante el mar de acusaciones, el presidente hondureño recurrió en aquella ocasión a las redes sociales para defenderse de las imputaciones en su contra por su supuesta participación en el narcotráfico. Hernández estableció que la utilización de fotografías que se habían utilizado en el juicio a Giovanny Fuentes parecía que se estaban usando de forma malintencionada y engañosa.

El también narcotraficante Víctor Hugo Díaz, alias “El Rojo”, reveló que había entregado, en el 2015, a Tony Hernández, USD 40,000 para financiar la campaña de Juan Orlando Hernández para reelegirse como diputado.

Y en el juicio a Tony Hernández, en octubre de 2019, fiscales afirmaron que el narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera, más conocido como el «Chapo Guzmán», le habría pagado un soborno de un millón de dólares al presidente hondureño a través de su hermano, Tony Hernández.

Durante la lectura de la sentencia de Tony Hernández, el juez de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Kevin Castel, afirmó que el tráfico de drogas en el que participó el acusado fue patrocinado por el Estado de Honduras.

Todos estos hechos ponen en aprietos al gobernante hondureño, máxime cuando exfuncionarios de la Casa Blanca han advertido que una vez salga del poder la justicia de Estados Unidos podría accionar en su contra y abrirle un proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.