Actualidad|Noticias Destacadas

Niñez migrante de Honduras, un problema en ascenso cuya solución es compartida con EE. UU.

Niñez migrante de Honduras

Compartir

Tegucigalpa.- La Coordinadora de Instituciones Privadas Pro las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden) manifestó su preocupación ante el incremento de niñas y niños retornados a Honduras, reportados por el Sistema Integral de Garantía de Derechos de la Niñez y Adolescencia en Honduras (Siganadeh).

De acuerdo con el reporte citado por Coiproden, hasta el 6 de febrero ya se registran 1,332 niños y niñas retornados tanto de México y Estados Unidos; con un incremento del 25% en la participación de niñas hondureñas en la ruta migratoria

«De la participación de niñas, niños y adolescentes según sexo, preocupa de sobremanera los porcentajes que reflejan un aumento significativo de niñas en la migración», señaló Coiproden. A la vez que citó que, en enero de 2021, el porcentaje de participación de niñas en el fenómeno migratorio era de 19.4%.

«Los riesgos de las niñas de ser víctimas de trata y tráfico, explotación sexual y comercial, embarazos no deseados, violaciones, entre otros riesgos que conlleva la migración, obliga a la institucionalidad a tomar acciones urgentes para proteger los derechos humanos de este sector poblacional», compartió Coiproden.

Nota relacionada: Migración: A falta de esperanza, Honduras pierde su capital humano e intelectual

Desde México, el titular de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Andrés Ramírez, reveló el pasado domingo, 6 de febrero, desde su cuenta en Twitter que los niños, niñas y adolescentes (NNA) de Honduras, acompañados y no acompañados, que solicitaron durante enero de este año la condición de refugiados fueron 455. Mientras que el total de los solicitantes de refugio por Honduras, sin rango de edad, fueron 1,374 personas.

RALENTIZAR FLUJO MIGRATORIO DE NIÑEZ HONDUREÑA, UN PROBLEMA DE DIFÍCIL SOLUCIÓN

Durante su entrevista con Criterio.hn a finales de enero, el director de Alianza Américas, Óscar Chacón, señaló que para frenar la migración en Honduras no bastaba únicamente combatir la corrupción, sino que además es necesario revisar políticas económicas y sociales.

En el tema de la niñez migrante afirmó que la situación se complica porque entran en juego problemas que no necesariamente están al alcance del gobierno de Honduras. Entre ellos, reformas a la Ley Migratoria de los Estados Unidos.

Lea también: México registra incremento de nueve veces más niñez migrante en primer trimestre de 2021

Para Chacón, el fenómeno de la migración en niñez y adolescencia parte del hecho que durante años hondureños y hondureñas han salido hacia Estados Unidos dejando a sus hijas e hijos pequeños en Honduras. Pese a que aún no alcanzan estabilidad en su estatus migratorio, «añoran ver y tener a sus hijos con ellos».

Chacón señaló que, al no poderlos llevar legalmente, optan «desdichadamente» por pagar a un coyote para que lleve a sus hijos, algo que «genera una cadena enorme de problemas» que tiene más de diez años de estar sucediendo. Es un desafío que no está solamente en manos del gobierno hondureño solucionar, concluyó Chacón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.