Living out.

Mutilados por “La Bestia” piden a EE UU y Honduras que generen empleos

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

amputados

Ocho hondureños que sufrieron mutilaciones al caer del tren conocido como  «La Bestia» solicitan a los gobiernos de Estados Unidos y Honduras, unirse y generar oportunidades de empleo en Centroamérica.

Los “Catrachos” víctimas de “La Bestia” son: Efraín Vásquez, quien perdió una de sus piernas la pérdida fue de una pierna después de la misma caída en el 2001. Benito Murillo perdió una pierna y un brazo en el 2005 tras caerse del tren conocido como «La Bestia» en su camino hacia Estados Unidos.

Además el joven José Luis Hernández se quedó sin pierna y brazo en el año 2006 tras perder el equilibrio y caer entre la ruedas de esa locomotora que algunos llaman el «tren de la muerte».

La semana recién pasada,  estos tres hondureños, junto a otros compatriotas, contaron sus historias en Nueva York con la finalidad  de dar a conocer ese lado negro y triste  de la inmigración y pedir a su gobierno y al de los Estados Unidos,  que  en lugar de militarizar la frontera y construir esos enormes muros, generen empleo en Centroamérica y dejen de deportar inmigrantes.

José Luis Hernández,  dijo a los medios norteamericanos reunidos en Manhattan, Nueva York,  que es posible evitar tragedias si hay voluntad política.

Hernández,  relató que cayó del tren que cruza México,  cuando se encontraba entre dos vagones e intentó quitarse un zapato porque tenía el pie hinchado, esto debido a que tenía varios  días sin casi comer ni dormir,  se vino abajo, al igual que cientos de centroamericanos que cada año suben como pueden al ferrocarril con la esperanza de llegar a la frontera estadounidense.

Durante el pasado mes de  marzo, el grupo de 13 inmigrantes hondureños mutilados por “la bestia” fueron detenidos en el Estado de Texas,  cuando se dirigían a Washington para hablar con el presidente, Barack Obama, sobre los peligros de la migración ilegal a la unión americana. Previamente dialogaron con autoridades de México.

Luego de vivir una terrible  odisea de más de un mes, un grupo de inmigrantes mutilados que partió del progreso; Yoro al norte de Honduras, llegaron al Estadod de Texas , adonde fueron detenidos por las autoridades del Servicio de Inmigración de EUA (ICE), el pasado 22 de marzo del presente año.

Los 13 fueron enviados a un centro de detención en el norte de San Antonio, Texas y en ese entonces Norman Varela, portavoz del grupo de la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad, denunció que fueron maltratados por parte de los oficiales de migración.

Varela dijo que fueron tratados como si fueran terroristas y ellos estaban  enfermos  y los encerraron en celdas separadas sin mantas ni nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.