Movilización nacionalista no frena acusaciones del IHSS

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Acompañado de los diputados nacionalistas, el presidente hondureño, Juan Hernández, encabezó una manifestación en los bajos del Congreso Nacional, donde llegaron centenares de nacionalistas para respaldar las acciones de su gobierno.

Acompañado también de los empleados públicos y de las autoridades  del Partido Nacional, actualmente en el poder,  Hernández pronunció un   discurso tras las últimas acusaciones de la oposición que acusan con varios cheques,  a ese instituto político de ser responsables de la quiebra del Instituto Nacional de Seguridad Social (IHSS).

En su alocución el presidente expresó que a él “ni no lo van a ver con una guitarrita queriendo animar, a mí me van a ver trabajando con burros, con zapatos, trabajando, trabajando y trabajando”, en pleno señalamiento al expresidente Zelaya que en algunas ocasiones carga su guitarra y canta con sus seguidores. 

Dijo que sus verdaderos enemigos son la pobreza las desigualdades y el crimen que ha dejado tantas muertes en el país, más adelante señalo que no va a pelear con nadie porque su papá le enseño a no pelear, pero al hacer estas marchas en el mismo lugar que la oposición demuestra que “está respondiéndoles” consideran analistas políticos.

Preguntó por qué la oposición se molesta porque él es felicitado por Transparencia Internacional por tener un convenio para hacer transparente las gestiones en su gobierno. Interrogó también a los asistentes por qué se molestan  por qué su gobierno es  líder en la región en el  avance contra la inseguridad que  ha abate al país por culpa de aquellos que ya estuvieron y que quieren regresar a la fuerza.

Desde muy temprano comenzaron a llegar los buses con gente de las diferentes colonias y de algunos departamentos a las cercanías del estadio nacional y del mercado la isla para participar en la movilización convocada por el propio presidente Juan  Hernández. 

También llegaron los empleados públicos de las diferentes secretarías de estado y de las instituciones centralizadas y descentralizadas del gobierno y los empleados de la alcaldía municipal que también está regida por el partido nacional. Hay acusaciones que las personas llegaron porque se les ofrecieron desde 50 hasta 300 lempiras por asistir a la movilización nacionalista y CRITERIO pudo comprobar que en verdad se les pagó a muchas personas por ir a la manifestación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.