México amenaza hasta con 10 años de cárcel a migrantes de caravana que va hacia EE. UU

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

foto: nuestraesquipulas.com

Tegucigalpa, Honduras.- El Gobierno de México, que preside Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a través del Instituto Nacional de Migración (INM), lanzó este jueves un comunicado en donde se pone al tanto a los migrantes hondureños que van en una nueva caravana hacia los Estados Unidos sobre las penas aplicables por transitar por el país azteca de forma irregular.

El comunicado dice que la normativa mexicana es para proteger a todas las personas extranjeras que, en su contexto de movilidad, transiten por México en situación de irregularidad.

“En el marco de las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno de México ante la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2, existe la instrucción para que todos los que hagan uso de las instalaciones de INM, como en las áreas de internación en el país, dígase autoridades civiles, militares y particulares, deberán cumplir con los protocolos de salud para acompañar la lucha contra esta enfermedad”, indica el comunicado.

Luego, el gobierno de AMLO explica que el artículo 144 del Código Penal del Estado de Chiapas, determina hasta cinco años de prisión, mientras que el Código Penal del Estado de Tabasco fija entre dos y hasta 10 años de prisión a quien cause a otro un daño en la salud.

Por su parte, el Código Penal Federal, en su artículo 199-Bis, establece que será sancionado de 3 días a tres años de prisión y hasta 40 días de multa, “quien a sabiendas de que está enfermo de un mal grave en periodo infectante, ponga en peligro de contagio la salud de otro”.

Las autoridades mexicanas dicen que lo que buscan es hacer cumplir la Ley de Migración y que se realizan acciones de “control, verificación y revisión de entradas, salidas, tránsito y estancia de personas extranjeras en territorio nacional, a fin de promover una migración segura, ordenada y regular”.

Honduras registró este jueves un nuevo éxodo de migrantes, en donde ya se reportó la primera víctima mortal después de que un migrante originario de San Pedro Sula, zona norte de Honduras, cayera de una rastra a la altura de Guatemala.

La víctima fue identificada únicamente como “Kike”, quien perdió su vida por su deseo de llegar a los Estados Unidos en busca de trabajo y mejores condiciones sociales.

Durante la noche del miércoles y la madrugada del jueves, centenares de hondureños -muchos de ellos menores de edad- salieron desde la Central Metropolitana de San Pedro Sula en rastras, camiones, carros particulares y buses.

Nota relacionada “Ayer decidí irme”, dice uno de los dos mil hondureños de la caravana de migrantes rumbo a EEUU

Ya en la frontera con Guatemala, un grupo de militares hondureños impidió el paso a los migrantes, sin embargo, estos se lanzaron por puntos ciegos e igualmente ingresaron al vecino país. Del otro lado, los policías y militares guatemaltecos, no pudieron contener a los migrantes quienes rompieron el cerco policial por la fuerza.

La institución gubernamental Migración de Guatemala informó que la mayoría de hondureños no presentó ningún documento de identidad para dejar constancia de registros migratorios.

Guatemala externó su preocupación por la situación de la pandemia y estudia la forma de cómo atender al grupo de hondureños que cruza su territorio. Mientras que, en redes sociales, miles de guatemaltecos insultaron a los hondureños manifestándoles que se regresaran a su país y los responsabilizaban por posibles focos de contaminación por el nuevo coronavirus.

Criterio.hn buscó la valoración del sociólogo Elvin Hernández, del Equipo de Reflexión Investigación y Comunicación (Eric), quien dijo que la pandemia es real, incapacitante y mortífera, pero que estos migrantes han preferido irse que morir de hambre en Honduras.

“Hay muchas familias con dolor, luto, mucha rabia, con mucha incertidumbre, y muchas personas no saben cómo canalizar esa parte. Todos los datos apuntan a que la pandemia continúa su rumbo, sin embargo, ese no es el problema principal para ellos. No es lo que los hace salir corriendo, si fuese así, saben que en la caravana tienen un mayor riesgo de contagio, ¿entonces de qué huyen?, se van por la corrupción e impunidad, por la concentración de riquezas que hay en el país”, dice Hernández.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.