Médicos sin Fronteras urge implementación de protocolo de atención a víctimas de violencia sexual

Con MSF operando solo en San Pedro Sula y Choloma, Médicos Sin Fronteras enfatiza la crítica situación de la implementación del Protocolo de Atención a Víctimas de Violencia Sexual en Honduras, instando a una acción inmediata para extender los servicios a todas las regiones del país.

Tegucigalpa, Honduras. – A pesar de la aprobación del Protocolo de atención integral a víctimas de violencia sexual hace un año y medio, su implementación en Honduras sigue siendo insuficiente. Según Médicos Sin Fronteras (MSF), en 2023 se atendieron 719 casos de violencia sexual.

A razón del alto número de atenciones por violencia sexual, Médicos Sin Fronteras (MSF), insta para que garanticen una respuesta integral con puntos de atención definidos y circuitos de referencias en todas las regiones del país debido a la urgencia de una respuesta integral y efectiva por parte de las autoridades.

“Es urgente que se garantice una respuesta integral, se definan puntos de atención y circuitos de referencias en todas las regiones del país”, expresó Laura Fonseca, responsable de asuntos humanitarios de MSF.

Laura Fonseca, responsable de asuntos humanitarios de Médicos Sin Fronteras.

De acuerdo con la organización médico-humanitaria de carácter internacional, la implementación del referido protocolo sigue siendo “insuficiente” en los centros de salud y hospitales del país, además enfatiza que las personas tienen muy pocas opciones en dónde pueden acudir en caso de sufrir un evento de violencia sexual.

De interés: Protocolo de atención a víctimas de violencia sexual sigue sin materializarse en el sistema de salud pública  

URGENTE APLICACIÓN

Médicos Sin Fronteras, dio a conocer la historia de Patricia, una joven de 15 años que sufrió violación sexual, «Fue el dolor más grande que sentí en mi vida», relata Patricia.

En su testimonio señala que, al día siguiente, habló con un consejero escolar por miedo a ser juzgada por su familia. Como Patricia, un tercio de las atenciones de MSF en 2023 fueron a menores de 18 años, siendo la mayoría de los agresores familiares, parejas y conocidos. En Tegucigalpa, el 73% de los perpetradores eran personas de confianza para las víctimas.

La violencia sexual no discrimina edades; el 69% de las víctimas en 2023 fueron adultos. Además, aunque el 84% de las víctimas fueron mujeres, un 16% de los casos involucró a hombres y niños, subrayando la necesidad de una atención inclusiva y sin estigmatización.

MSF destaca la urgencia de crear espacios seguros y brindar apoyo económico y legal a las víctimas. Sólo el 12% de los casos atendidos en 2023 llegaron dentro de las cruciales 72 horas posteriores al evento, tiempo esencial para prevenir infecciones, embarazos y brindar primeros auxilios psicológicos.

En 2023, MSF proporcionó métodos anticonceptivos de emergencia a 45 mujeres, pero se registraron 6 embarazos no deseados debido a la falta de respuesta oportuna.

Laura Fonseca, recalca la necesidad de prevenir embarazos forzados dentro de los primeros cinco días. «La maternidad forzada afecta la salud física, mental y socioeconómica de las mujeres, y en algunos casos, las obliga a recurrir a métodos inseguros para interrumpir el embarazo», advierte Fonseca.

Por otro lado, el caso de Mariela (otra víctima de violencia sexual) ilustra la gravedad del problema. Tuvo que trasladarse hasta Tegucigalpa, capital de Honduras, para recibir atención después de la agresión debido a que en su comunidad el sistema de salud pública no ha implementado el protocolo de atención a víctimas sobrevivientes de violencia sexual.

 «No podía quitarme la ropa ni ir al baño, tenía que dormir tal cual me dejaron los agresores», cuenta Mariela, quien al llegar a Tegucigalpa recibió atención medica en un centro de salud apoyado por MSF.

MSF llama a las autoridades a implementar el Protocolo de atención integral a víctimas de violencia sexual con urgencia.

Lea: Protocolo de atención a víctimas de violencia sexual presenta vacíos

CONSTANTE DENUNCIA

Las organizaciones de mujeres han denunciado de manera constante la no implementación del Protocolo de Atención a Víctimas sobreviviente de Violencia Sexuales, sin embargo, hasta la fecha no se ha materializado.

El referido protocolo de atención a víctimas sobrevivientes de violencia sexual, es una guía legalmente establecida en Honduras, que brinda cuidados necesarios sin importar edad, sexo, religión, orientación sexual o identidad de género, fue anunciado en diciembre de 2022 y se aprobó el 24 enero de 2023 mediante el acuerdo 14874-2022.

Regina Fonseca, vocera de GE Pae

A Criterio de Regina Fonseca, vocera de GE Pae, “todavía se presentan desafíos en la implementación efectiva y clara del protocolo, lo que ha imposibilitado la atención a las sobrevivientes de violencia sexual a través del uso de este protocolo”.

A razón de ello, urgen a la Secretaría de Salud (Sesal) garantizar el acceso a los servicios de salud adecuados y de calidad para las víctimas.

Por otro lado, las organizaciones señalan que existe un subregistro debido a que no todas las víctimas de violencia sexual acuden a los entes judiciales a interponer una denuncia ni mucho menos a un centro hospitalario.

Desde el 2011, la organización internacional Médicos Sin Fronteras — organismo internacional que formó parte de las organizaciones que trabajaron para la aprobación del protocolo de atención a víctimas de violencia sexual—, aten dio a víctimas de violencia sexual de manera integral en Tegucigalpa, San Pedro Sula y Choloma, estas dos últimas ciudades al norte de Honduras.

Actualmente, MSF sólo cuenta con un proyecto en San Pedro Sula y Choloma que atiende a víctimas de violencia sexual. En lo que va del 2024 ha atendido más de 207 casos en esos dos municipios.

Ante este panorama, la organización médico humanitaria y las organizaciones de mujeres como GE PAE, insisten en la necesidad de definir puntos de atención y circuitos de referencia en todo el país, formar al personal de salud y sensibilizar a la población sobre la violencia sexual como una emergencia médica.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte