Derechos Humanos|Noticias Destacadas

La última caravana migrante en tiempos de JOH

La última caravana migrante

Compartir

Tegucigalpa.- Un nuevo éxodo de miles de migrante se anuncia que saldrá desde Honduras rumbo a Estados Unidos en busca del denominado “sueño americano” a pocos días de finalizar el segundo periodo de gobierno del mandatario Juan Orlando Hernández.

nueva caravana de migrantes

La primera caravana migrante en Honduras partió, el 13 de octubre de 2018, desde la ciudad de San Pedro Sula con al menos mil hondureños agobiados por la pobreza y la violencia, número que fue aumentando por su paso en varios departamentos de la nación sumado a guatemaltecos, salvadoreños e incluso mexicanos.

Apenas unos días después, el 21 de octubre, se conformó con más de tres mil hondureños y otras tres se unieron provenientes de El Salvador, generando así una crisis migratoria sin precedentes convirtiéndose en una modalidad que surge cada año.

Para enero de 2019, se convocó a través de redes sociales a una nueva caravana migrante desde la Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula que, en grupos pequeños, fueron llegando a la frontera con Guatemala hasta alcanzar más de 2,000 personas, entre estas, madres solteras y menores no acompañados.

Al siguiente año, un nuevo éxodo masivo se preparó para llegar a Estados Unidos, sin embargo, las políticas migratorias del entonces presidente Donald Trump y el sometimiento de las naciones centroamericanas, incluido México, impidió el avance de las personas siendo víctimas de violencia por parte de agentes migratorios de Honduras y Guatemala implementando un despliegue armado de unos 7,000 agentes policiales entre las fronteras de Agua Caliente y Corinto.

No obstante, las medidas disuasivas no impidieron la conformación de más caravanas, ni siquiera la pandemia de la COVID-19, por el contrario, aumentó el número de migrantes forzados a abandonar el país por el aumento de la miseria debido a las medidas aplicadas por el gobierno de Hernández para contener el avance del virus.

En 2021, los éxodos masivos incrementaron pese a los obstáculos y represión a la que fueron sometidos, alrededor de tres caravanas migrantes partieron en enero, marzo y la denominada “la madre de las caravanas” en octubre con miles de migrantes procedentes de Honduras, Haití, El Salvador, y Guatemala.

Nota relacionada Caravanas migrantes son una expresión del fracaso del sistema y de la humanidad: Padre Melo

AUMENTO DE MIGRANTES RETORNADOS

Según datos oficiales del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional (Conmigho), en 2021 fueron retornados a Honduras 52,986 personas, de estos, 41,774 fueron desde México, 10,527 desde Estados Unidos y 666 de otra nación de Centroamérica.

Del total de deportaros, 45,050 son adultos y 7,918 menores de edad en su mayoría viajan sin un acompañante.

Con la llega de Hernández al poder, en 2014 el número de migrantes deportados fueron 80,996 registros que superaron las cifras de años anteriores; para 2017 el número disminuyó a 48,022, sin embargo, tras la consumación de la ilegal reelección el número se duplicó en 2018 a 75,279, en 2019 a 109,185.

Cabe señalar que pese a que durante varios meses del 2020 con el azote de la pandemia las fronteras fueron cerradas al igual que puertos aéreos, no obstante, las deportaciones no se detuvieron sumando así 36,588.

una marea humana
Padres con sus hijos em brazos salen en busca del sueño americano ante la desesperanza que viven en Honduras

LA ÚLTIMA CARAVANA MIGRANTE DEL MANDATO DE JOH

A pocos días que “JOH”, como popularmente se le conoce al gobernante hondureño, salga de la presidencia y asuma Xiomara Castro del opositor Partido Libertad y Refundación (LIBRE), se anuncia la conformación de una nueva caravana migrante.

La convocatoria es a través de redes sociales desde el año anterior, existe un grupo en la plataforma de Facebook creado el 13 de octubre anunciando que este 15 de enero saldrán tres caravanas que se unirán en la frontera con Guatemala, una desde Chinandega, Nicaragua, otra de San Pedro Sula, Honduras y una tercera desde El Salvador.

La esperanza de quienes huyen de sus naciones es encontrar una vida mejor en los Estados Unidos que les permita ayudar a sus familiares, huyen de la violencia orquestada por grupo criminales, la pobreza y la falta de un empleo con salarios dignos.

“Sale una nueva caravana de migrantes porque no hay expectativas de trabajo, hay temor de desempleos masivos y hay aumento de la violencia y amenazas a muerte en la población por lo que muchos ya decidieron irse”, expresó la defensora de derechos humanos, Itsmania Platero.

Nota relacionada Caravana de migrantes se debe a la agudización de la crisis económica

AMENAZAS DE GRUPOS CRIMINALES

Según una denuncia hecha por Platero, existen grupos armados en la frontera de Guatemala con México obligando a los conductores a detener su trayecto y verificar los vehículos en busca de migrantes, drogas y armas.

Los vecinos de la región solicitaron la presencia de las autoridades policiales, esto por los secuestros que son víctimas los migrantes para extorsionar a sus familias con sumas de dinero impagables y, en algunos casos, cobrarles por cruzarlos a Estados Unidos.

GUATEMALA SE PREPARA PARA CONTENER ÉXODO

Las autoridades de Guatemala anunciaron que se preparan ante la llegada de un nuevo éxodo pretendiendo activar un plan de contención conformado por alrededor de 15 entidades estatales.

Según se conoció, no se permitirá el paso de personas que no cumplan los requisitos migratorios establecidos y los protocolos sanitarios contra la pandemia como ser la prueba de COVID-19.

Nota relacionada Caravana migrante: el síntoma de un país sin alternativa

Un comentario en “La última caravana migrante en tiempos de JOH

  1. Según el Banco Mundial “ los altos niveles de crimen y violencia son el mayor desafío para el desarrollo de Honduras… los costos anuales de la violencia representan un 10% del PIB- US $ 900 millones. Yo sostengo que un factor que contribuyó a la violencia y elevados homicidios es la importación y puesta en ejecución de la fallida “guerra contra las drogas” , que ha tenido elevados costos para Honduras en vidas humanas, uso de valiosos recursos presupuestarios públicos, intensificación de un clima de inseguridad, daños a la actividad productiva, inseguridad a las inversiones y, en general, pérdida de concentración de la acción pública en los desafíos nacionales de pobreza, alimentación, salud y educación. Estudios científicos y análisis económicos muestran lo inútil de una guerra que no se ganará.
    Hay creciente conciencia en el mundo de que «Es hora de acabar con esta guerra. Existe un amplio consenso y suficientes evidencias para saber que la estrategia actual ha sido desastrosa, no ha logrado su objetivo y ha provocado muchas consecuencias negativas. Continuar por esta línea no está justificado» . Las investigaciones científicas muestran que el daño causado por estupefacientes, a los que los usan, es mucho menor que el producido por el alcohol. Los daños a terceras personas son mucho menores en el caso de los estupefacientes .
    Por otra parte, y de manera importante para aliviar el stress y la ansiedad por la epidemia, algunas drogas como el PSICOCYBIN, son ya recomendadas para tratamientos de malestares cerebrales y mentales. Ver panel Future of Psychedelic Pychatry
    Recientemente la Global Comission on Drug Policy integrada por personalidades a nivel mundial recomendó “Putting health and community safety first requires a fundamental reorientation of policy priorities and resources, from failed punitive enforcement to proven health and social interventions.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.