La corrupción en tiempos de pandemia y la figura de Waleska Zelaya en el Legislativo

Compartir

Tegucigalpa. –El 28 de noviembre podría no ser una “noche clara” como lo auguran los analistas políticos, sin embargo, podría ser factor clave para su continuidad en el legislativo tras la denuncia por corrupción en tiempos de pandemia y el deteriorado desgaste tras doce años del Partido Nacional en el poder.

Waleska Marlene Zelaya Portillo, nació un 22 de julio de 1967 en un hogar con casta conservadora conformado por Rodolfo Zelaya Osorio conocido como “Noche clara” y Elvia Portillo Ponce, quienes procrearon tres hijos.

Su progenitor fue figura comercial para beneficiar económicamente a militares hondureños ya que era uno de los vitales distribuidores de alimento, vestimenta y medicinas a la contrarrevolución en Nicaragua, durante la llamada “guerra fría” que afectó la región centroamericana en la década de los ochenta.

Se conoció que Zelaya Osorio recibía fondos provenientes de Estados Unidos y parte de las ganancias eran trasladadas a altos jerarcas militares, quienes le proveían de insumos que luego entregaba a los contrarrevolucionarios.

Sus estudios primarios los realizó en el instituto San José del Carmen y en secundaria se graduó de bachiller en ciencias y letras en el instituto Tegucigalpa. Vivió fuera del país por 13 años, tras un atentado que sufrió su familia por parte de miembros del ejército hondureño.

Obligados abandonaron Honduras, vivió en Estados Unidos y logró obtener el título de hotelería y turismo en la Universidad Nacional de Florida en Estados Unidos. Se casó con un colombiano con quien procreó dos hijas. En 2005, su esposo fue secuestrado y asesinado por paramilitares colombianos.

Durante el gobierno de Porfirio Lobo (2010-2014) ocupó un puesto en la diplomacia en la embajada de Honduras en Colombia.

Hace once años volvió a contraer matrimonio con el hondureño Juan José Lagos Romero sindicado por corrupción en medio de la pandemia de la COVID-19.

También lea: Felícito Ávila, el jinete que quiere seguir cabalgando en el Poder Legislativo

SUS PELDAÑOS EN POLÍTICA

Desde pequeña le inculcaron ir a concentraciones del Partido Nacional apasionándose de la política que le heredó su padre quien logró ser diputado nacionalista.

Su hermano Rodolfo, también se benefició del poder político de su padre, estuvo cuatro periodos como diputado en el Congreso Nacional. Además, presidió la comisión de defensa, seguridad y antinarcóticos durante seis años y ha fungido como asesor político en defensa, seguridad y antinarcóticos, durante los últimos gobiernos nacionalistas.

Al fallecer su padre decidió continuar con la dinastía Zelaya-Portillo. Incursionó en política siendo coordinadora del Partido Nacional de sectores de Tegucigalpa. Luego fue escogida como convencional y posteriormente miembro de la Comisión Política del Partido Nacional.

En 2013, lanzó su candidatura a diputada, sin embargo, no fue electa. Ya para las votaciones de 2017 logró obtener la posición novena y debido al voto en línea que impulsado por su partido logró llegar al Congreso Nacional siendo nombrada secretaria de la Junta Directiva.

SEÑALAMIENTOS DE CORRUPCIÓN EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Uno de los casos de corrupción en medio de la pandemia de la COVID-19, presentados por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), es el que involucra a Zelaya y su esposo junto a las autoridades de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) por un contrato de 50 millones de lempiras por la venta de 474,000 mascarillas KN-95 a precios sobrevalorados.

La transacción fue pactada entre Invest-H y la empresa Gestión y Tecnología S.A. (GYT) cuyo socio y accionista es el esposo de Zelaya. Tiempo atrás la diputada también fue socia de la empresa, razón por la cual la pareja fue citada en julio de 2020 a comparecer ante la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), ya que el Ministerio Público encontró una sobrevaloración de 107 lempiras por cada mascarilla.

Asimismo, una investigación de Criterio.hn publicada en agosto de 2020 reveló que su esposo lleva años haciendo negocios con el Estado, situación que es ilegal tal como lo establece la Ley de Contratación del Estado en su articulado 15 inciso seis.

La congresista alegó que la transacción de la compra de las mascarillas nunca se dio y que el dinero se devolvió. Este hecho fue refrendado por Invest-H a este medio de comunicación con copias de cheques devueltos por la empresa GYT, pero para ello pasaron varias semanas y se dio luego de un recurso de revisión interpuesto con base a la Ley de Acceso a la Información Pública, aunque el ilícito se consumó con el simple hecho de haber pactado el contrato.

Según la diputada, las denuncias del CNA “son infundadas” al tiempo que manifiesta que “la mayor interesada en que eso se aclare soy yo, cuando hacen ese tipo de denuncias desprestigian a las personas de por vida, el daño que me hicieron es irreparable”.

Zelaya detalló en entrevista a Criterio.hn que la investigación por parte de la fiscalía sigue en curso y no se ha presentado requerimiento fiscal, aunque desea que el proceso termine “para demostrar su inocencia”.

También lea: Luego de votar contra la MACCIH, Toño Rivera quiere seguir en el Congreso

SOFTWARE DEL INA

En julio de este año el Instituto Nacional Agrario (INA) renunció a un acuerdo de donación de la empresa Del Norte para manejar la digitalización del sistema de titulación de tierras, luego de conocerse que dicha empresa tenía como representante legal a un pariente político de la diputada Waleska Zelaya.

Anton Glostser, esposo de Josephínne Marie Zelaya Aplícano, sobrina de Waleska Zelaya, es el representante legal. Asimismo, como abogado de la empresa figura José Zelaya Aplícano, sobrino de la diputada, quien es además asesor del Congreso Nacional y hermano de Josephínne Marie Zelaya Aplícano.

 Un hecho que hilvana aún más los hilos del poder es que fue precisamente la diputada Waleska Zelaya quien presentó el decreto para que el Congreso autorizara a la empresa en poder de sus familiares para que manejaran el sistema de administración y titulación de tierras.

CONTRA LA MACCIH, A FAVOR DE LAS ZEDE Y EL CÓDIGO PENAL

Fiel a la línea del oficialismo dentro del Legislativo, Zelaya respaldó la extinción de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), también es partidaria del nuevo Código Penal y respalda la puesta en marcha de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) promovidas por Juan Hernández.

Zelaya considera “bochornoso” que haya sido una comitiva internacional quien investigara los casos de corrupción en el país, postura que mantiene a pesar que el propio fiscal anticorrupción, Luis Javier Santos, denuncia que desde el Legislativo se aprobaron leyes que han liquidado la lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

Contrariada, Zelaya rechaza las afirmaciones del fiscal Santos y manifestó que se han aprobado leyes como la extradición, la creación de la Policía Militar de Orden Público, la unidad antiextorsión, leyes que han sido puestas en marcha en el marco del plan de militarización de Hernández.

CASTRACIÓN PARA VIOLADORES

Dentro de sus principales iniciativas de ley está la castración química contra los violadores, con la finalidad, según ella, de combatir la violencia contra las mujeres y que ha presentado en el Congreso Nacional, en tres ocasiones, sin tener éxito alguno.

A sus 54 años, Waleska Zelaya busca ser reelecta como congresista; en esta ocasión se ubica en la casilla diez de los 23 diputados nacionalistas y si la estrategia de la “raya continua” le juega a favor como en 2017, tiene posibilidades de un segundo periodo continuo.

2 comentarios en “La corrupción en tiempos de pandemia y la figura de Waleska Zelaya en el Legislativo

  1. Francamente, qué interesante hoja de vida de esta tipa, lástima que no todos leamos estos perfiles para que les impidamos llegar a delinquir a esa cueva en que seres inmundos como esta mujer, han convertido ese CN. Es que ni de darle mantenimiento a ese vetusto edificio legislativo, se ocupan cuando llegan, porque corto se les hacen 4 años para mandrakear…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.