«Juan Ramón Martínez la pluma alquilada»: carta de diputada de Libre

Tegucigalpa.- Ante el ataque frontal contra la Consejera Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Rixi Moncada por parte del columnista Juan Ramón Martínez, la diputada del Partido Libertad y Refundación (Libre) Scherly Arriaga escribió una carta pública titulada «Juan Ramón Martínez la pluma alquilada» y aquí lo reproducimos en nuestra sección de opinión.

Por: Scherly Arriaga

 

Hoy apareció en Diario La Tribuna un artículo de Juan Ramón Martínez, atacando frontalmente a la presidenta del CNE, abogada Rixi Moncada, fundamentalmente, como reclamo por la orden de la consejera de investigar detalladamente los hechos del Fraude electoral de 2017, para “que no repitamos los mismo errores”.

Martínez, un analista y escritor a la medida de quien paga sus escritos, recurre siempre a fraseología invocando la democracia, el profesionalismo, la institucionalidad y el estado de derecho para elaborar una argumentación que linda más con la infamia que con la racionalidad, o, al menos, el sentido común.

Habla de que la consejera desconoce el derecho constitucional en un pasmoso tono doctoral, cuando él ha sido el rufián intelectual de numerosas violaciones a la Constitución de la República.  Desde el año 2009, se convirtió en el referente más relevante del golpismo y ha sido el vocero de la caterva de insultos y embustes que el dueño del periódico dedica contra la resistencia, contra el Partido LIBRE, y, sobre todo, contra el expresidente José Manuel Zelaya Rosales.

Sin decirlo de forma explícita, acusa a la consejera Moncada de falta de profesionalismo, y carencia de entendimiento sobre lo que significa dirigir un cuerpo colegiado, pretendiendo elevar al plano de una supuesta superioridad moral y profesional a los otros dos consejeros, como que ellos no fueran representantes del Partido Nacional y del Partido Liberal. Habla de decisiones colegiadas, ignorando que el bipartidismo funciona como una maquinaria política que es cualquier cosa, menos profesional e imparcial.

Utiliza su columna para lanzar un ataque absurdo y visceral contra el expresidente Zelaya, y tratando de minimizar al Partido LIBRE.  Pretende insultar la inteligencia de los hondureños, quizá porque, en su infinita ceguera y servilismo, ignora la dinámica interna de Libre, dónde, contrario al bipartidismo, el debate se produce hora a hora, todos los días. Diez años después del Golpe de Estado, del cual Martínez es apologista, el bipartidismo pretende seguir siendo el imperativo e imponer los falsos argumentos del golpismo como algo natural.

Hace una década el país perdió la venda de los ojos; desde entonces, la opinión de Juan Ramón Martínez perdió credibilidad. Su tendencia a ser “la pluma” de Carlos Roberto Flores Facusse, lo ha convertido en una herramienta personal de manipulación. Su crítica a la consejera, lejos de ser constructiva, expresa la velada intención del bipartidismo de bloquear el proceso de democratización de los procesos electorales que el país requiere.

Frente a una comunidad nacional e internacional, que ha sido testigo de dos fraudes electorales, en el que perdieron la vida decenas de aquellos que protestaron contra el accionar doloso del ahora inexistente Tribunal Electoral, la pretensión del vocero Martínez es limitar o minimizar la investigación del fraude iniciado por la Consejera Presidenta, y muestra la poca voluntad bipartidista de sacar a Honduras del atolladero en que lo han metido por una década.

Absurdo es pretender que la persona designada por LIBRE llegue a ser comparsa del bipartidismo, cuando tiene un compromiso inquebrantable con el pueblo de Honduras de buscar la verdad de los hechos que arrastraron al país al fraude electoral de 2017, y proclamar una política de transparencia y apertura total de la nueva institución, lo que constituye un paso gigantesco para Honduras. La crítica desatada por los columnistas del periódico en cuestión, no solo Juan Ramón Martínez, muestra que el bipartidismo sigue por el camino inequívoco de negarse a la transparencia.

Si la transparencia y la búsqueda de la verdad son un problema, seguro estamos viviendo del otro lado del espejo, y el país que soñamos es, de este lado, la horrible pesadilla que vive el pueblo y de la que solo podremos salir luchando incansablemente.

En un país en el que la mujer sufre toda clase de discriminación, el ataque misógino de Martínez contra la Consejera Presidenta del CNE constituye también un agravio contra toda la sociedad.

9 comentarios en “«Juan Ramón Martínez la pluma alquilada»: carta de diputada de Libre

  • el septiembre 28, 2019 a las 7:45 pm
    Permalink

    juan ramón martines, con minúscula para que se asemeje mas a la mediocridad que eres, tu lengua es tan venenosa que un día va terminar envenenándote a voz, tu con tu lengua deberías estar donde van a caer los desechos de la humanidad, tal vez esas aguas puedan soportar tu boca putrefacta.

    Respuesta
  • el septiembre 28, 2019 a las 4:37 pm
    Permalink

    No sabía nada de este señor pero, por los comentarios no es muy decente.
    No uno tan sólo favorable.

    Respuesta
  • el septiembre 28, 2019 a las 10:16 am
    Permalink

    Mucho espacio le dedican a ese individuo que junto con el chino Wong podran tener todos los privilegios de los que gozan los serviles pero viven y moriran en un miseria moral que su vida es nada envidiable..su miseria moral es peor que cualquier miseria economica y eso lo sabe el pueblo

    Respuesta
    • el septiembre 28, 2019 a las 11:11 am
      Permalink

      El pueblo es Inteligente y sabemos quienes tienen hundido al país,lo qe pasa qe el Bipartidismo Relincha porq la piñata se le termina

      Respuesta
  • el septiembre 27, 2019 a las 8:34 pm
    Permalink

    Juégale compita Martinez, como la quedó el ojo! Y no le han dicho que en algún momento se camufla vio de demócrata Cristiano y desde ahí formar trinchera en favor del que mejor le paga. Que triste que existan esta clase de personas en esta pobre Honduras en la cual vivimos. Por esta clase de personas es que Honduras no ha podido levantarse como un país digno, con derechos y valores que se pierden cada día más por culpa de quienes nos someten y por estos patanes que se venden en apollo.

    Respuesta
  • el septiembre 27, 2019 a las 8:12 pm
    Permalink

    Y de que se preocupan, si estos señores ya no influyen con sus editoriales porque la gente dejó de creer en ellos desde que empezaron a vender lengua o dedos con lápiz.
    Hay en la sociedad varios medios y señores de lis medios que aunque les paguen bien, ¡ no valen nada!!

    Respuesta
  • el septiembre 27, 2019 a las 7:16 pm
    Permalink

    No volvi a leer comentarios de ese tipo y del señor Nery Gaytan, son tipos cuyas plumas alquiladas y que se publican en ese pasquin de La Tribuna, solo sirven para vertir veneno para todo aquello que vaya en contra del bipartidismo de este pais, creo que estan preocupados porque se les va a terminar las canongias que creo que reciben por tirar duro a Mel Zelaya y a Libre.

    Respuesta
    • el septiembre 28, 2019 a las 12:04 pm
      Permalink

      Realmente el señor Martines es y ha sido una escoria, muy bien recuerdo cuando un nutrido grupo de estudiantes de la Escuela Nacional de Agricultura (allá por 1980) lo increpamos y lo humillados por sinvergüenza y picarito, veo que no tomo lección, a lo mejor el gen que lo hace malvado lo trae en la sangre, no se porqué una profesional de la talla de Sherli Arraiga se gasta tiempo en un artículo como este, «Pobre diablo» digno de lástima, nunca se compuso odió siempre los reclamos justos como aquel de la ENA, lo recuerdas Martinez

      Respuesta
  • el septiembre 27, 2019 a las 6:13 pm
    Permalink

    Causa lastima ver a este personaje si asi le puedo llamar . vertir una opinion no esta , no estuvo ni es una persona calificada para tal accion. pero bueno estamos en honduras donde reyna la mediocridad y la decrepitud,

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.