Invest-H y Copeco, instituciones aplazas en segundo examen de transparencia 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), presentó su segundo informe sobre la transparencia de las instituciones gubernamentales a cargo del manejo de los fondos destinados para atender la crisis sanitaria, identificando entre sus hallazgos un incumplimiento de la Ley de Acceso a la Información Pública, por parte de instituciones como Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H), la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y 79 alcaldías.  

El estudio del IAIP titulado “II informe de verificación de la información de oficio en los portales de transparencia de las instituciones obligadas en el marco de la emergencia por la Covid-19«, reveló que en el caso de las alcaldías la puntuación de no cumplimiento se situó en un 27 por ciento que concentra un total de 79 alcaldías aplazadas en materia de acceso a la información.  Mientras que, en la administración centralizada, descentralizada y desconcentrada, donde además de Copeco e Invest-H, figura la Secretaría del Trabajo, la calificación fue de 24 por ciento.   

El documento del IAIP detalla las áreas en que las instituciones fallaron en el bajo rendimiento en el cumplimiento de la ley.  Precisamente, “muestran deficiencias en la información que corresponden a los apartados de Planeación y Rendición de Cuentas, específicamente en Compras y Actividades Realizadas”.  

Sobre todo “por falta de publicación en el portal de transparencia de los procesos (documentos) completos que realizaron en el marco de la emergencia”, apunta el informe.  
Otro punto que el IAIP destacó es que “en el componente de Finanzas del Portal de Transparencia se muestran deficiencias en lo publicado específicamente en los apartados de Presupuesto Mensual y Deuda y Morosidad, debido a que la información no fue publicada según los lineamientos solicitados por el IAIP”.   

Para el caso de Invest-H, se detectó que esa institución no publicó en sus portales de transparencias la totalidad de la información sobre “los avances de los proyectos realizados, pese a que hasta la fecha ya debería tener un avance sustancial”. Asimismo, en Invest-H se encontró una falla en los “reportes de deuda de morosidad de pagos pendientes para las empresas para la construcción de las infraestructuras de los hospitales móviles”, precisó el informe.  

El gerente de verificación del IAIP, Belarmino Reyes, explicó que, por su parte, Copeco incumplió con la ley al no contar con la publicación total de información legible sustentadas en los procesos de compra que realizó durante la pandemia.  

“Las instituciones obligadas en el apartado de compra reflejan menor interés de cumplimiento en los apartados de compras por la falta de publicación de la información soporte”, añadió Reyes.    

En el caso de las alcaldías de “todas las 291 municipalidades que recibieron fondos en el Programa Honduras Solidaria, únicamente 276 publicaron dentro del portal de transparencia”, concluyó el funcionario del IAIP.   El titular del IAIP, Hermes Moncada, anunció que, tras la presentación del informe, las instituciones que experimentaron un bajo rendimiento en la evaluación al incumplir con la Ley de Acceso a la Información Pública serán sometidas a audiencias de descargo.  

Moncada comunicó que además del incumplimiento a subir información a los portales de transparencia, uno de los problemas identificados que el IAIP identificó fue el hecho que las instituciones “no están haciendo en el tiempo de cumplimiento del plazo con información oportuna”. 

También avisó que la intención de la presentación del informe corresponde también a enviar un mensaje a toda la institucionalidad a “cumplir con lo que la ley ya manda”. 

Instituciones de gobierno no son evaluadas  

Pese a los hallazgos del nuevo informe, es de mencionar que muchas de las instituciones gubernamentales señaladas en actos de corrupción, quedaron fuera del informe evaluativo del IAIP, ya que durante la pandemia esta entidad únicamente ha aplicado la Ley de Acceso a la Información Pública a las instituciones implicadas en el combate de la pandemia.  

En ese sentido, el segundo informe de acceso a información pública en tiempos de pandemia dejó por fuera una lista extensa de instituciones exentas de la aplicación de la Ley de Acceso a la Información Pública.  

Desde que en un comunicado con fecha 25 de marzo de 2020, instituciones alejadas a la contención de la pandemia han estado exentas del escrutinio de la Ley de Acceso a la Información Pública.  

En esa fecha, el IAIP argumentó que basado en el estado de emergencia sanitaria y al amparo del acta SE-004-2020, se proporcionaría información sobre instituciones implicadas en la contención de la pandemia, lo cual quedó establecido mediante el acuerdo de “obligatoriedad de las instituciones que reciben fondos por la Covid-19 para la máxima publicidad de los actos realizados en el marco de la emergencia nacional en Honduras”. 

Pese a esa disposición hasta las disposiciones autorizadas a brindar información han tenido falencias a la hora de brindar información potable para la sociedad, como el caso del Invest-H, cuyo portal web carece de un escaso nivel de acceso a información, puesto que lo divulgado por esa entidad se limita a boletines, comunicados de prensa, cuadros de compras sin su debida documentación de soporte como facturar, órdenes de compra o contratos.    

Periodistas se queja de aplicación de la ley a medias

En Honduras, el gremio periodístico ha sido el sector que ha sufrido en carne propia las consecuencias de la aplicación “a medias” de la Ley de Acceso a la Información Pública.  En entrevista con Criterio.hn, periodistas como Eleana Borjas, corresponsal de Radio Progreso en Tegucigalpa, han cuestionado la severidad de los mecanismos que argumentando la crisis sanitaria terminan obstruyendo el libre acceso a la información.   

Eleana Borjas

“Durante la pandemia el acceso a la información pública ha sido más restringido, puesto que la voz oficial del gobierno ha recaído en el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER)”.   

Además, “el acceso a los funcionarios, desde mi punto de vista, también constituye información pública, porque desde ahí la ciudadanía accede a datos, los cuales sirven para formarse una opinión y luego exigir cuentas”, añadió.  

La exclusividad en la aplicación de leyes sobre acceso a la información también ha elevado muros en el trabajo del periodismo investigativo.  

Wendy Funes

Para Wendy Fúnez, directora del periódico digital Reporteros de Investigación, con la medida implementada por la aplicación “a medias” de la Ley de Acceso a la Información Pública, han sido seis meses sin acceso a la información. “Estamos en oscuridad total”, refirió Fúnez que durante este año recuerda que elevó alrededor de 10 solicitudes al Portal de Transparencia del IAIP.  

Pero “ninguna fue contestada”, dijo Fúnez quien observa que “los portales no están actualizados con información útil y los portales de Covid tienen información incongruente, pero obsoleta y cambiante”.  Y hay otro tema delicado “sobre cómo están protegiendo los datos personales y datos de navegación de la ciudadanía, como se protege la privacidad. No hay formas de averiguarlo en los portales de transparencia”, agregó. 

Christian Nájera 

Cristian Nájera, también especialista en tema de investigación, señaló la falta de acceso a la información como “una disminución” en materia de ese derecho. “El acceso a la información pública durante la pandemia ha sido poco”, consideró.  

“Hemos tenido cinco meses en los que los funcionarios han dado la información que han querido en los portales de las instituciones públicas, pero es información que a ellos les ha placido darles”.  

Por ejemplo, “nunca hemos tenido una conferencia de prensa en la que podamos directamente preguntarle al presidente: ¿Por qué de la tardanza en ciertos plazos?  ¿Por qué en el caso de INVEST-H se saltaron ciertas cosas?”, expuso.  

La poca información encontrada en los portales de transparencia de las instituciones encargadas de la crisis sanitaria no es del todo potable para una sociedad sedienta de verdad.  “Porque la autoridad ha dado información que ha querido y se ha informado con la premisa del Estado y no bajo la premisa del acceso a la información”, cuestionó Nájera.  

En fin “hemos tenido menos acceso a la información porque con esto de la pandemia nos hemos encontrado con algunos candados en algunas puertas que pensábamos no íbamos a tener”, sentenció. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.