Impunidad en Honduras roba oportunidades de acceso a educación y salud: Ricardo Castaneda

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Para el economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Ricardo Castaneda, la repetitiva reprobación de Honduras a los fondos de la Cuenta del Desafío del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés) refleja la ausencia de decisiones adecuadas para hacer frente a la corrupción e impunidad por parte del Estado.

También lea: Niñez y juventud de Honduras sin educación, con violencia y viviendo en las calles

Castaneda señaló que esta falta de accionar efectivo contra la corrupción pasa una alta factura a la ciudadanía, pues la corrupción no solamente implica el robo de dinero sino también el robo de oportunidades como el acceso de educación para niñas y niños y garantizar el acceso a la salud.

El economista indicó que debido al impacto que tiene la corrupción en la vida de las personas, este debe ser un tema de país que unifique a la ciudadanía. “No importa quién cometa el acto de corrupción, lo importante es que están afectando a toda la población y que eso no debería quedar impune”, afirmó.

Asimismo, declaró que “lastimosamente como se ha venido señalando en distintos informes y como desde el Icefi también hemos indicado, uno de los problemas muy fuertes que tiene el Estado hondureño es precisamente el tema de la impunidad y para ello si no se toman las medidas adecuadas este tipo de situaciones como el no acceder en la Cuenta del Milenio seguirá pasando”.

Noticia Relacionada: Por corrupción del Gobierno, Honduras aplazada otra vez en Cuenta del Milenio

Castaneda reflexionó que no poder acceder a los fondos de la Cuenta del Desafío del Milenio en un momento en que Honduras pasa por una situación económica crítica es una mala noticia, pero también es un llamado a redoblar el fortalecimiento de la institucionalidad, especialmente aquella encaminada a la lucha contra la corrupción y así garantizar que los recursos que paga la ciudadanía a través de sus impuestos sean utilizados de forma eficiente, efectiva y transparente.

Entre abril y septiembre de este año, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) publicó doce informes mediante los que se identificó que la Secretaría de Salud (Sesal), la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) e Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) le provocaron al Estado una pérdida de más de L. 817 millones.

Esta serie de irregularidades realizadas desde el Estado continuarán impactando a futuro el acceso a los fondos de la Cuenta del Desafío del Milenio. El economista del Foro Social para la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Ismael Zepeda, explicó que los datos de esta evaluación corresponden a los años 2018 y 2019, por lo que aún falta la apreciación que traerá al país la cancelación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) y el manejo de la pandemia.

Pese a todo esto, el gobernante de Honduras, Juan Hernández, dio una estocada más a la transparencia y rendición de cuentas, al montar una oficina paralela al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) y al Consejo Nacional Anticorrupción (CAN) que dependerá directamente del Poder Ejecutivo y que estará a cargo de María Andrea Matamoros, hija del exmagistrado del Tribunal Superior Electoral (TSE), David Matamoros Batson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.