Solidaridad del pueblo con víctimas de Eta auguran un cambio político, auguran analistas

 Por: Redacción CRITERIO.HN

redacción@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El grado de solidaridad que el pueblo ha mostrado en la devastación del huracán Eta, es la muestra de que existe una esperanza de que un cambio político ocurre en la mente de la población, que está cansada y sin esperanzas por la falta de humanidad e inoperancia que ha mostrado el gobierno en esta crisis, como durante la pandemia de Covid-19.

A esa conclusión llegaron analistas de la realidad nacional que hicieron una lectura a la descomunal respuesta de la población, a la emergencia que se vive en la costa norte como en otras partes del país.

Los académicos ven en la coyuntura el momento oportuno de reunir y organizar a la sociedad para “convertir la tragedia en oportunidad política para el cambio, con políticos serios y responsables y no con la política de la bolsita de frijoles con la foto del candidato…”.

En esos términos coincidieron el catedrático universitario y sociólogo Eugenio Sosa, y el economista y expresidente del Banco Central de Honduras, (BCH), Hugo Noé Pino, al sopesar la respuesta del gobierno en la tormenta y huracán Eta.

El fenómeno natural a destruido la estructura civil, productiva y de infraestructura pueblos en casi todo el territorio y multiplicó su letalidad por la falta de respuesta contundente, oportuna y transparente del gobierno a través de COPECO, la milicia y la policía ausentes en comunidades aisladas donde por varios días la gente soporta hambre, frío y el dolor de las pérdidas humanas y materiales sin que nadie acuda en su auxilio.

“Hay que diferenciar entre política y politiquería; una acción legítima de auxilio es distribuir víveres sin distingo de colores políticos y concienciar a la población de que la pobreza no es un designio de Dios, que quiere que las cosas sean así y que la organización es la única forma de recibir atención, eso es política legítima, señaló el ex presidente del BCH.

“Si en este momento la oposición no entiende la lectura de los tiempos en que vivimos, en esa medida las cosas continuarán igual”; pero existe un tremendo deseo de cambio y muestra de eso son las caravanas migrantes y la masiva respuesta de solidaridad popular en la tragedia de Eta que desnudó la falencia del gobierno.

Pero esa desesperanza no se transforma automáticamente en acción política  si la clase política no actúa, por lo que no puede ser que la población se mantenga al margen de la política, «aunque los medios de comunicación estigmaticen a la oposición cuando realiza actos políticos”, destacó Pino.

Tres años tardará Honduras

Hugo Noé Pino

En esta década reconozco que ha crecido la conciencia y se vio en las elecciones del 2013 y en 2017, donde claramente Juan Hernández perdió, hoy la gente está dispuesta para un cambio, pero requiere de una buena conducción política, apuntó.

Para el catedrático de sociología de la UNAH, Eugenio Sosa, las muestras de solidaridad recientemente vistas debe ser sostenible porque la crisis es de corto y medio plazo, pero sí es una muestra de esperanza de un cambio de actitud humana y política en el común denominador del pueblo.

El modelo económico únicamente beneficia a la banca que está en deuda con financiar la recuperación económica por la pandemia; tampoco existe posibilidad de aprendizaje escolar vía enseñanza virtual y con el sistema sanitario está presionado, todo redunda en beneficio del sistema financiero que no produce nada y sus ganancias son jugosas, aunque el gobierno se sostiene de las remesas internacionales.

Todo esto produce “un deseo, una energía de cambio que da la posibilidad de que eso ocurra en las elecciones, aunque el Partido Nacional está haciendo todo lo que tiene a su alcance por permanecer en el poder y los partidos de oposición no son perfectos, están ahí”.

El proceso de cambio social es un largo camino y para que Juan Orlando Hernández salga del poder, debe ser derrotado en las elecciones de 2021.

DISCURSO VACÍO

El que Hernández Alvarado haya dicho esta mañana en cadena de radio y televisión que en 2021 entregará un país en plena recuperación, no es más que un discurso vacío, señaló Hugo Noé Pino.

Esta cadena es para curarse en salud porque fueron tan irresponsables que mantuvieron el feriado morazánico hasta el lunes 2 de noviembre, a pesar que desde la semana pasada el Centro Nacional de Huracanes informó lo que se venía. Es una cadena “llena de cinismo y frases vacías que no responde a las necesidades de un pueblo.

Juan Orlando sale como el adalid en defensa de los que todo lo perdieron, pero lo real es cuando la semana pasada el ministro COPECO fue insultado en un albergue.

Desde el 2019 vengo sosteniendo que cada día de Juan Orlando Hernández en el poder, es un día de deterioro político, social y económico para el país; se respira un aire de desesperación ante la caída que ha tenido Honduras que esto se puede convertir en una explosión social de impredecibles consecuencias.

Eugenio Sosa

Un comunicado de la Convergencia Contra el Continuismo calificó de “acusa de comportamiento criminal haber mantenido el feriado Morazánico vigente, a pesar de que el agua ya estaba llegando al cuello”, señaló Eugenio Sosa.

La cadena fue para decir cómo iban a recoger los desechos de algo, no para salvar vidas, afirmó.

El gobierno no se detiene en su afán depredador con la creación de una secretaría de Transparencia que  trata de sustituir a organizaciones como el Consejo Nacional Anticorrupción y eso es hacer política con la tragedia, ocultando la corrupción y poniendo trabas a esa lucha, hace que las cosas sean más complejas.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.