IHSS en crisis existencial por nefasta trilogía

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El Instituto Hondureño de Seguridad Social, (IHSS), vive su propia catástrofe existencial al estar envuelto en la trilogía de secuelas que forman la pandemia de Covid-19, los golpes a sus finanzas tras el cierre de empresas formales, junto a la desagradable percepción de que en materia de lucha contra la corrupción nada cambió con la Junta Interventora nombrada para su “rescate” el último año del gobierno de Porfirio Lobo Sosa. 

Criterio.hn accedió al informe financiero que German Leitzelar, miembro de la Junta Interventora del IHSS, presentó esta semana en el Consejo Económico y Social, (CES), que revela un desfase de tres mil millones en el Régimen del Seguro de Atención a la Salud que impactará en el 2021, por el cierre de empresas y pérdida de empleos formales a causa de la pandemia del patógeno viral.

Es preocupante la sostenibilidad financiera del IHSS especialmente porque nadie está pagando sus cuotas, “ni la empresa privada ni el gobierno que nada aporta para seguir prestando servicios a miles de trabajadores que están suspendidos”, aseguró el presidente del sindicato de la entidad, Héctor Escoto.

Mario Rojas, representante de la Confederación Unitaria de Trabajadores, (CUTH) en el CES, dijo que la situación del Seguro Social se debe al mal manejo y al despilfarro en la administración de Mario Zelaya, “como desde hace ya tiempo en la Interventora”, que ojalá no repercuta en los trabajadores.

“Las interventoras son para limpiar las huellas de los que han saqueado este país; Mario Zelaya tiene mucha responsabilidad en esta situación, pero la Interventora le dio prácticamente seguimiento al despilfarro de Mario Zelaya Rojas”.

“Nunca presentaron pruebas contra estos señores y ahí de repente los vamos a ver libres en las calles, pero Zelaya Rojas está pagando lo que está pagando Marco Bográn, ex director de Inversiones Estratégicas de Honduras, (INVEST-H), enjuiciado por la Fiscalía por delitos de bagatela, pese al fraude de 47 millones de dólares en la compra de hospitales móviles “inservibles”, entre otras falencias como advierten los galenos, dijo Rojas.

A estos solo los utilizan los que tienen mayor poder porque son manipulables, Pepe Lobo dijo que tenía conocimiento del saqueo del Seguro y no hizo nada y ahí está Mario Zelaya, acotó Rojas.

La Interventora no le dio seguimiento a la corrupción, seguimos con no hay medicamentos, sin especialistas, sin atención directa al derechohabiente, “para mí solo sirvieron para tapar pruebas y dejar en una crisis mayor al Seguro Social”, señaló Rojas.

“250 mil empleos perdidos son 250 mil cotizaciones que ya no están ingresando y eso lo estamos viendo en el desastre de esta administración en el IHSS”.

“Incluso siento extraño que los empresarios no estén hablando del descalabro del Seguro Social y salen hablando lo de los hospitales móviles, que es difícil de recuperar ese dinero que se perdió, y pudo ser invertido en el Seguro Social”, destacó el dirigente de la CUTH.

Esperamos alguna reacción de la empresa privada y de los trabajadores, la gente tiene que estar despierta y no dejarse dormir con canciones y campañas que son financiadas con dineros nuestros.

Escoto, por su parte, asegura que preocupa cubrir los derechos de miles de empleados suspendidos que contribuyen al déficit de tres mil millones de lempiras para el 2021.

No se trata de poner en precario al personal necesario, pero se contrató a 525 personas para el Covid-19 y la institución solo tiene salarios para el mes de diciembre y no van a ser contratados ni por el IHSS ni por Salud Pública y las demandas vienen, porque existe un decreto que hay que aplicarlo.

La situación es muy difícil, los meses de mayo y junio fueron un infierno con la pandemia de Covid-19, ellos estuvieron ahí laborando. Este déficit obligará a una reponteciación económica y el Estado debe ser completamente solidario.

Mire cuánto dinero le entró al Gobierno y no fue capaz de dar ayuda al Seguro Social, se olvida que depende de contribuciones y siendo así, no debería estar atendiendo a más de 100 mil trabajadores que han sido suspendidos de sus trabajos.

El dirigente también dijo desconocer si la institución ha recuperado la inversión que el gobierno impuso a las instituciones de previsión y seguridad social del país, para financiar la construcción del Centro Cívico Gubernamental.

“La administración dice que es más rentable que estén ahí, que la tasa de interés es mejor que estén en los bancos”, concluyó Escoto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.