Honduras lidera solicitudes de refugio en México

Hondureños obligados a huir de Honduras solicitan refugio en México

Honduras es el segundo país de origen de las personas que solicitan refugio a través de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados que en los primeros 3 meses de 2023 recibió 8 mil 620 solicitudes de reconocimiento de refugio.

Tegucigalpa, Honduras. – Salir del país por la falta de empleo y por estar viviendo en una situación de pobreza puede volverse una opción, pero salir huyendo por temor a perder la vida es una decisión que han tomado muchos hondureños y que se han visto obligados a solicitar el reconocimiento de la condición de refugio.

De acuerdo con el Observatorio de Migraciones Internacionales en Honduras (OMIH), estas solicitudes han tenido un incremento significativo, pasando de 40 mil 914 en 2020 a 111 mil 257 en 2022, de hondureños que solicitaron refugio en México.

“Han aumentado y se han incrementado las solicitudes de asilo de hondureños desde el año 2019 y prácticamente en el año 2022 hubo cerca de 40 mil solicitudes de asilo”, señaló Rolando Sierra, coordinador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Honduras.

De interés: Tránsito de migrantes extranjeros por Honduras incrementó en 2022

¿QUÉ ES EL RECONOCIMIENTO DE LA CONDICIÓN DE REFUGIO?

Amnistía Internacional señala que una persona refugiada es alguien que ha tenido que huir de su propio país porque allí corre peligro de sufrir violaciones graves de derechos humanos y persecución. “Los riesgos para su seguridad y su vida eran tan grandes que pensó que no tenía más opción que marcharse y buscar seguridad fuera de su país porque el gobierno de su propio país no podía o no quería protegerla de esos peligros” destaca.

Rolando Sierra Fonseca, director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO)

De acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), todas las personas refugiadas tienen derecho a recibir protección internacional.

Ayuda a la que recurrió Sofia Laínez, una mujer hondureña, madre de tres niños, que salió huyendo del país, por amenazas a muerte.

“Salí de Honduras por miedo a que me mataran a mi y a mis hijos” —comentó a Criterio.hn la mujer de 35 años, quien radica en el extranjero a espera de una resolución favorable de asilo.

Las personas que han salido del país ha sido, en su mayoría, por los altos niveles de violencia, el cobro de la extorsión y amenazas a muerte.

En Honduras por el concepto de extorsión se pagan más de 18 mil millones de lempiras, unos 737 millones de dólares al año, según la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

La extorsión obligó a Sofía y a sus hijos a salir de la ciudad, sin embargo, la estructura criminal logró ubicarla, razón por la cual tuvo que migrar. “Esos desagraciados lo siguen a uno, lo dejan en la quiebra y aun así quieren que uno busque el dinero hasta por debajo de las piedras” explicó Sofia.

Sofia tiene mas de cuatro años de haber escapado de las estructuras criminales, sin embargo, extraña a su país, pero, sabe que regresar “es cavar mi propia tumba”.

Según la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) en los primeros 3 meses de 2023, Honduras está en segundo lugar de origen de las personas que solicitan el reconocimiento de la condición de refugiado con 8 mil 620 solicitudes.

Lea también: Migración: emergencia humanitaria

DESIGUALDADES SOCIALES

Honduras continúa expulsando a sus ciudadanos –unos como migrantes y otros como refugiados, que tienen en mente el mismo objetivo, mejorar sus condiciones de vida y salvar su vida— esta situación convierte a la nación centroamericana en un país que violenta los derechos humanos.

Es evidente que las desigualdades sociales originadas por problemas políticos, sociales, económicos y en los últimos años por desastres naturales y ambientales, provocan que la brecha de la pobreza se amplíe.

La pobreza que impera en Honduras es del 73% y la extrema pobreza es del 53 % según el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), como consecuencia el Estado, de acuerdo con analistas, tienen un gran reto para mejorar las condiciones de vida y reducir los índices de migración –fenómeno que se incrementó con el origen de las caravanas de migrantes en octubre de 2018, que se han replicado en América del Sur con el mismo objetivo de llegar a Estados Unidos.

Para Itsmania Platero, defensora de los derechos migrantes, “los hondureños están huyendo de una atmósfera de inseguridad, pobreza, miedo y zozobra”.

Situación que remarca Amnistía Internacional en su informe anual “La Situación de Derechos Humanos en el Mundo”, sobre Honduras “miles de personas abandonaron el país a causa de la violencia, la impunidad, el cambio climático, la pobreza y la desigualdad”.

Es válido mencionar que las personas que sufren desplazamiento interno forzado regularmente buscan la ruta migratoria al no obtener seguridad en el país.

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) en Honduras hay más de 247 mil personas desplazadas internamente a causa de la violencia.

En ese sentido, Honduras se convierte en un país de origen de la migración, que sólo en el 2022 registro 88,555 retornos según el OMIH. “Honduras es un país con una fuerte dinámica migratoria, es alto el número anual de hondureños y hondureñas que intentan emigrar especialmente hacia Estados Unidos”, indicó Rolando Sierra.

La data de Amnistía Internacional reporta que alrededor del mundo 22.5 millones de personas se encuentran bajo la condición de refugiados.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte