Logo Cirterio.hn blanco
Honduras cede ante lluvias y tormentas

Honduras sin mitigación, cede ante lluvias y tormentas

 

Redacción: Viena Hernández

Fotos: Bomberos de Honduras

Tegucigalpa. – Al menos el 60% de los hondureños viven en condiciones de riesgo, por lo cual son fácilmente afectados por los agentes climáticos, lo cual ha quedado en evidencia cada año, y se repite una vez más con las recientes lluvias en casi todo el territorio nacional.

La lluvia no puede ser relacionada a un fenómeno climático anómalo, pero en Honduras puede ser suficiente para provocar inundaciones, deslizamientos de tierra y dejar damnificadas a familias completas.

Por lluvias en múltiples zonas de Honduras, según el reporte de la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales, se han registrado al menos 13 personas fallecidas y unas 18 mil personas afectadas a nivel nacional.

El geólogo Maynor Ruíz, dijo a Criterio.hn que la amenaza es la ausencia de bienes y servicios básicos, sistemas de drenaje de aguas lluvia, de aguas residuales, recolección de basura, falta de reglamentación para la construcción, entre otras.

Maynor Ruiz, geólogo de la UNAH

“La amenaza generalmente son las precipitaciones, somos vulnerables por todas estas condiciones en las que habitamos, zonas donde no existen los servicios básicos y adicionalmente que no existe calidad en las construcciones”, apuntó Ruíz.

Debido a las lluvias, unas 1, 139 viviendas han sido afectadas, 134 quedaron con daños y centenares destruidas, asimismo, siete puentes afectados, cinco dañados y cuatro destruidos, expone el documento.

La colonia Guillén de Tegucigalpa es una de las más afectadas

No obstante, la zona norte es una de las más afectadas, muchas de sus comunidades han quedado incomunicadas.

La vulnerabilidad no es solo estructural, también existe la vulnerabilidad social, es decir, la pobreza incrementa la incapacidad de ser resiliente.

Lea también: Rechazan doble moral de ministros reunidos en Conferencia Iberoamericana de Ambiente y Cambio Climático

Pese a que hay casas en peligro de caer o están destruidas, hay personas que no quieren abandonarlas o salen de estas por un tiempo, pero regresan al no tener otra opción o lugar para vivir, retornando al mismo punto de vulnerabilidad.

El subcomisionado de Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Benedicto Santos, compartió a medios de comunicación que hay unas 30 comunidades dañadas en El Progreso, Yoro.

A su vez, indicó que el desbordamiento del río Ulúa ha dejado más familias afectadas, dejando huella de miseria en muchos pobladores pobres.

Lea también: Atenuar vulnerabilidad de Honduras ante cambio climático requiere de apoyo de la población

HONDURAS NO ES RESILIENTE, REACCIÓN DE LAS AUTORIDADES ES MOMENTÁNEA

En Honduras más que crear reglamentación hace falta su aplicación, al contar con normas de construcción, reglamentos municipales, la ley de Sinager y otras medidas, las cuales deben hacerse cumplir hasta en la mínima construcción de una vivienda pequeña.

Son un conjunto de puntos importantes que se ignoran los que producen que la simpleza de una precipitación produzca daños devastadores en las ciudades o zonas habitadas.

En conversación con Criterio.hn, el geógrafo Carlos Sabillón, apuntó que son pocas las alcaldías que han logrado elaborar planes de reordenamiento, siendo esta planificación el punto de partida para que el municipio ordene el uso potencial del suelo: para la agricultura, para viviendas, industrias, comercio, entre otros usos que deben ser respetados.

“Si la zona no es buena para habitar, entonces no se debe aprobar construcciones, urbanización, lotificaciones, ni nada de eso, pero lamentablemente esa ley, o es desconocida o que a quienes llegan a las alcaldías no se les empapa de estas, es una obligación de la Secretaría de Gobernación capacitar a las alcaldías”, señaló Sabillón.

Centenares de familias han sido evacuadas

El cambio climático es un fenómeno que no podemos manejar, pero a eso se suma la falta de capacidad de respuesta. Antes se consideraba al cambio climático como la variabilidad de recurrencia de esos fenómenos.

La población debe dejar la cultura de buscar habitar sitios vulnerables e inestables, abandonar esos lugares para evitar mayor riesgo, aunque las autoridades no apliquen las leyes.

“Todos somos afectados, somos los nueve millones al final quienes sufrimos de una u otra forma del cambio climáticos”, señaló Ruíz, al subrayar que un 60% de la población podría correr mayor peligro al vivir en zonas de alto riesgo.

Mientras en otros países hay regulaciones, planificación, se conoce cómo se debe actuar de inmediato, en Honduras, a veces, las acciones ocurren cuando ya es muy tarde.

Lea también: Día de la Tierra «gris» en Honduras con incendios forestales, minería a cielo abierto y otros daños ambientales

La reacción recurrente en Honduras es atender a las personas de manera paliativa, no se previene, la respuesta es activar lugares para albergues, entregar algunos alimentos, agua y colchonetas para los damnificados. Luego, la situación pasa y queda en el olvido hasta que nuevamente ocurre en el próximo año.

Según el Instituto de Demografía y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), detalló que el departamento de Choluteca, zona sur de Honduras, es uno de los departamentos altamente afectados por el cambio climático.

Lamentablemente, Honduras, aunque aporta menos del 0.05% a las emisiones globales, es un país altamente vulnerable a los efectos del cambio climático, en consecuencia, varios estudios consideran primordial desarrollar resiliencia, protegiendo a las comunidades, promoviendo acciones sinérgicas de adaptación y de mitigación.

Actualmente, se pronostica que falta que se formen nueve tormentas de las 18 que se habían pronosticado, de esas, seis podrían convertirse en huracanes y cuatro serían de alta peligrosidad, anunció Francisco Argeñal, director del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco.

Redacción Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.

comparte:

Más publicaciones

Fiestas de Independencia

El petróleo ruso barato

Por: Guillermo Serrano Hace varios años, los países del llamado tercer mundo procuraron poner un precio justo a los productos básicos que se encontraba en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.