Honduras: Policía detiene menor de edad del MADJ que goza de medidas cautelares de la CIDH

La policía negó su detención y luego de cuatro horas apareció detenido en la DPI de la ciudad de Tela acusándolo de “faltarle el respeto a la autoridad”.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. – Fredy Ariel Díaz Molina, de 17 años, habitante de la comunidad de Pajuiles, integrante del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), beneficiario de la medida cautelar 772-17 otorgada por la CIDH en beneficio de las comunidades consumidoras de las aguas del río Mezapa, fue detenido por policías la mañana de este jueves.

Díaz Molina, quien ha permanecido en el Campamento Digno por el Agua y por la Vida en defensa del río desde el 22 de marzo de 2017, día de su instalación fue detenido entre las 9:00 y 9:15 de la mañana en el desvío a la comunidad de Planes de Arena Blanca en el Sector Pajuiles, a unos metros del Campamento Digno.

Anteriormente, en el mes de mayo fue amenazado por un empleado de la empresa HIDROCEP y el 7 de septiembre de 2018, fue detenido por agentes de la DPI a dos cuadras del parque central de Tela, en el marco de la instalación del campamento frente a la municipalidad para exigir el cumplimiento de la sentencia de amparo que ordena parar las obras de la empresa sobre el río Mezapa, informó el MADJ en un comunicado

Testigos presenciales del hecho, informaron que este día, aproximadamente a las 9:00 am fue interceptado por policías, quienes al momento de detenerlo lo golpearon a efecto de subirlo a la patrulla.

Desde el momento que se reportó su detención, desde el equipo legal del MADJ y militantes de la comunidad se realizaron una serie de gestiones para dar con su paradero. Se visitaron las postas de Mezapa, Toyos y Tela donde agentes policiales aseguraron que no estaba detenido Fredy Díaz Molina. Se realizaron gestiones ante el Mecanismo Nacional de Protección, embajadas, postas policiales de la zona, 911, CONADEH, OACNUDH y se presentó recurso de habeas Corpus ante el Juzgado Seccional de Tela, quien nombró como juez ejecutor a Miguel Ángel Maldonado, defensor público.

El Subcomisionado Piñera, del departamento de Atlántida, vía llamada telefónica aseguró que todas las patrullas tienen incorporado sistema de GPS y que luego de verificar en todas las postas, no había rastro de Fredy y que ellos no lo habían detenido.

Sin embargo, luego de más de 4 horas de búsqueda y de gestiones ante todas las instancias posibles, Fredy Díaz Molina apareció, detenido en la DPI de Tela, quienes afirman que la detención fue producto de “falta de respeto a la autoridad” por parte del menor.

Fredy Molina, desde la celda donde se encuentra, afirma haber sido víctima de agresiones, los agentes rociaron gas pimienta en su cara. Mientras tanto, de forma paralela a la detención ilegal, se ha enviado presencia policial en el Campamento Digno en Pajuiles. 

La detención bajo múltiples irregularidades efectuada al menor Fredy Molina, sumado al ocultamiento de información sobre la misma y sobre el paradero por parte de la policía, a través del sub comisionado y demás agentes contactados por las distintas vías, así como las agresiones físicas y el uso de gas pimienta dirigido al rostro del menor y la injustificable retención sin dar razón de su paradero por más de 4 horas, se da en el marco del secuestro hace 2 días en contra de Ians Rivera, voluntario del MADJ en Tela, quien fue privado de su libertad por 5 hombres desconocidos quienes le aseguraron que tomarían esas y otras medidas si seguía “defendiendo vagos”.

Todo esto sumado a las campañas de odio en contra de Víctor Fernández y Martín Fernández, encargado de asuntos políticos y coordinador general del MADJ, respectivamente alentadas por sectores de la empresa privada y rubro empresarial extractivo, así como de los conflictos generados por las empresas HIDROCEP, INGELSA y MINOSA, señala el comunicado del MADJ. 

En el caso específico de la zona de Tela, recientemente el Campamento Digno y las comunidades de Pajuiles en general fueron pieza importante para lograr la declaratoria del municipio libre de minerías e hidroeléctricas y han exigido de manera frontal posturas contundentes de parte de la Corporación Municipal respecto de las graves violaciones a derechos humanos que estos proyectos generan. Como respuesta, la municipalidad se ha mostrado renuente e indiferente, mostrando una actitud complaciente con los intereses empresariales de manera expresa.

El MADJ Denuncia ante la comunidad nacional e internacional los ataques sufridos por Fredy Molina, producto de su militancia activa en la defensa del río Mezapa y de los bienes naturales del municipio de Tela, con el cual se suman una serie de al menos 25 ataques en contra de integrantes del MADJ a partir del 27 de noviembre de 2017, periodo de la crisis post electoral a la fecha.

Señalan como fuente de riesgos y ataques la hostilidad e ineficiencia de la municipalidad de Tela, de la policía nacional, DPI y la ineficacia de la implementación de las medidas cautelares de las cuales es beneficiario Fredy Molina y el resto de integrantes del MADJ víctimas de ataques en los periodos recientes.

También Señalan la responsabilidad del Estado de Honduras y su incapacidad por brindar entornos seguros y garantizar la defensa de los derechos humanos sin ser blanco de estos y otros ataques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.