Actualidad|Noticias Destacadas

Honduras: destrucción de plantaciones de droga supera registros de años anteriores

Honduras: destrucción de plantaciones de droga

Compartir

Tegucigalpa.- La incautaciones y aseguramiento de plantaciones de cocaína y mariguana y la destrucción de narco laboratorios se han incrementado superando las cifras desde 2014, mientras la destrucción de narco pistas se han reducido de forma significativa. Autoridades aseguran que se debe a la cooptación que tenía el narcotráfico en el Estado.

Estadísticas de las Fuerzas Armadas indican que en lo que va del 2022 se han destruido más de 2.1 millones plantas de cocaína triplicando las cifras de 2021 que cerró con 580,015. En el caso de plantas de mariguana en el presente año ya suman más de 290 casi triplicando el año anterior que se contabilizaron 156,629.

Noticia relacionada ¿Qué tan cerca está Honduras de la extradición de miembros de las Fuerzas Armadas por narcotráfico?

En el caso de destrucción de narco laboratorios se reportan más de 23 destruidos, en 2021 fueron 20 siendo el 2022 el año con más narco laboratorios destruidos desde que se comenzó con la siembra de drogas en 2014.

Pistas clandestinas de aterrizaje, más conocidas como narco pistas, este año suman 13 mientras que en 2021 fueron 21, el año con más narco pistas destruidas fue en 2015 con 60.

Según las autoridades esto refleja que el Estado de Honduras estaba cooptado por la narcoactividad, bajo el régimen criminal de Juan Orlando Hernández, extraditado a los Estados Unidos por narcotráfico, pero en la actualidad, aunque reconocen que existen miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas involucrados, el gobierno está trabajando para desarticular los vínculos.

“Esto es porque la máxima autoridad son los que dirigen estos procesos de investigación efectiva contra la delincuencia trasnacional organizada y el apoyo político de la presidencia y la colaboración de agentes externos de cooperación nos hacen que no titubeemos en capturar, en hacer los decomisos y continuar con los procesos de investigación para llegar al eslabón final y demostrar, mediante trabajos de inteligencia, que la cosa en Honduras va a cambiar”, dijo la viceministra de seguridad, Julissa Villanueva a Criterio.hn.

Al ser consultada, que si bien existe un aumento en destrucción de plantaciones de cocaína y mariguana que no se realizó desde 2017 que se comenzó a descubrir los plantíos y una reducción de narco pistas, pero continúan con los mismos policías y militares que respaldaron el régimen de Hernández, Villanueva aseguró que se están realizando investigaciones y procesos de depuración distintos a los que se implementó durante el periodo anterior.

“Nosotros recién comenzamos y evidentemente los trabajos de inteligencia y los trabajos de estos decomisos se están haciendo, nosotros no utilizamos la inteligencia policial para engavetarla en los escritorios sino, al contrario, para generar eficientes trabajos que terminen con policías y militares vinculados en la narcoactividad. La lucha contra el debilitamiento de esas estructuras está comprometida con sus autoridades, es claro. En esta ocasión no hay línea”, aseveró.

“A lo interno de la Policía sí se hacen y se están haciendo investigaciones y toda y cada una de las acciones en las que se involucren miembros se dará a conocer. Que haya camaleones en este momento pueda que existan, pero saben muy bien que no van a ser tapados por ninguno de nosotros y sin ningún titubeo de inmediato van a llevarse a las autoridades respectivas”, aseguró.

Noticia relacionada Narcos se adueñaron de Yoro, Colón, Olancho y Gracias a Dios para cultivar la coca

Villanueva reconoce que el crimen organizado y la narcoactividad cooptaron las instituciones del Estado, en especial, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, pero indica que “estamos trabajando en pro de la recuperación de un país que necesita liberarse, no lo vamos a lograr de un momento, sino que necesitamos espacios de tiempo, de táctica de inteligencia y de una operatividad efectiva”.

En entrevista a Criterio.hn, el criminólogo Nery Ordóñez concuerda que los decomisos, incautaciones y destrucciones de plantaciones de cocaína y mariguana muestra un cambio que debe ser constante y evitar que autoridades del nuevo gobierno sean sobornadas y cooptadas por el crimen organizado y el narcotráfico, sin descartar que miembros de seguridad estatal siguen involucrados en la actividad delincuencial.

“Mi criterio como criminólogo es que el rol que debía tener la Policía hasta ahora se lo están dando nunca se había decomisado en toda Centroamérica más de 60 manzanas de hoja de coca que ha sido incautada. La Policía con mayor hegemonía, el ejercito también hacen sus incursiones eso es un trabajo que hay que aplaudir de debería haber hecho desde un principio”, dijo.

Expresó que ahora se está utilizando nuevas tecnologías como drones y “están dando los resultados para poder detectar cargamentos que están saliendo”, pero resalta que “la droga va a ser imposible erradicarlo por ser un negocio constante”.  

Sobre continuar atacando el flagelo con los mismos policías y militares que utilizó el régimen anterior, Ordóñez respondió que “en arcas abiertas, el justo peca. Aquí depende del trabajo de inteligencia, de la integridad que tenga el director de la Policía, el señor ministro de seguridad, el resto de demás oficiales, el jefe de defensa, porque si las autoridades se comprometen van a permitir poner a la orden de la justicia de quien se sospecha”.

Noticia relacionada Alianza del crimen organizado y narcoactividad ligada a JOH repercute en ola de violencia en Honduras

“Que no le tiemble la mano en aplicar la ley cuando descubran que un militar, policía o juez está involucrado en operaciones dirigidas al narcotráfico”, instó.

El general en condición de retiro Luis Alonso Maldonado Galeas, señala que el Estado cuenta con limitaciones frente a los recursos que destinan los grupos criminales del narcotráfico, pero reconoce que se ha hecho más incautaciones, decomisos y destrucción de droga e inhabilitación de narco pistas.

“Para neutralizar el narcotráfico, es necesario que el Estado prepare una estrategia amplia y el recurso logístico para bloquear el ingreso de droga e impedir su distribución y producción interna”.

Según Galeas, muchos hondureños dejaron la producción de granos básicos por dedicarse a la producción de drogas por lo que recomendó intervenir los departamentos de Olancho, Yoro, Gracias a Dios, Atlántida y el occidente de Honduras, por ser las regiones en que opera la narcoactividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.