Gladis Aurora López

Gladis Aurora López, la poderosa inversionista de la “energía limpia”

Compartir

Tegucigalpa. -La imponente y poderosa diputada nacionalista por el departamento de La Paz, que busca lograr ser electa por cuarta ocasión como congresista en el Legislativo, fue nombrada por Estados Unidos por “corrupción significativa” y señalada por Global Witness de tranzar desde su posición para ejecutar sus millonarios proyectos hidroeléctricos y sembrar terror en su departamento contra quienes se oponen a su rentable negocio.

También lea: Óscar Nájera, el diputado que no claudica en seguir en el poder pese ser señalado por narcotráfico

Gladis Aurora López es oriunda del municipio donde se cultivan los mejores granos de café de Honduras: Marcala, en el empobrecido departamento de La Paz. Nació un 25 de enero de 1960 en el seno de una familia rural conformada por sus padres y cuatro hermanos.

López logró alcanzar el título de secretaria bilingüe en el colegio evangélico Anna D. Betchold en la ciudad industrial, San Pedro Sula, posteriormente, continuó sus estudios superiores en Canadá donde obtuvo una licenciatura en turismo por la Universidad LaSalle.

Arribó al país y logró laborar en la empresa hidroeléctrica El Cajón, luego retornó a Marcala para formar su familia junto al cafetalero Arnold Castro, con quien tuvo tres hijas, una de ellas asesinada en 2008 tras ser secuestrada en la aldea Milpa Grande, en Francisco Morazán.

SUBSISTENCIA POLÍTICA

Bajo la primera candidatura presidencial del expresidente Porfirio Lobo Sosa (2005), López, se desempeñó como coordinadora departamental de campaña, lo que le valió para luego ser ungida presidenta de la Convención Nacional del Partido Nacional en el año 2007 y para el 2009 fue electa por primera vez como congresista. En 2014 fue reelecta como diputada y nombrada presidenta del Partido Nacional.

En las elecciones de 2017 logró por tercera vez ser electa diputada y designada vicepresidente del Congreso Nacional.

Actualmente, funge como séptima vicepresidenta del Congreso Nacional y, pese a sus imputaciones por corrupción y de utilizar su posición para lograr pactar negocios con el Estado, forma parte de la comisión de Ética y Transparencia en el Poder Legislativo.

LA MAFIA EN EL PODER, PIEZA CLAVE DEL EXTRACTIVISMO

Según investigaciones de Global Witness, Gladis Aurora López utilizó su poder en el Legislativo para constituir, junto con su esposo, las represas hidroeléctricas Aurora I, II Y III, para las que obtuvo licencias ambientales y concesiones para la venta de energía con el Estado, violando de esta manera la Constitución de la república y la Ley de Contratación del Estado.

“La presidenta del Partido Nacional, Gladis Aurora López, parece tener un claro conflicto de intereses, dado que su marido es único administrador de La Aurora y Los Encinos, dos proyectos hidroeléctricos a las que se otorgaron licencias cuando López desempeñaba un cargo en el Congreso, lo que infringe la Constitución de Honduras. Activistas locales afirman que López montó una consulta falsa para intentar conseguir que se aprobara la presa de Los Encinos”, estableció Global Witness, en su informe publicado en enero de 2017.

Con sus negocios, López puso en auge el extractivismo afectando a comunidades y pobladores de San José de La Paz y Guajiquiro, en el departamento de La Paz y en los departamentos del sur del país, Valle y Choluteca, donde las personas que se oponen a los proyectos hidroeléctricos son amenazados, perseguidos, criminalizados e incluso asesinados.

En el año 2016, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) denunció a López y a su marido por “ser fuente permanente de amenazas y conflictos por la construcción de proyectos hidroeléctricos en el departamento de La Paz”. Este señalamiento se hizo en un comunicado mediante el cual la organización condenó el asesinato de la ambientalista Lesbia Yaneth Urquía, quien se oponía a la construcción de la represa hidroeléctrica Aurora I en el municipio de San José, La Paz.

En noviembre de 2017, la comisionada de la Policía Nacional en condición de retiro, María Luisa Borjas, reveló informes de la institución policial que supuestamente incriminan a López y a su esposo como autores intelectuales del asesinato contra la ambientalista Berta Cáceres.

Lea: La Pichu, y su ascenso al poder bajo la sombra de su defenestrado padre

CORRUPCIÓN, LA COBIJA QUE LE ATAÑE

A mediados de 2018, la extinta Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) imputó a su esposo Arnold Castro, como parte del caso Pandora, por el delito de lavado de activos en perjuicio de la economía del Estado, pero posteriormente este delito fue cambiado a encubrimiento, para que se defendiera en libertad.

Castro es parte del caso Pandora que sindicó a 38 personas entre estos funcionarios de gobierno y diputados por el desvío de 282 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

La trama de corrupción se orquestó entre los años 2005 y el 2010 mediante el desvío de dinero destinado para la ejecución de proyectos agrícolas a familias de escasos ingresos en varias comunidades de al menos ocho departamentos, pero terminaron en los bolsillos de políticos y sus familiares.

Luego en diciembre de 2018, la MACCIH presentó el caso Arca Abierta en el que acusó a la poderosa diputada, junto a cuatro diputados y seis exdiputados, por malversar más de 21 millones de lempiras de la Asociación Planeta Verde a sus cuentas personales.

En junio de este año, el Departamento de Estado de los Estados Unidos reveló varios nombres de funcionarios corruptos del Triángulo Norte de Centroamérica mediante la famosa lista Engel en la que fue agregada López por estar involucrada en corrupción significativa.

Recientemente, la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (Uferco) solicitó al Instituto de la Propiedad información relacionada a las empresas propiedad de López y su esposo con la finalidad de emprender futuras acciones legales. La medida también incluye a la hija de López, Ana Lucía. Todos ellos sindicados en el caso Arca Abierta.

Gladis Aurora López se postula para estas elecciones generales como candidata a diputada por el departamento de La Paz en busca de un cuarto periodo consecutivo como diputada.

Pese a ser imputada por corrupción forma parte de la comisión de Ética y Transparencia en el Congreso Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.