Fuerzas políticas siguen sin alcanzar acuerdos en torno a nueva Ley Electoral

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- La incertidumbre se apodera de la realidad electoral a menos de dos semanas de la convocatoria a elecciones por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE). Los políticos siguen sin alcanzar acuerdos para aprobar la nueva Ley Electoral.

El dictamen está listo pero hay puntos clave en los que no hay acuerdo y esto ha frenado que el borrador sea presentado al pleno y discutido por los congresistas, uno de esos factores es la representación en mesas electorales.

De acuerdo a diputados, hay dos posturas relacionadas al tema de la representación en mesas: que se nombre a un representante por partido o que solo se nombre en las mesas a integrantes de las fuerzas políticas mayoritarias.

Otro de los elementos en los que no hay acuerdo, es el relacionado a la elaboración del nuevo censo electoral, pues Libre ha dicho que sin censo y nueva tarjeta de identidad, ellos no firmarán el dictamen de Ley.

De acuerdo a las autoridades del Registro Nacional de las Personas, el avance del enrolamiento para el nuevo censo indica que finalizaría hasta mayo del 2021, por lo que el mismo estaría listo para las elecciones generales.

La división domina la realidad electoral y la preocupación de diversos sectores sociales ante este atraso electoral, genera incertidumbre de cara a las elecciones de 2021.

En el foro televisivo Frente a Frente, el abogado y exmagistrado del Tribunal Supremo Electoral, Arístides Mejía, dijo con respecto a la falta de acuerdos: “lo esencial en este momento es salvar las elecciones, a mi juicio no era necesario una tarjeta nueva, gastar tanto dinero y arriesgarnos en que no todos la tengan al momento de votar, estamos en plena pandemia no es que hay una actitud deliberada de fraude”.

Por su parte el diputado liberal Mario Segura, quien es presidente de la Comisión de Dictamen de la nueva Ley Electoral, manifestó que las fuerzas políticas tienen hasta el próximo martes para ponerse de acuerdo, caso contrario el documento será entregado a la Secretaría del Congreso Nacional.

“Si no hay acuerdo, si Libre no firma el documento o cualquier otra fuerza política pide más tiempo para discutir esto, yo renunciaré a la Comisión y presentaré el documento a Secretaría”, enfatizó Segura.

“Sabemos que ahora no hay acuerdos, pero esperamos que en las próximas horas las fuerzas mayoritarias podamos sentarnos a discutir sobre el tema, pero dejamos claro que nuestra postura sobre el censo es clara”, respondió el diputado Samuel Madrid quien forma parte de la Comisión Electoral.

Entre tanto el diputado nacionalista Reinaldo Ekonomo, integrante de la Comisión, cree que el tema del censo no debe ser un punto que obstaculice la aprobación de las leyes electorales pendientes en el Congreso. ‪“El tema del censo electoral no afecta para que se realicen elecciones internas, entonces no debe ser un tema que detenga la ley electoral”.

Además de la Ley Electoral, en el Poder Legislativo está pendiente de aprobación, la Ley del Tribunal de Justicia Electoral y la Ley del Consejo Nacional Electoral. El Poder Legislativo tiene una agenda nutrida en materia electoral, pero muy poco tiempo y acuerdos para abordarla.

“Debo aclarar que no estamos boicoteando el proceso ni retirando de la comisión de dictamen, nunca hemos sido aliados del Gobierno, nuestro partido es democrático, Libre ha sido abanderado de la democracia”, respondió a los cuestionamientos del Partido Nacional, el diputado Madrid.

Madrid enfatizó en que su partido está abierto a discutir cualquier tipo de reforma que fortalezca la democracia, por ejemplo la segunda vuelta, de la que acusó al Partido Nacional de oponerse a la medida.

La postura de Libre fue cuestionada por liberales y nacionalistas, pues enfatizaron en que la oposición a la nueva Ley porque el censo no está listo es contradictoria, pues hace dos años su principal demanda era tener a un representante en el Registro Nacional de las Personas, y ahora que lo tienen no confían en la labor que Oscar Rivera hace en la institución.

“No es suficiente con el representante, es necesario que haya más voluntad para tener la nueva tarjeta de identidad y un censo depurado, si eso no sucede el fraude electoral el próximo año será una realidad”, argumentó Madrid.

“La retórica de Libre y del Partido Nacional deja mucho que desear, todos los partidos asumieron responsabilidad después del caos del 2017, hay un compromiso de aprobar reformas que cambiarán esa realidad, pero eso no ha sido así y ha primado el interés particular que el interés nacional y estamos dando un mal espectáculo porque en vez de resolver el problema de reformas profundas, estamos con este tipo de situaciones”, calificó la situación el secretario del Partido Liberal, Octavio Pineda.

Pineda cree que estas discusiones han servido para desviar la atención de temas como la segunda vuelta y reformas que en realidad cambien las reglas del juego electoral y que garanticen la transparencia de cara al 2021.

Reformas como la segunda vuelta, que necesita el apoyo de 86 votos en el Congreso no tiene posibilidades de ser aprobada de cara a las elecciones de 2021, asimismo temas como la reelección presidencial tampoco será solventada por el Poder Legislativo, por lo que de acuerdo a la interpretación del oficialismo, la misma continua abierta hasta que este poder del Estado tome una decisión al respecto.

El panorama para las elecciones del 2021 no es nada prometedor y la historia del 2017 está cerca de repetirse en un país carente de acuerdos y de voluntad política para fortalecer la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.