Actualidad|Noticias Destacadas

Falta de estructura, pandemia y negligencia de padres y docentes empañan retorno a clases

empañan retorno a clases

Compartir

 

Por: Viena Hernández

Tegucigalpa. – Después de más de dos años de sistema educativo paralizado, todavía existe una notable resistencia al retorno a clases en Honduras, siendo los principales argumentos la falta de estructura, falta de acondicionamiento de los institutos, sumado al obstáculo de la pandemia de la covid y la negligencia de los padres de familia y maestros.

Aunque hay algunos centros educativos que mantuvieron con esfuerzo las actividades académicas mucho antes del mandato al retorno a clases oficial de la Secretaría de Educación, en otros todavía no están de acuerdo, motivo por el que enumeran distintos argumentos, con tal de aplazar más la continuidad normal del aprendizaje en todas las escuelas y colegios.

Existen diversas posturas, unas coinciden entre sí y otras son contrarias. Una de las más utilizadas ha sido el temor por un rebrote del virus después del “jolgorio” que gran parte de la población decidió durante la Semana Santa.

Fidel García integrante del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), justificó que podría haber repunte de contagios después de la semana de asueto, por lo que opinó que deberían permitirse dos semanas de espera hasta que la cantidad de contagios baje.

Según datos de la Secretaría de Educación, al menos el 40 por ciento de los niños se ha aplicado la vacuna pediátrica.

Respecto al comunicado de la Secretaría de Educación llamando al retorno a labores normales para este lunes 18 de abril de 2022, el representante de la Federación Nacional de Instituciones Educativas Privadas de Honduras, Carlos Sabillón, dijo que han laborado sin mayor problema y no han reportado algún rebrote, además tienen un convenio con los padres de familia para que los jóvenes reciban clases de manera presencial o de forma virtual.

El retorno será bajo normas, por ejemplo, en los colegios con mayor cantidad de alumnado trabajarán en la modalidad semipresencial y con sus estudiantes divididos en grupos para evitar la aglomeración de las aulas.

El director departamental de Educación de Copán, José Gonzalo Pineda, informó que unos 73 mil estudiantes retornaron a clases semipresenciales en varios institutos educativos de esa zona del Honduras.

En los centros educativos donde reúnen más de 800 estudiantes el aprendizaje se realiza de manera gradual, por ejemplo, en aulas con unos 40 alumnos, se deben dividir a la mitad. Misma modalidad siguen en otras ciudades del país como Catacamas, Olancho.

Otros han sido más responsables, en el departamento de Lempira, en escuelas como el Centro de Educación Básico Doctor Presentación Centeno, sus autoridades académicas señalan haber recibido a los alumnos desde marzo de manera gradual y presencial.

Las autoridades del instituto señalaron que los maestros cuentan en su mayoría con tres dosis, pero los niños entre los cinco y 10 años aún no han completado el esquema de inmunización.

Lea también: Ordenan el regreso total a clases presenciales a partir del 18 de abril

JORNADAS DE LIMPIEZA, VACUNAS Y “DOBLE MORAL”

Mientras tanto, en los centros educativos Modesto Rodas, escuela Villa Olímpica y otros de Tegucigalpa, anunciaron que se preparan para recibir a los alumnos la próxima semana, tuvieron que realizar jornadas de limpieza por inundaciones de lluvias debido al mal estado de los techos.

Especialistas en el área de la salud, como el presidente de la Asociación de Pediatría del Valle de Sula, Maynor Matta, han dado luz verde a reavivar las actividades académicas, pues afirmó que ahora es el momento oportuno debido a la baja cantidad de contagios.

Además, recordó que hace un año la Asociación de Pediatría no estaba en la disposición de asegurar un retorno seguro a clases porque en ese entonces los casos positivos por covid eran altos.

Actualmente existe una disminución de los casos y las vacunas anticovid están a la disposición para ser aplicadas.

Los riesgos de contagio están en cualquier lugar y fue mayor con la salida masiva de “veraneantes” durante la Semana Santa, por lo que la pandemia no debería ser un impedimento para volver a clases, pues se trata de guardar las normas y las medidas de bioseguridad con el fin de no detener más el proceso de la educación.

Una parte de los docentes y padres de familia solicitan vacunación completa antes de retornar, sin embargo, la Secretaría de Educación ha anunciado que si aún hay niños y jóvenes sin aplicarse el antídoto ha sido por decisión de los padres o encargados.

El diputado y presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de San Pedro Sula, Carlos Umaña, dijo que Honduras no puede seguir rezagada y las clases deben reanudarse para evitar problemas psicológicos y de adaptación social en los niños.

Agregó que debido al desenfreno de la población por salir a “vacacionar”, en las primeras semanas de mayo podrían verse los efectos de las variantes covid. A su vez, apuntó que es evidente que existe doble moral “al salir en jolgorio” de vacaciones pero que haya renuencia en regresar a clases usando como excusa la pandemia.

Lea también: Honduras: la pobreza es el principal impedimento para el retorno a clases presenciales

REINTEGRAR A LOS ALUMNOS

En Honduras la mala condición de los edificios educativos ha sido casi histórico, pero algunos maestros han exigido al menos una reparaciones y acceso a agua potable. Entre las peticiones más comunes está la reparación de las aulas, compra de nuevo mobiliario y que se brinden las medidas de seguridad necesarias.

Docentes del centro educativo Itzamna en la colonia Satélite de Tegucigalpa, solicitaron también material didáctico e insumos para protección contra el covid. Por la falta de uso, los pupitres estaban cubiertos de polvo, los alumnos se ausentaron este lunes y anunciaron que seguirán en la virtualidad hasta que el techo sea reparado para evitar las inundaciones.

En el colegio capitalino Estados Unidos y en el John F. Kennedy la presencia de estudiantes fue muy poca, sus docentes solicitaron ayuda para rehabilitar el agua potable.

ONU y Xiomara Castro

Los más afectados por la falta de acceso a la modalidad virtual fueron los niños y niñas más pobres, los indígenas, los afrodescendientes y los retornados, anunció en conferencia de prensa, Alice Shackelford, representante de la ONU en Honduras.

En escuelas como la República de Uruguay de Tegucigalpa o en el Luis García Bustamante de San Pedro Sula, los maestros se presentaron a sus jornadas, pero luego tuvieron que retirarse ante la ausencia de alumnos por miedo al contagio después de las vacaciones de Semana Santa.

A través de un escrito, la empresa privada respaldó la decisión del gobierno de abrir los recintos de estudio públicos y privados a nivel nacional para que se reanuden las actividades en los centros de estudio después de pasar más de dos años en el abandono por restricciones contra la pandemia.

Esta disposición logrará disminuir la brecha de inclusión al aprendizaje que dejó fuera del sistema educativo a 1.1 millones de educandos y reintegrar a 500 mil que se retiraron porque no contaban con los medios para conectarse a internet, destacaron los empresarios.

En San Lorenzo, departamento de Valle, la escuela Alfonso XIII va varios pasos adelante, empezó a ser utilizada como centro de vacunación para estudiantes, docentes y padres de familia.

La secretaría de Educación y de Salud han anunciado trabajar en conjunto para  vacunar a niños y jóvenes en los centros de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.