Nación desuso|Noticias Destacadas

En Biosfera del Río Plátano de Honduras construyen carretera ilegal para ganado y trasiego de drogas

En Biosfera del Río Plátano

Compartir

 

Tegucigalpa.-  Mongabay, sitio web especializado en noticias sobre conservación y ciencias ambientales, publicó el pasado jueves 13 de mayo una nota informativa sobre la construcción de una carretera ilegal en la reserva de la Biosfera del Río Plátano de Honduras que sería utilizada por ganaderos, madereros y narcotraficantes.

La publicación inició subrayando que el gobierno no ha tomado acciones pese a conocer sobre la construcción ilegal desde hace un año, tener múltiples denuncias respaldadas por datos satelitales y su condición de Patrimonio Mundial por la UNESCO. Además, compartió que la carretera ha creado divisiones entre los grupos indígenas, con el Consejo Territorial Bakinasta denunciando la construcción de la carretera ilegal y demandando acción por parte del estado.

El periodista de Mongabay, Ashoka Mukpo, resaltó que la Biosfera del Río Plátano fue nombrada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1982, que es uno de los ecosistemas más impresionantes del planeta con más de 721 especies conocidas de vertebrados, incluidos jaguares, osos hormigueros gigantes y grandes guacamayas verdes y que en su extremo sur se superpone con las reservas de tierras indígenas que se extienden a través de la frontera hacia la vecina Reserva de la Biosfera Bosawas de Nicaragua.

Nota relacionada: Loros y guacamayas de Honduras bajo amenaza por pérdida de hábitat y tráfico de especies

En total, la reserva protegida de 630.000 hectáreas (1,56 millones de acres), junto a su zona de amortiguamiento de 200.000 hectáreas (494.000 acres) y territorios indígenas colindantes, comprende uno de los últimos remanentes intactos del bosque lluvioso mesoamericano, que una vez abarcó amplias franjas de América Central.

En los últimos años, el Río Plátano también ha sufrido un aumento vertiginoso de las tasas de deforestación, con las invasiones ilegales de ganaderos, madereros y narcotraficantes amenazando la integridad de la biosfera.

Mongabay obtuvo evidencia de una carretera ilegal que cruza directamente la zona de amortiguamiento del Río Plátano y el corazón de los territorios indígenas. Con líderes indígenas de la zona alertando que la carretera es la «mayor amenaza en el Río Plátano» y acusando al gobierno hondureño de hacerse de la vista gorda en relación a su obligación legal de detener la construcción de la misma. «La carretera se ha construido como una herramienta para los actores ilícitos y se utilizará para traficar drogas, madera y otros productos», denunció un líder indígena.

Mongabay indicó haber verificado la existencia de dicha carretera a través de múltiples fuentes en la región, incluidos funcionarios que trabajan para agencias con autoridad de supervisión de la biosfera. De acuerdo a esas fuentes, los financiadores de la carretera son poderosos empresarios y políticos locales con supuestos vínculos con narcotraficantes. Debido a los riesgos asociados con hablar públicamente sobre la carretera, Mongabay acordó proteger sus identidades.

«Sabemos que entre los que construyen la carretera hay gente muy poderosa, incluidos narcotraficantes y grandes ganaderos», dijo un funcionario del gobierno hondureño con conocimiento directo en los temas relacionados al Río Plátano.

Según las fuentes de Mongabay, la construcción de la carretera se aceleró a principios del año pasado con la pandemia de COVID-19. Los datos satelitales muestran que la carretera comienza en el departamento de Olancho en Honduras, cruza el territorio indígena Tawahka, extendiéndose al este a través de la zona de amortiguamiento del Río Plátano y hacia tierras Bakinasta, propiedad del grupo indígena Misquito en el departamento de Gracias a Dios.

Lea también: Indígenas y afrodescendientes en confinamiento: carta blanca a proyectos extractivos

Los conservacionistas que trabajan en la región dicen que su presencia es una amenaza inmediata a la biosfera del Río Plátano y facilitará el acceso a los especuladores de tierras que buscan establecer ranchos ganaderos y operaciones agrícolas.

«Esta carretera inevitablemente creará un corredor de deforestación en todo el bosque Misquito, se utilizará como un conducto para las drogas y otros bienes ilícitos y pondrá en riesgo los territorios indígenas de este a oeste», dijo a Mongabay un defensor con experiencia trabajando en la región.

La parte inicial de la carretera se construyó en 2008, pero fuentes dijeron a Mongabay que se extendió rápidamente a través del Río Plátano durante la pandemia, ya que los líderes indígenas han sido presionados para firmar acuerdos ilegales que permitan su construcción. Si bien se dice que algunos integrantes del pueblo Tawahka apoyan la carretera debido al acceso que abre a las instalaciones de salud y las oportunidades económicas en las ciudades cercanas, los documentos revisados ​​por Mongabay muestran que los Misquitos vecinos se oponen firmemente a su presencia, por temor a que dará lugar a una avalancha de apropiaciones de tierras e incursiones violentas a su territorio.

«Esta asamblea declara no deseado el proyecto de la carretera interdepartamental y lo considera una amenaza directa a nuestro territorio y recursos naturales», escribió el consejo territorial Misquito Bakinasta en una declaración enviada el año pasado a la Fiscalía Especial de Etnias y Patrimonio Cultural en Honduras.

A pesar de la clara ilegalidad de la carretera y la amenaza que representa para la integridad del Río Plátano, hasta el momento el gobierno hondureño ha fallado en detener dicha construcción pese a tener conocimiento incontrovertible de la presencia de la misma, dijeron fuentes de Mongabay.

«Las autoridades del gobierno se han movido de manera muy pasiva», dijo un líder indígena. «No han actuado aunque existe un marco legal que faculta a las Fuerzas Armadas para instituir la conservación de los bosques y proteger la vida en el Río Plátano porque es un sitio de patrimonio mundial».

Las tierras propiedad del pueblo Misquito están bajo la amenaza de especuladores y «colonos», tanto en Honduras como en la vecina Nicaragua. El año pasado, el Instituto Oakland publicó un informe que indica que desde 2015 al menos 40 indígenas han sido asesinados en disputas por tierras en Nicaragua.

Defensores temen que la carretera acelere la presencia de amenazas similares en los territorios Misquitos hondureños. Al menos cuatro asesinatos se han producido en las comunidades aledañas a la carretera, con asaltantes arribando y huyendo en vehículos todo terreno a través de la recién construida vía. “El peligro es muy, muy claro aquí”, dijo un defensor a Mongabay. «Estas no son personas con las que hay que meterse».

La presencia de la carretera y la negativa del gobierno hondureño a cerrarla es una ventana a las luchas del país contra la corrupción y la impunidad. En 2019, el hermano del presidente Juan Hernández fue condenado por tráfico de drogas en Nueva York, y la evidencia presentada por los fiscales en otro juicio implicaba al propio Hernández en el tráfico ilícito.

«Es muy claro que élites políticas, que también pueden estar conectadas con el comercio ilícito, ejercen mucha influencia en la oficina del fiscal general», dijo Stephen Dudley, codirector de Insight Crime. «Hicimos una historia que narraba todas las formas en que miembros del Partido Nacional estaban conectados con actividades ilícitas, desde la malversación de fondos para sus propias campañas hasta el tráfico de drogas y el tráfico ilegal de madera. Y todos estos intereses están siendo atendidos por un estado débil y corrupto».

Nota relacionada: Fiscales federales detallan participación del Partido Nacional en las actividades de narcotráfico

Según la investigación de Insight Crime, el tráfico de drogas a través de Honduras y el Río Plátano se ha disparado en los últimos años, ya que los contrabandistas se apoyan más en las rutas que se dirigen tierra adentro desde la costa a través del bosque lluvioso y hacia el norte de Guatemala y México. Una carretera que atraviese el Río Plátano sería una bendición para los traficantes, ya que les permitiría transportar más fácilmente los envíos a través de la remota región, lejos de miradas indiscretas y los esfuerzos de incautación.

«Este es un tema peligroso», dijo la fuente gubernamental de Mongabay. «Han habido grandes narcotraficantes en la parte norte del Río Plátano, incluidos los Amador, quienes creemos que están detrás de la carretera porque la ruta de acceso es más rápida».

De interés: En Olancho aseguran bienes y empresas mercantiles de familia Amador, vinculada al lavado de activos

Se dice que el Instituto de Conservación Forestal (ICF) y la Fiscalía Especial de Medio Ambiente han realizado repetidas visitas a la carretera, pero hasta el momento no existe voluntad política para ejecutar detenciones o tomar medidas enérgicas. Ni el ICF ni la Fiscalía del Ambiente respondieron a las solicitudes de información de Mongabay.

«Sabemos que algunos diputados o políticos del actual gobierno tienen propiedades en el Río Plátano o en la biosfera Tawahka, por lo que obviamente la carretera es conveniente para ellos», dijo la fuente consultada por Mongabay. «Creemos que hay fuertes vínculos políticos entre la apertura de la vía y los ganaderos, porque muchos políticos en Olancho son ganaderos».

Mientras los Misquitos de Bakinasta continúan presentando denuncias sin que las autoridades tomen acción, aumentan los temores de que elementos dentro del gobierno hondureño hayan decidido permitir que la carretera permanezca a pesar de la amenaza que representa para el Río Plátano.

«Pareciera que están a la espera de alguna decisión política», afirmó un defensor conservacionista con sede en Tegucigalpa. «Puede que dejen el caso ahí para siempre sin hacer nada. Ese sería el peor de los casos». Para los bosques y la vida silvestre dentro del Río Plátano, junto con las comunidades indígenas que viven en sus bordes, eso podría significar un desastre.

«Esto está pasando por el abandono institucional», dijo el funcionario gubernamental citado por Mongabay. «Ahora estos ganaderos, narcotraficantes y políticos han hecho lo que quieren en el área de la Mosquitia y como resultado de eso tenemos esta carretera».

4 comentarios en “En Biosfera del Río Plátano de Honduras construyen carretera ilegal para ganado y trasiego de drogas

  1. Es triste la verdad ver la extincion pronosticada de nuestros pueblos, ¿Quien nos defenderá? En realidad nonnadie quien nos defienda con derecho por que los mismos gentes del derechos temen tocar a las corupciones de los políticos de niestro país.
    Lo han aprovechado la ignorancia dwl pueblo, han adueñado de los territorio ze oos indigenas tawahkas y miskitu, cada vez mas estos pueblos estan acorralados, aun ellos no se imaginan por poco conocimiento respecto sus derechos.
    Señores tomen cpnciencia de la extincion de los pueblos, YA HAY UN DECRETO PARA SU SANIEAMIENTO, porque no poner en marcha en accion a dicho decreto, pero URGE hacerlo, las institiciones que son respondable con INA, ICF, GOBERNACI, IP Y entre otras instituciones que estan obligados , asi como secretarias de finanzas, debe priorizar en la partidad presupuestarq para SANEAMIENTO TERRITORIAL en cumplimemiento de los derechos territoriales de los pueblos.

    «BASTA YA» «SOS» «TAWAHKA»,
    Para aquello supuestos lideres de la moskittia, basta yá!

    1. La carretera no b a pasar por río platano es un vil mentira tampoco es financiado por traficantes es autodeterminación de los pueblos que están haciendo maratonica par abrir l carretera xque es u derecho humano. Soy mirna wood vice presidenta de masta y el presidente actual de bakinasta. Esta a favor de la carretera. Ese que di eser presidente de bakinasta el pueblo y lo destituyó por corrupto. Mi nue. Ro. 88969925

      1. Es bueno conocer la realidad y opinar, lo que dice el documento es úna realidad y los que somos del municipio de wampucirpi lo sabemos muy bien, y todos sabemos cuantas muertes hay por peleas de tierras y las autoridades bien gracias.

  2. Señores, esto ya no es una amenaza, es una realidad.

    La corrupción del Partido Nacional, sea en cuanto a malversación, sea en cuanto a narco trafico, sea en cuanto a impunidad a sus correligionarios ladrones y farsantes, ha invadido todo, hemos viajado a Gracias a Dios, a este área de Bakinasta que se menciona en su articulo, desde Catacamas hay transportes que le pueden llevar facilmente para alla, parece que corresponde íntegramente a lo que es el municipio de Wampusirpi, y según las noticias aparecidas desde hace años, allí reino la total impunidad a sus autoridades que se robaron lo que quisieron y la gente siguen diciendo que esto sigue igual. Hemos visto que algunos lideres miskitos, son mas políticos que dirigentes de sus comunidades y parece que este es el problema, antes que nada los intereses políticos que no los de sus comunidades que son graves, otros lideres son lo que tanta gente también repiten, antes buscan sus intereses de dinero que no su comunidad, así las cosas, se entiende que se este destruyendo todo, sea el medio ambiente, las tradiciones culturales, la convivencia y como una consecuencia a todo la pobreza en aumento, como también podimos observar, unida a la perdida de sus tierras heredadas de sus antepasados, que no les costaron nada y hoy las venden como de un objeto encontrado y sin valor aparente para muchos de sus pobladores. También podimos observar el tema del narco trafico y venta de droga local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.