EE.UU llama a El Salvador a trabajar por una “coherente” solución a la crisis política

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

La Oficina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de los Estados Unidos, llamó el lunes a los sectores de El Salvador a buscar una solución “coherente” al conflicto político entre el presidente Nayib Bukele y la Asamblea Legislativa.

“Hacemos un llamado a todas las partes (en El Salvador) para que trabajen juntos y encuentren una solución coherente con la Constitución de El Salvador, a medida que el país busca tomar decisiones sobre la vía más oportuna para mejorar la seguridad y fomentar el crecimiento económico del país”, dijo un vocero del Departamento de Estado.

La reacción del Gobierno de Estados Unidos se da, luego que el embajador de ese país, Ronald Douglas, rechazara la presencia de la Fuerza Armada en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa, durante la sesión plenaria especial, convocada por el Consejo de Ministros del Gobierno de Bukele, el domingo.

La Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, recalcó que Estados Unidos apoya la democracia que El Salvador ha construido desde la firma de los Acuerdos de Paz y también señaló que el país debe respetar la independencia de las instituciones del Estado.
“Estados Unidos apoya la democracia, el Estado de derecho incluida la separación de poderes y el fortalecimiento de las instituciones democráticas en El Salvador. El Salvador ha logrado una notable historia de gobernabilidad democrática desde los Acuerdos de Paz en 1992”.

“Conductas de gobiernos dictatoriales”

Otras organizaciones en Estados Unidos también rechazaron la presencia de la Fuerza Armada en la Asamblea Legislativa ordenada por el presidente Bukele. Alianza América,una de las mayores redes de organizaciones no gubernamentales de inmigrantes del país, que trabaja también trabaja con la Alianza TPS, se sumó a las críticas.

En un comunicado, el director de la organización, el salvadoreño Oscar Chacón, dijo que acciones como las que se observaron el domingo pasado en El Salvador, son “conductas comunes de gobiernos autoritarios y dictatoriales”.
“La decisión del presidente Bukele de desplegar fuerzas militares y policías antimotines para facilitar su acceso a la Asamblea Legislativa ha marcado un lamentable y peligroso retroceso en el proceso de la consolidación de Estado de Derecho y el fortalecimiento democrático del país. Es triste que un presidente democráticamente electo favorezca conductas políticas comúnmente asociadas con gobiernos autoritarios y dictatoriales”, dijo Chacón.

La medida del presidente Bukele, para presionar a los diputados para que aprueben un préstamo de $109 millones que serán invertidos en la siguiente fase del plan de seguridad del Gobierno, también fue criticada y rechazada por el senador Jim McGovern y el director de Human Rights Watch para Latinoamérica, José Miguel Vivanco.

Vivanco expresó en su cuenta de Twitter que la medida de “intimidar al Congreso rodeándolo e invadiéndolo con militares, atenta contra la democracia y debe ser condenada sin ambigüedades”.(Tomado de: laprensagrafica)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.