Global.

Delegación de solidaridad pide a EE. UU que CIDH investigue asesinato de Berta Cáceres y se suspenda ayuda militar a Honduras

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La delegación de solidaridad organizada por las Misiones Agrícolas en honor a Berta Cáceres piden al Gobierno de los Estados Unidos que se invite a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para investigar el asesinato, o por lo menos para documentar cómo la investigación se ha manejado hasta este momento.

Además le piden que presione al gobierno de Honduras que reevalúe  las 51 concesiones emitidas a las empresas en los territorios Lencas, para asegurar que el derecho al consentimiento previo, libre e informado sea respetada bajo los acuerdos internacionales cuales Honduras ha ratificado.

Parte de la delegación reunidos ayer en la Vía Campesina en Tegucigalpa
Parte de la delegación reunidos ayer en la Vía Campesina en Tegucigalpa

Y  demandan que toda la seguridad y la ayuda militar del gobierno de Estados Unidos en Honduras se suspendan hasta que la violación masiva de los derechos humanos, incluso las ejecuciones extrajudiciales por parte de los individuos asociados con los grandes propietarios de la tierra pare en Honduras.

A continuación el comunicado de prensa: Delegación de Solidaridad Honduras en honor de Berta Cáceres

4 de mayo de, el año 2016 La Esperanza de Intibucá, Honduras

La delegación de solidaridad organizada por las Misiones Agrícolas en honor a Berta Cáceres se ha reunido con numerosas organizaciones y comunidades lencas y campesinas, con el liderazgo de COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) y la familia de Bertha Cáceres.

Hemos escuchado testimonios sobre la penalización por las corporaciones y el estado de las comunidades que se resisten a que a megaproyectos en territorios lencas. Hemos escuchado cómo el derecho al consentimiento previo, libre y pleno se ha violado sistemáticamente, sobre todo desde el golpe de Estado de 2009, y en violación del Convenio No. 169 de la Organización Internacional del Trabajo y la Declaración de los derechos de los pueblos Indígenas de la ONU.

El anuncio el 2 de mayo de la detención de cuatro sospechosos relacionados con los militares hondureños, la corporación DESA, y maras contratadas confirma lo que COPINH ha afirmado desde el principio: el asociado está directamente ligado al proyecto de la presa hidroeléctrica en el río Gualcarque. Dado el carácter emblemático de este proyecto de la presa como la primera de otras 51 concesiones en territorio Lenca, el resultado de este conflicto es de importancia para los intereses más poderosos de Honduras.

Por lo tanto, sospechamos fuertemente que hay autores intelectuales más allá de los que actualmente han sido detenidos, y que la investigación debe continuar. Estamos de acuerdo con COPINH que una investigación independiente por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos siga siendo necesaria para legitimar y aclarar esta investigación y asegurar que los autores intelectuales no están siendo protegidos. Estamos de acuerdo con COPINH y familiares de Berta que hasta que haya rendición de cuentas en los más altos niveles del gobierno de Honduras y por las leyes internacionales que regulan las actividades de las empresas, hay poca seguridad para los que, como Bertha, defienden el bienestar de sus comunidades.

Sumamos nuestras voces para exigir lo siguiente:

1) Que la Embajada de Estados Unidos, del Departamento de Estado y el Ejecutivo Estadunidense utilizar su amplia influencia política y económica, y su fuerte presencia así en la llamada investigación de la muerte de Berta, insistan en que el gobierno de Honduras invite a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para investigar el asesinato, o por lo menos para documentar cómo la investigación se ha manejado hasta este momento.

2) Que los Estados Unidos presione al gobierno de Honduras que reevalué  las 51 concesiones emitidas a las empresas en los territorios Lencas, para asegurar que el derecho al consentimiento previo, libre e informado sea respetada bajo los acuerdos internacionales cuales Honduras ha ratificado. Y que dicho respeto a los derechos humanos y derechos de los pueblos Indígenas se extiendan a todas las concesiones en Honduras que se han emitido a las espaldas de las comunidades afectadas, lo que por lo pronto,  representa una acaparamiento sistemática de la tierra.

3) Que el Secretario de Educación resuelva los conflictos en las escuelas comunitarias locales en el territorio Lenca, asegurando que todos los niños reciban la enseñanza conforme a la ley y no solo para los asociados con figuras políticas locales.

4) Que toda la seguridad y la ayuda militar del gobierno de Estados Unidos en Honduras se suspendan hasta que la violación masiva de los derechos humanos, incluso las ejecuciones extrajudiciales por parte de los individuos asociados con los grandes propietarios de la tierra o las corporaciones se investiguen y el estado de derecho se establezca en Honduras.

5) Que el paquete de ayuda de Estados Unidos en virtud de la «Alianza para el Progreso» para Centroamérica asimismo se suspenda en Honduras y otros países de América Central, donde violaciones de derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.