Global.

Conozca como es la navidad en Portugal

Compartir


Por: Redacción CRITERIO

redacccion@criterio.hn

Criterio.hn trae a usted como se celebra la navidad en Portugal

portugal

En Portugal existen cientos de celebraciones de Navidad diferentes. Algunas de las más fértiles en leyendas y rituales las conmemoran las gentes norteñas, herederas de las antiguas tradiciones normandas inspiradas en valquirias y druidas .Las fiestas del centro y del sur del país obedecen en mayor medida a los ritos religiosos católicos: belenes, misas, adoraciones… El elemento que no falta en ningún rincón de la Navidad portuguesa es el fuego, símbolo del triunfo de la luz frente a las tinieblas.

Hogueras en nochebuena

La quema de leña o de tocones de Navidad es una tradición de raíces remotas, que representa el triunfo de la luz sobre las tinieblas. Existe la creencia de que cuanto más grande es el tronco y más tiempo dura su incineración, mejor será la cosecha del Año Nuevo. Con diferentes rituales, en todas las regiones de Portugal arden tocones la noche de Nochebuena.

Bacalao cocido o pavo borracho para cenar

La tradición portuguesa manda que en la cena de Nochebuena el protagonista sea el pavo. Un pavo que tradicionalmente se compraba días antes y que era engordado por las mismas manos que habían de cocinarlo. Era tradición también, aunque la costumbre ya sólo permanece en las zonas rurales, emborrachar al pavo para facilitar el momento del sacrificio y de paso disfrutar de una carne más jugosa en la mesa de Nochebuena.

La tradición portuguesa manda que en la cena de Nochebuena el protagonista sea el pavo. Un pavo que tradicionalmente se compraba días antes y que era engordado por las mismas manos que habían de cocinarlo. Era tradición también, aunque la costumbre ya sólo permanece en las zonas rurales, emborrachar al pavo para facilitar el momento del sacrificio y de paso disfrutar de una carne más jugosa en la mesa de Nochebuena.

Casi a media noche, la misa del gallo llama a la comunión. En la iglesia, al igual que en casa, hay un lugar especial para el belén, la recreación del establo donde nació Jesús, una idea de San Francisco de Asís en el siglo XIII. Antes de Papá Noel era el Niño Jesús el que nos traía los regalos. En las regiones de Bragança, en Guarda o en Castelo Branco, después de la misa se quema un tronco, en una gran hoguera en el atrio de la iglesia. Sirve para que todos se acerquen al fuego por la noche a desear a los familiares y amigos una Feliz Navidad.

Mientras come las 12 uvas (que allí son pasas), un deseo por mes, y bebe espumoso, hay fuegos artificiales que dan las doce campanadas de Año Nuevo. Los de Madeira son los más deslumbrantes, con un espectáculo de luz y color sobre toda la isla. Podrá verlos incluso desde el mar.

Si aún está allí los primeros días del año y se ve sorprendido por grupos que cantan en las calles, son las “Janeiras”. Con estas canciones tradicionales se desea a la gente que pasa un Año lleno de suerte.A pesar de ser un país de profunda tradición católica a los niños portugueses no les traen los regalos los Reyes Magos, sino «Pai Natal» (Papá Noel) la noche de Nochebuena. Eso sí, «Pai Natal» deja los regalos junto al portal de Belén, porque las tradicionales figuritas y los portales vivientes que representan escenas del nacimiento y la vida de Jesús proliferan por todos los rincones de Portugal en estas fechas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.