Congreso Nacional endeuda a Honduras con otros $100 millones con el BCIE

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. La decisión de endeudar a la nación sigue siendo la única salida para el Congreso Nacional que ayer jueves en su sesión virtual volvió a comprometer el futuro del país cediendo a la Secretaría de Finanzas la autorización de un nuevo préstamo con el argumento de asistir la reactivación económica en el sector de la microempresa hondureña golpeada por los efectos de la pandemia del Covid-19.  

El dictamen aprobado por el Congreso, autorizó la adquisición de una cantidad de hasta 100 millones de dólares como parte de un crédito que el gobierno hondureño suscribió en mayo pasado con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

De acuerdo a las autoridades, los fondos se destinarán para financiar  préstamos a la economía de los pequeños empresarios por medio del manejo del “Programa para la Reactivación Económica a través de la MIPYME en la crisis y postcrisis Covid-19 en Honduras”, que Finanzas deberá ejecutar depositando los desembolsos del prestamos mediante el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (BAMPROVIH).

Pese a su notable desconocimiento sobre el contenido del decreto del nuevo préstamo, durante la apertura de la discusión legislativa, algunos congresistas criticaron la decisión de seguir utilizando al Poder Legislativo como una oficina para la extensión de préstamos.

Nota relacionada Congreso Nacional endeuda más a Honduras con 600 millones de dólares

Principalmente, para la ejecución de asistencia económica en concepto de créditos que muchas veces no llega a los sectores más necesitados que terminan desistiendo ante la incapacidad de poder reunir los requisitos que exigen los trámites engorrosos del sistema financiero nacional, coincidieron los diputados en sus intervenciones,  

Referente a esto, el diputado del Partido Liberal, Yury Sabas, explicó que “en el camino de la tramitología que tiene nuestro sistema bancario, estos préstamos quedan en grandes comerciantes del dinero”. Por lo que “¿cómo nos va a asegurar que esto no se va a convertir en una pequeña CONADI, donde van a empezar a crear un montón de empresas de maletín?”, preguntó Sabas a las autoridades de la Secretaria de Finanzas presentes durante el desarrollo de la sesión legislativa.

Ante ese riesgo, la diputada del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD), Doris Gutiérrez, pidió flexibilidad bancaria al momento de imponer las condiciones para el acceso de los préstamos por parte de los micro emprendedores, ya que “las condiciones que ponen para un crédito para muchas de las emprendedoras con solo ver los requisitos se quedan asustadas”, agregó.  

De su parte, el también diputado del PINU-SD, Tomas Ramírez, cuestionó el sentido de ese nuevo endeudamiento, porque anteriormente “hemos aprobado un montón de proyectos presupuestarios que van orientado al mismo objetivo”, expuso. Precisamente, sobre lo anterior, el diputado del partido Libertad y Refundación (Libre) German Altamirano, denunció que “hasta ahora las medidas de endeudamiento que se han implementado no han tenido impacto positivo en la reactivación económica”.

Siguiendo, el también congresista de Libertad y Refundación, Jari Dixon Herrera, cuestionó que a futuro la adquisición de ese nuevo endeudamiento, constituirá una arma de doble filo que tendrán que pagarlo. Por otro lado, no hay precisión si el Estado hondureño ya rebasó su capacidad de endeudamiento, agregó Herrera.

Por lo que, el diputado Liberal, Mario Segura, pidió a las autoridades de Finanzas “un informe que nos diga en cuánto nos hemos endeudado y cuál ha sido el efecto que ha causado en cuanto a la inversión en temas de desarrollo”.

Según la titular de Finanzas, Roció Tábora, Honduras goza de una suficiente  capacidad de endeudamiento, ya que “en los últimos años, el saldo de la deuda en el sector público no financiero ha mantenido un comportamiento estable”, dijo. 

Además, en los últimos seis años las tasas de retorno de los préstamos emitidos llegan hasta un 77 por ciento, es decir, que se han revertido a favor de la economía nacional, tranquilizó la funcionaria quien aseguró que en los próximos días presentarán nuevos préstamos para su respectiva aprobación al interior del Legislativo. 

Para la tranquilidad de los congresistas, Tábora prometió que el endeudamiento que se está contrayendo para atender la pandemia va a llegar al final de este año a un monto máximo de un 53 por ciento, una cantidad menor a la cifra  que el Congreso ha autorizado para atender la actual crisis.   

Sin ahondar en el tema, también se comprometió a trasladar a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), la inquietud de los diputados sobre la agilización en el acceso de los créditos.

Cabe hacer mención que los 100 millones de dólares aprobados por el  Legislativo, solo constituyen el primer tramo de una línea de crédito contraída con el BCIE, que según Finanzas podría ascender hasta 300 millones de dólares. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.