Confinamiento durante la pandemia no ha evitado el asesinato de 2,500 hondureños

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- Pese a que desde el 16 de marzo el gobierno de Juan Hernández ha mantenido en confinamiento a la población, las muertes violentas en Honduras no se han detenido. Según la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Migdonia Ayestas, de enero a septiembre, se registraron 2,500 asesinatos.

Indicó que, los meses más violentos fueron febrero y agosto con 371 y 312 muertes violentas respectivamente. Sostuvo que en tercer lugar se ubica el mes de julio con 298 homicidios.

Según Ayestas, en septiembre se registraron 279 homicidios nueve menos de los ocurridos en septiembre del 2019. Informó, que, al cerrar con 269 casos, enero que es el mes en que menos muertes violentas se reportaron.

Ella dice que el 70% de estos crímenes se derivan de actividades relacionadas con la narcoactividad y que el resto es producto de la delincuencia común.

A lo anterior se suman 54 reos que han sido asesinados al interior de los centros penales del país, incluidas seis mujeres que fallecieron en una masacre registrada el 24 de mayo pasado, en el Centro Femenino de Adaptación Social, situado en la aldea de Támara, a 17 kilómetros al oeste de Tegucigalpa.

El último hecho sangriento de esta naturaleza ocurrió el 6 de agosto pasado, cuando tres miembros de la pandilla, Barrio 18, fueron masacrados en la denominada “cárcel de máxima seguridad, La Tolva”, situada en Morocelì , departamento de El Paraíso.  

Del total de muertes violentas ocurridas en diferentes ciudades del país, 132 personas fallecieron en 36 masacres, registradas oficialmente como homicidios múltiples. Muchos de estos crímenes son cometidos por las mismas personas, porque en su gran mayoría, estos casos quedan en la impunidad por falta de investigación.

Un informe, que recientemente presentó la Alianza por la Paz y la Justicias (APJ), adscrita a la Asociación para una Sociedad más Justa, sostiene que el 87% de los homicidios que ocurren en el país quedan en la impunidad, porque sólo 13 de cada 100 hechos criminales reciben sentencia condenatoria.

Asegura, que con el incremento del número de homicidios registrados en el 2019 con relación al 2018, también aumentaron los niveles de impunidad. Señala el informe, que los departamentos de Gracias a Dios, Atlántida, Yoro, Cortés y Santa Bárbara, son los que más reporta impunidad.

El documento dice que de 7,828 muertes violentas ocurridas entre el 2018 y el 2019, el Poder Judicial sólo emitió sentencias condenatorias para los responsables de 1,059 casos. Y que de 27,272 homicidios registrados entre el 2010 y el 2014 únicamente se resolvieron con sentencia condenatoria, 1,097 casos.

En tono de los asesinatos de grupos vulnerables, el informe indica que del 2010 al 2019 murieron violentamente, 4,769, pero que, de ese total, el Ministerio Público sólo llegó a investigar y a judicializar 1,818, incluidos varios femicidios.

Señala que en el periodo de 2013 y 2019 también fueron asesinados 16,257 niños, niñas y jóvenes de hasta 29 años, que en un alto porcentaje quedaron impunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.