Nación.|Noticias Destacadas

Con arma en mano empleado de HIDROCEP amenaza a integrante del MADJ en Pajuiles

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Fredy Ariel Díaz Molina de 16 años, integrante del núcleo juvenil del Movimiento Amplio en la comunidad de Pajuiles, integrante permanente de los Campamentos Dignos por el Agua y por la Vida en defensa del río Mezapa desde sus inicios, fue amenazado la tarde del 14 de mayo de 2018 en la comunidad de Pajuiles  con arma de fuego en mano por José Rodolfo Benítez,  quien está plenamente identificado como empleado de la empresa hidroeléctrica Centrales de El Progreso (HIDROCEP), propiedad del reconocido empresario Jason Hawit y causante del conflicto en la zona incrementando a partir del 22 de marzo de 2017.

 Fredy Ariel Díaz Molina, ha permanecido y pertenecido a los campamentos dignos por el agua y la vida desde sus inicios. Es huérfano de padre y madre y en los campamentos dignos ha encontrado la familia que la vida le ha negado, su aporte ha sido fundamental para la defensa de los bienes comunes y naturales de su comunidad. De acuerdo a su testimonio de los hechos, dos personas en motocicleta le obstruyeron el paso cuando él iba en su bicicleta a dejar comida a un amigo que trabaja en las peceras, yendo hacia la parte alta de la montaña.

 El 4, 10 y 15 de agosto de 2017, fechas en las cuales la policía nacional y el ejército de Honduras efectuaron cruentas represiones en contra de la comunidad organizada de Pajuiles,fueron días en los cuales también empleados de HIDROCEP protegidos por la policía, destruyeron, robaron y agredieron a las y los integrantes del Movimiento Amplio en Pajuiles, resultando herido Martín Fernández, coordinador general del MADJ, hechos que a pesar de haber sido oportunamente denunciados ante la autoridad competente continúan sin avances reales en sus investigaciones.

 El 3 de mayo de 2018, nuevamente la policía nacional a través de la Unidad TIGRES (Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad)  lanzaron de forma desproporcional e innecesaria gases lacrimógenas en contra de integrantes del MADJ que permanecían en el campamento digno para garantizar el paso de la maquinaria y material de construcción de la empresa HIDROCEP hacia el plantel en la parte alta de la Sierra Nombre de Dios, todo esto bajo la supervisión del empresario Jason Hawit quien llegó hasta Pajuiles, entró y salió de la zona custodiado por la policía nacional. 

nota relacionada CIDH ordena proteger comunidades en Pajuiles, Honduras

Desde su instalación los Campamentos Dignos por el Agua y por la Vida han sufrido ataques bajo diversas modalidades, siendo las más notorias y de impacto las 4 represiones policiales y militares y la criminalización mediante judicialización de 17 de sus integrantes, todo ello como parte del comportamiento cómplice del Ministerio Público el cual ha sido completamente incapaz de librar requerimiento fiscal en contra de la empresa por los daños ambientales confirmados por su Unidad Técnica Ambiental desde agosto del 2016.

 Las y los integrantes del Movimiento Amplio en la comunidad de Pajuiles enfrentan a diario amenazas y diversos ataques que incluyen campañas de difamación, entre muchas otras modalidades, su único delito es defender decididamente río Mezapa y la cordillera Nombre de Dios. El ataque sufrido por Fredy Díaz es parte del patrón de conducta de las empresas del rubro extractivo en general quienes utilizan la división de las comunidades y la confrontación entre las mismas como herramienta para mantenerse en los territorios a través de la compra de voluntades mediante regalías.

 En su testimonio Fredy Díaz afirmó: “Me atravesaron la moto y me dijeron que me parara, de ahí sacaron la pistola amenazando que me iban a matar. Al ser consultado del porqué el empleado de Hidrocep lo había amenazado, Fredy fue claro y reconoce que se debe a su participación en la defensa del agua y la vida en su comunidad. “Dijeron porque yo solo pasaba en el campamento acá”, afirmó.

Desde el Movimiento Amplio responsabilizamos a la empresa HIDROCEP, al Ministerio Público de Tela, a la Secretaría de Seguridad en sus diferentes dependencias y al gobierno de Honduras ante cualquier incidente en detrimento de la integridad física y psíquica de Fredy Díaz y del resto de integrantes del MADJ y de los Campamentos Dignos por el Agua y por la Vida quienes son beneficiarios de medidas cautelares dictadas por la CIDH el reciente febrero de 2018.

 Alertamos a las organizaciones nacionales e internacionales a centrar su mirada en la difícil y preocupante situación que atraviesan las y los defensores del agua y la vida en el Sector Pajuiles frente a los ataques cada vez más directos de parte de HIDROCEP y llamamos a la solidaridad.

Un comentario en “Con arma en mano empleado de HIDROCEP amenaza a integrante del MADJ en Pajuiles

  1. Delincuentes se quieren robar todo el territorio Hondureño. Si quieren hacer sus inversiones y negocios, pues que se vayan para otro país aver si estos les permiten hacer sus actos delincuenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.