Compra sobrevalorada de ventiladores pulmonares salpica a Secretaría de Defensa

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Portada: Director del Hospital Militar, Josué Salvador Jeréz Mendoza,  rinde su testimonio ante el MP

Tegucigalpa, Honduras.- La Fiscalía Especial de Transparencia y Combate de la Corrupción Pública (Fetcop) inició una investigación contra autoridades del Hospital Militar y varios funcionarios públicos por la compra sobrevalorada de cuatro ventiladores pulmonares para este centro asistencial.

En nueva línea de investigación, Fetcop y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), han iniciado diligencias investigativas en una nueva denuncia sobre presuntas irregularidades en la compra de cuatro ventiladores mecánicos adquiridos por la Secretaría de Defensa (SEDENA), para el Hospital Militar.

Fiscales Anticorrupción y Agentes del Departamento de Investigación de los Delitos en Contra de la Administración Pública de la ATIC, le tomaron declaración al director del Hospital Militar, Josué Salvador Jeréz Mendoza, por la presunta comisión de los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de los funcionarios.

Este centro hospitalario adquirió los cuatro ventiladores para pacientes pediátricos y adultos, por un valor total de siete millones dos mil trescientos ochenta y cuatro lempiras con sesenta y nueve centavos (Lps. 7, 002,384.69), el pasado mes de abril, cuando Honduras llevaba un mes de lucha contra la pandemia de la COVID-19.

La Fiscalía informó que como parte de la investigación se citó al comandante de la Fuerza Aérea Hondureña, René Barrientos, para conocer las transacciones realizadas para abastecer a este centro asistencial.

 “Creo que perdemos la cuenta de casos de corrupción durante esta emergencia, ya con esto es el colmo”, interpretó el analista Luis Méndez, quien considera que este caso relacionado a corrupción en el Hospital Militar solo muestra las constantes irregularidades cometidas por la administración que dirige Juan Orlando Hernández.

Méndez calificó al Hospital Militar como un centro privilegiado y fortalecido por el Estado para atender a Juan Orlando Hernández, a sus familiares y personas cercanas. “Hemos visto cómo han fortalecido este centro y han hecho un show en la atención a gente ligada al régimen de Hernández”, calificó el analista.

Fue en el Hospital Militar que Juan Orlando Hernández recibió tratamiento exclusivo cuando dio positivo a la COVID-19, por lo que todos los movimientos de compras de equipo médico al inicio de la pandemia, fueron realizados para estar preparados ante cualquier contingencia relacionada a la familia presidencial.

“Estamos en plena dictadura, es la máxima expresión para que los pueblos y la sociedad terminemos de entender las dimensiones de este régimen, la única manera de sostenerse es a través del poder de las Fuerzas Armadas, entonces, para tener ese control se necesita mantener bien fortalecida tal estructura militar, por eso vemos transferencias de recursos para estas unidades”, cuestionó Méndez.

El analista consideró que la política militarista del Gobierno se extiende a todos los sectores, incluyendo al área de la salud, pues con presupuesto estatal se sostiene un centro que solo abre las puertas para las Fuerzas Armadas y políticos ligados al partido de gobierno.

“Vemos que se usa presupuesto de emergencia para el Hospital Militar, porque es parte de esos acuerdos entre JOH y la cúpula militar, por eso debemos tener una justicia que restaure la dinámica administrativa del país”, siguió valorando Méndez.

“Mientras miles de personas estaban muriéndose en centros públicos, estos centros asistenciales que son privilegiados prepararon las condiciones para atender al dictador y sin embargo son de puertas cerradas para la población que es la que lo sostiene con sus impuestos”, concluyó Méndez.

La Fiscalía anunció que la investigación sobre el caso continuará y en los próximos días serán citados nuevos funcionarios de la Secretaría de Defensa para dar cuentas sobre la compra de los ventiladores pulmonares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.