Colegios de Ingenieros Civiles y Arquitectos exigen a Invest-H informe sobre hospitales

 

– Es imperativo aclarar si se usaron fondos de proyectos de infraestructura vial en ejecución

– En este momento hay que ser radicales para exigir estricto cumplimiento de la ley

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El Colegio de Arquitectos de Honduras (CAH) y el Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH), mediante un comunicado exigieron hoy a Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) un informe pormenorizado sobre la compra de los hospitales móviles.

Ambos gremios reiteran la disposición que hemos mantenido ambas instituciones gremiales para apoyar y respaldar las iniciativas destinadas a fortalecer la transparencia para los procesos de adjudicación de los proyectos de infraestructura pública, pues consideramos la transparencia como factor esencial y necesario en el combate de la corrupción que, en complemento con el acceso a la información pública, forman parte de las libertades instrumentales con que podemos contar para colaborar con las instituciones del gobierno públicas en la toma de decisiones internas y en la mejora de sus procesos administrativos.

Señalan que su anuencia quedó de manifiesto en los Pronunciamientos Públicos emitidos durante el pasado mes de marzo, cuando expresamos claramente que “se está en disposición de acompañar cualquier acción para transparentar los procesos y fomentar la generación de los proyectos de infraestructura pública necesarios, sobre la base del respeto al Estado de Derecho y la legislación nacional vigente.”

Además hacen mención que al inicio del proceso, cuando se hizo pública la intención del gobierno para la construcción de hospitales en varias ciudades del país, nuestras instituciones gremiales tuvieron a bien preparar anteproyectos y solicitar entre sus agremiados a los profesionales y empresas con experiencia en el diseño y construcción de centros hospitalarios, así como otros profesionales con experiencia en construcciones rápidas a través del uso de elementos prefabricados con la intención de colaborar, aportando para la generación de alternativas y la presentación de propuestas, para posteriormente, con la información generada, se llevaran a cabo los procesos de licitación y contratación respectivos.

Sin embargo, quedan al margen de continuar apoyando, en vista que desde INVEST-Honduras nos manifestaron que con sus asesores técnicos habían efectuado los análisis correspondientes, tomado sus decisiones y colocado las órdenes de compra para la adquisición de los hospitales modulares.

También consideran injustificable que no se haya tomado en cuenta a los Colegios Profesionales que agrupan entre sus agremiados a empresas y profesionales con el conocimiento y la experiencia suficiente, para solicitar su opinión y asesoría, así como el acompañamiento del proceso para la realización del proyecto de los hospitales de aislamiento.

De igual forma, aunque reconocen que la opción de habilitar hospitales modulares durante una eventualidad que exige respuestas inmediatas no es una idea a descartar a priori, somos de la opinión que se tuvo que haber efectuado una evaluación que considerará -entre otros temas- algunas desventajas a largo plazo, como por ejemplo que este tipo de soluciones están pensadas para ser utilizadas de forma temporal en situaciones de reemplazo transitorio mientras se remodelan o construyen estructuras permanentes, y que también presentan un mayor costo operativo por la mayor necesidad del uso de equipos de climatización que son requeridos en este sistema de construcción modular a base de contenedores metálicos.

En Honduras se cuenta con el recurso humano suficiente y con la calidad técnica necesaria, pero lamentablemente no se tomó en consideración o se descartó apresuradamente la posibilidad de desarrollar los proyectos de los hospitales con construcción en sitio utilizando sistemas constructivos de edificación rápida.

Ahora, a la vista de lo acontecido, resalta que la ventaja de una solución inmediata que representaban los hospitales modulares no es tal, y queda descartada para una comparación de costos con otros sistemas constructivos que se pudieron haber empleado con mejor resultado.

Es oportuno, como gremios, solicitar una aclaración con respecto a los fondos utilizados, para la compra de los hospitales; conocer si fueron utilizados recursos comprometidos para proyectos de infraestructura vial en ejecución. Somos conscientes que ante esta situación ocasionada por la pandemia del Covid-19, la prioridad en la utilización de los presupuestos se debe enfocar en acciones orientadas a proteger la salud y la vida del pueblo hondureño, pero, igualmente, habrá que identificar una solución financiera en el caso que haya existido la necesidad de disponer de los dineros comprometidos, para poder honrar los compromisos adquiridos por los proyectos en mención.

El CICH y el CAH solicitan a INVEST-Honduras, sobre la base de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que proceda dentro menor plazo posible a la publicación de un informe pormenorizado sobre el proceso de adquisición de los hospitales modulares.

En este sentido, se unen a otras organizaciones que también lo han solicitado, así como al pueblo hondureño que reclama por una explicación sobre el uso de los recursos invertidos y para que todos los involucrados rindan cuentas sobre sus actuaciones en torno a esta adquisición.

En el actual momento de crisis que atraviesa el país por la pandemia del Coronavirus, señalan que hay que ser radicales en cuanto a exigir por parte de los servidores públicos el fiel y estricto cumplimiento de la Constitución de la República, las leyes y normativas a que están obligados a observar desde que asumieron sus cargos. No pueden y no están dispuestos a esperar menos de lo que ellos han jurado cumplir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.