economía global

CBDC: en busca de controlar tu dinero

Por: Antonio Flores Arriaza

Los Cruzados recibían en Palestina las riquezas físicas que, allá, los comerciantes les depositaban. Estos hacían el viaje sin correr el riesgo de llevar aquella riqueza y solamente portaban un papel que acreditaba que había entregado ese valor. Al llegar a Europa, se presentaba en un local de Los Cruzados y, con el papel, acreditaba (crédito, credibilidad, fe) que había hecho ese depósito y, a cambio de dicho papel, recibía una cantidad de monedas que, nominalmente (por acuerdo social especulativo), equivalía a aquel valor depositado. Algo que no era real. Mientras, Los Cruzados de fueron haciendo cada vez más ricos hasta chocar y ser expulsados por el Vaticano, que los había reconocido y autorizado. Esta historia es antigua. Hoy, cuando un banco privado necesita un préstamo del banco central, este solamente le hace una transferencia electrónica. Hoy, la mayor cantidad de dinero es un registro electrónico en máquinas informáticas. Credibilidad, otra vez.

Cuando un banco concede un préstamo crea dinero nuevo. “estamos haciendo el trabajo de Dios”, dijo Lloyd Blankfein, CEO del poderoso banco sistémico Goldman Sachs al referirse a esto de crear (credibilidad, otra vez). Es asunto de confianza o de fe (creer en algo sin verlo, sin evidencia real. Recordemos que el Vaticano vendía indulgencias en el Cielo a cambio de dinero: había que creerlo). Y recibe a cambio un valor. Así que cuando se crea mucho o demasiado dinero es cuando se produce una inflación por exceso de “moneda” circulando. El dinero es el centro de la economía financiera. Y esta es especulativa. Quién crea este dinero electrónico es quien realmente obtiene los beneficios. Este mecanismo es mucho más rentable que crear dinero físico. Así que la banca privada es quien obtiene más dinero, más que el Estado. Es decir, la banca privada crea más dinero. Hacer dinero del dinero es la actividad más rentable que puede existir.

Es la gente quien pone realmente el dinero en circulación. Es este el nivel de la economía real o física porque implica la compra/venta de bienes tangibles, con valor real. La economía doméstica no funciona igual que la economía bancaria o la estatal.

El Gobierno (que no incluye a la gente ni a las riquezas físicas de un país, ya que solo es el administrador) “crea” dinero generando deuda estatal (que, si incluye a la gente y las riquezas físicas del país, que pagamos nosotros o la venta de nuestras riquezas que pertenecen a la gente, por esto el Pueblo es el soberano. No el Congreso y menos el presidente) porque el Gobierno no es un ente que produce riqueza. Pero, el Gobierno obtiene deuda respaldada por las riquezas nacionales. J.P. Morgan, creador del poderoso banco sistémico que lleva su nombre, dijo: “El oro es dinero, lo demás es crédito”.

Y el gran dinero bancario no surge de los ahorros de la gente sino de su deuda con los bancos y entre los bancos. Así que, cuando haces una inversión es porque te has endeudado. Y, al hacerlo, colocas dinero en el mercado y “surge más dinero”. Se observa entonces que hay oportunidad, negocio. Ese boom induce a endeudarte más. Y los bancos pueden ofrecer prestamos por menos interés, un buen anzuelo. Y la deuda crece. Con tanta deuda, la capacidad de pagar esos préstamos se dificulta. Y así se produce un boom y luego un golpetazo. Y, si la gente o las empresas no pueden pagar sus deudas, los bancos privados pueden quebrar. Y entonces, suben el precio de los prestamos buscando recuperar lo prestado. Y el sistema financiero termina por que se viene abajo, algún tiempo después.  

El Gobierno entonces, para evitar la crisis financiera, corre a salvar esos bancos para que no quiebren y así darle un salvavidas al sistema financiero especulativo que lo soporta. Y prevenir que la gente proteste y se revele. Aun cuando esta rebelión solo sea en el día de las elecciones. Único día en el que los gobernantes sufren de miedo.

Ahora, con la quiebra del Silicon Valley Bank (SVB) se pudo apreciar una diferencia. En la crisis del 2008 y la quiebra del gran banco Lehman Brothers, la FED corrió a rescatar a los bancos e imprimió muchos billetes. Esta vez, la FED ofreció a las personas que no perderían sus depósitos (hasta $250000) porque ellos les darían su dinero (realmente, esto es producto del encaje bancario y los bancos centrales deben responder de esa forma). Pero, llevó un mensaje subliminal para la gente común: “Pueden confiar en el Banco Central. Tu dinero está seguro con nosotros”. Pero, esta vez, la FED no corrió a rescatar a los bancos. Luego, quebraron algunos más. Y más tarde, se informó, que estaban en riesgo de quiebra unos 180 bancos. Los afectados fueron bancos “pequeños” (el SVB tenía un capital de unos US$ 165 mil millones) y regionales. Pero no los bancos sistémicos o gigantes bancos de alcance global.

¿Dónde estuvo el punto explicativo? La FED ha estado subiendo las tasas de interés para aumentar el precio del dinero. Estrategia para reducir la inflación.  Las últimas subidas han sido de 75 puntos y ahora de 50 puntos. Se esperaba que, ante esta crisis bancaria, la FED no subiera la tasa de interés o redujera mucho ese aumento. No sucedió así. Y es que, ese alto precio al dinero es lo que explicó la quiebra del SVB cuyo capital ahora había perdido valor.

Entonces, si la subida de las tasas de interés determinó la quiebra de SVB y otros bancos y ha puesto en crisis a muchos otros ¿por qué la FEB siguió subiendo la tasa de interés? Al hacerlo, amenaza al sistema bancario privado, no hacerlo daría nuevo aire a los bancos privados pequeños, pero, al subir las tasas de interés, argumenta, busca reducir la inflación. Pero, si son los bancos privados los que otorgan crédito a la gente para mover y crecer la economía real (lo que si puede reducir la inflación), al subir las tasas de interés el precio del dinero seguirá subiendo y, entonces, todo seguirá aumentando de precio y habrá escasez porque la producción será más cara. Pero, la FED optó por subir las tasas de interés. Así que los grandes bancos están comprando a los pequeños. El First Citizens Bank compró al SVB por solo US$ 16.5 mil millones. Así sucedió en Europa con el muy importante Credit Suisse que fue comprado por US$ 3250 mil millones (75% menos de su valor) por UBS, el principal prestamista suizo. Mientras que, la filial inglesa del SVB fue comprada por el poco prestigioso banco HSBC-UK (el mayor banco de Europa) solo por ¡¡una libra esterlina!!?? … y no por falta de fondos, ya que su capital solo en su filial UK es de unos 1600 millones de US dólares. Es decir, los bancos pequeños han perdido su valor.

Aquí se puede observar la aplicación de una estrategia. Al parecer, se busca eliminar a los bancos pequeños y que sean absorbidos, con gran descuento, por los grandes bancos. Bancos sistémicos, es decir, de alcance global. Bancos que pueden ser más corporativos que de banca para las personas. Y entonces. ¿Qué sucederá con los individuos?

Los bancos centrales van por la creación de la Central Bank Digital Currency o CBDC (Moneda Digital de Banco Central) que ahora crearán los bancos centrales del gobierno para otorgar crédito a los ciudadanos. ¿Recuerdas que la banca privada obtiene más ganancias que la del gobierno? Entonces: ¿Por qué perder estas grandes ganancias? Es decir, la moneda física y el billete, que no permiten rastrear o controlar las transacciones individuales, terminarán desapareciendo (en un cierto tiempo) y nos harán usar estas “monedas” digitales. De algún modo, ya estamos acostumbrados por el uso de las tarjetas de crédito. Y la virtualidad permitirá que los bancos expongan, sin ocultamiento, la virtualidad con la que han operado al crear deuda. Alguien ha dicho magia. De inicio, cada país tendrá la suya de acuerdo a sus propias leyes. Pero, desde el 2030 las cosas podrán cambiar cuando, se espera, empecemos a operar con la aplicación de los acuerdos de la Agenda 2030 y sus promesas de un mundo igualitario y mejor, que resume su lema: “No tendrás nada y será feliz” … (pero este es tema para otro artículo).

El punto es que, con esta “moneda” digital, el gobierno podrá asumir un mayor o total control sobre los gastos personales. Y controlar hacia donde se mueve el dinero (¿Y el libre mercado con “ley” de la oferta y demanda que nos han enseñado?). El argumento será que, de esta forma, se podrá controlar la inflación y no “tendremos” crisis financieras y económicas como las que venimos sufriendo reiteradamente. Así como fue el mensaje subliminal de la FED a los clientes del SVB (tu dinero está seguro en tu banco central), podemos confiar que “nuestro” banco central puede cuidar mejor de nuestro dinero. Tan bien podrá cuidarlo que lo hará hasta de nosotros mismos al controlar la cuantía de nuestras erogaciones, pero también, el destino de las mismas: nos podrán “cuidar” para que no compremos lo que no debemos comprar. ¿Se acuerdan del SWIFT que se aplica para “sancionar” a los países que no hacen la voluntad de USA? Pues será algo parecido: tendrán la capacidad de bloquearte.

Las CBDC serán presentadas con grandes ventajas sociales y personales. Tendrás a la mano todo tu dinero y no tendrás que arriesgar cargándolo, será más barato hacer transferencias (¿te acuerdas de Los Cruzados?). Serán de uso fácil y rápido como lo es usar una tarjeta de crédito. Al ser digitales (basada en tecnología segura de blockchain) podrás tener mayor seguridad de no ser hackeado como una tarjeta de crédito. Evitarás el fraude, el robo del dinero y se evitarán los negocios de delincuentes como los narcotraficantes o terroristas y el lavado de activos. Muy loable.

Pero seguro no te dirán que perderás tu privacidad en el uso de tu dinero (la presidenta de la Unión Europea Úrsula von Der Leyen así lo reconoció en entrevista pública; y también, la presidenta del Banco Central de la UE Christine Lagarde). Los bancos centrales mantendrán el poder de modificar las tasas de interés para determinar el valor del dinero (y entonces ¿que con la inflación?). Como será una moneda diferente por cada país, habrá países que no acepten la tuya (así surgirá la necesidad de unificarla, como lo plantea la Agenda 2030 con el “gran reseteo” …). Que será posible que tu dinero tenga caducidad a conveniencia de la política fiscal del gobierno. Es decir: lo podrás perder.

La FEDcoin de USA surgirá en 2024. Y de allí vendrá la oleada para los demás países. No te engañes. También China tendrá la suya (DCEP). Y sorpréndete. Venezuela fue gestor (2018) de esta idea al plantear su “Petro”, obviamente, sin mayor éxito por ser “una iniciativa comunista de un país quebrado”, bloqueado por USA. Por tanto, falto de credibilidad. Y, hace dos años, El Salvador tiene el Bitcoin como moneda de curso legal (y el US dólar también), la gente no ha creído en el uso del Bitcoin y, con la caída en la cotización del mismo, las agencias calificadoras FITCH y Moody¨s calificaron el riesgo país con CCC (“país basura”) y llevo al FMI a “recomendarle” a El Salvador que dejara de utilizar el Bitcoin ante la amenaza de caer en impago de su deuda. El Salvador mantuvo su decisión, obtuvo fondos y pagó su deuda. El Salvador está considerando lanzar una “Ciudadanía por inversión (CBI) que permitiría que las personas puedan invertir en la economía nacional y recibir pasaporte salvadoreño. Varias islas del Caribe tienen programas de CBI y, solo en 2022, obtuvieron inversión de este tipo por US$ 2500 millones (todas juntas, esas naciones solo son el 10% de la población de El Salvador). Así que, se estima, el PIB de El Salvador, podría incrementar en un 7% (Saint Kitts demanda una donación” personal de US$125 mil y Saint Lucy de US$ 100000).

En una encuesta realizada en 2020 por el “Banco de Pagos Internacionales” (BIS) encargado de coordinar a los bancos centrales internacionalmente, consultó a 66 bancos centrales si estaban considerando implementar una CBDC: 80% admitió que lo estaba intentando y 10% que estaban muy cerca de lograrlo. Todo indica que la UE sacará su Euro digital para octubre de este mismo año. Mientras los BRICS (que en agosto tendrán su asamblea en Sur África) montarán su propia CBDC que esperan, de manera diferente a los países del G7, ligarla a las materias primas de sus países (a la riqueza física o real). Esta moneda tendrá una gran trascendencia, no solo por lo dicho, sino porque, en esta asamblea, se incorporarán nuevos e importantes países a este grupo. Mientras, los BRICS en su Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) nombraron a Dilma Rousseff (ex presidenta de Brasil) como su presidenta.

Y, cada banco central, determinará por medio de qué bancos se administrará el sistema. Seguro serán los bancos sistémicos de alta credibilidad, no los bancos pequeños de poca credibilidad … ¡Ah! ¡Cayó la moneda de como avanza el nuevo orden mundial!!

El autor: Dr. Antonio Flores Arriaza

Es Máster en Relaciones Internacionales. Máster en Educación. Graduado en Mercadeo y Psicología. Diplomado en Ciencias Políticas. Consultor independiente. Ex asesor estratega del Grupo multinacional PROFARMACO (Barcelona, España). Profesor universitario. Director de “Satélite Global” programa sobre análisis geopolítico y ex analista internacional de LTV. Miembro cofundador del Grupo PATRIA, centro de pensamiento estratégico de Honduras, de carácter independiente.

  • Criterio Hn
    Somos un medio de comunicación digital que recoge, investiga, procesa, analiza, transmite información de actualidad y profundiza en los hechos que el poder pretende ocultar, para orientar al público sobre los sucesos y fenómenos sociopolíticos de Honduras y del mundo. info@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte