Aplazamiento de sentencia contra Tony Hernández pone en precario la justicia de EE. UU

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El abogado Celso Alvarado, experto en temas de seguridad y narcotráfico, expresó este jueves a Criterio.hn que el nuevo aplazamiento de la sentencia contra Antonio Hernández, más conocido con el alias de Tony, culpable y encarcelado por cuatro delitos de narcotráfico en EE. UU, pone en evidencia lo precario del sistema de justicia estadounidense.

El caso de Tony Hernández viene siendo aplazado desde el 17 de enero de 2020, cuando se programó la primera audiencia de sentencia.

El abogado Alvarado cree que casos como el de El Chapo Guzmán fueron juzgados en tiempo y forma, sin embargo, el proceso contra el hermano de un presidente de Honduras se ha atrasado de una forma no justificada.

El profesional del derecho considera a Tony Hernández, hermano del presidente Juan Hernández, como un narcotraficante a gran escala, y el hecho de que no tenga sentencia todavía viene a confirmar las vinculaciones de narcotráfico que tiene también el presidente hondureño, sin embargo, Alvarado manifestó que la justicia de EE. UU actúa en función de sus intereses.

Nota relacionada Corte de EE.UU aplaza otra vez la sentencia contra el narcotraficante Tony Hernández

El jurista puso como ejemplo el caso Irán-Contra, en el que se denunció que algunos miembros del Departamento de Estado de Estados Unidos de América habían prestado apoyo a los contras que estaban involucrados en el tráfico de drogas, recibiendo apoyo con su consentimiento, asistencia financiera y material de los traficantes de drogas.

La sentencia contra Tony iba a ser conocida el próximo 16 de septiembre, sin embargo, el juez Kevin Castel la reprogramó para el 10 de noviembre del año 2020 a partir de las 11 am hora local en New York a petición del abogado defensor, Peter E. Brill, quien argumentó que no pudo reunirse con Tony Hernández debido a los impedimentos por la pandemia.

Para el sociólogo hondureño Eugenio Sosa, el caso de Tony ya está bastante juzgado y consumado, ya tiene la condena de todos los cargos de que se le imputaron. Lo único que está en juego es ver hasta cuánto va a ser la condena final y la defensa ha estado trabajando en una estrategia de aminorar esa condena, pero, en general, el resultado final se ve muy complicado para Tony.

El exdiputado Tony Hernández fue condenado en el tribunal federal de Manhattan por conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos y armas de fuego y delitos falsos.

Tony participó en la importación de casi 200,000 kilogramos de cocaína, utilizó seguridad fuertemente armada, incluidos miembros de la Policía Nacional de Honduras, y coordinó dos asesinatos relacionados con drogas.

A pocos días de que se convoque a un nuevo proceso electoral en Honduras, se recuerda la indicación que hizo, en octubre de 2019, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, al reafirmar que el narcotraficante Tony Hernández financió con dinero que obtuvo del narcotráfico las campañas políticas del Partido Nacional durante las elecciones de 2009, 2013 y 2017.

“Hernández (Tony) ganó millones de dólares a través de su tráfico de cocaína, y canalizó millones de dólares de ganancias de drogas a las campañas del Partido Nacional para impactar las elecciones presidenciales hondureñas en 2009, 2013 y 2017.”, dice el texto que enumera cada una de las cargas probadas en el juicio contra el hermano del gobernante hondureño, Juan Hernández.

Lo señalado por el Departamento de Justicia implica que el actual jefe de Estado de Honduras llegó y se ha mantenido en el poder utilizando dinero del narcotráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.