Jhony Salgado

Amnistía Internacional insta a Óscar Chinchilla retirar cargos contra hondureño criminalizado en 2017

Compartir

Tegucigalpa.-En una carta abierta la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, instó al Fiscal General de Honduras Óscar Fernando Chinchilla que retire los cargos en contra de Jhony Salgado Fuentes, víctima de detención arbitraria y abuso de autoridad a manos de la policía preventiva en el contexto de las protestas post electorales en 2017, y solicita que se desestimen los cargos penales en su contra. 

También lea: Honduras respalda al régimen de Daniel Ortega al votar en contra de investigar violaciones de DD HH

La carta, que fue enviada a Chinchilla,  dice: “tras revisar la evidencia disponible, hemos comprobado que Jhony está acusado de delitos que no cometió. Es víctima de una detención arbitraria y de una persecución penal infundada. Las autoridades hondureñas no sólo deben retirar los cargos contra él, sino también identificar, enjuiciar y sancionar a todos los responsables de violar sus derechos humanos”.

Amnistía Internacional documentó el caso de Jhony Salgado en el informe Prohibido Protestar, uso de la fuerza y detenciones arbitrarias como estrategias para reprimir la disidencia en Honduras, publicado en 2018. La organización concluyó que existen serias inconsistencias e irregularidades en la prueba que sostiene la acusación contra Jhony Salgado. 

En 21 de diciembre de 2017, la policía detuvo arbitrariamente a Jhony Salgado en su propia casa, donde se encontraba con su familia. El Ministerio Público abrió un proceso penal en su contra basado en una prueba ilegal fabricada por quienes lo detuvieron, que le acusaron de portar un arma y hacer uso indebido de indumentaria policial en una protesta a la que ni siquiera asistió, asevera Amnistía Internacional.

La organización internacional de derechos humanos sostiene que, al revisar la evidencia disponible, comprobó que Jhony está acusado de delitos que no cometió. Asimismo, que es víctima de una detención arbitraria y de una persecución penal infundada.

“Las autoridades hondureñas no sólo deben retirar los cargos contra él, sino también identificar, enjuiciar y sancionar a todos los responsables de violar sus derechos humanos”, dice Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Jhony estuvo más de cuatro meses en prisión. Quedó en libertad el 25 de abril de 2018, a la espera de juicio, que comenzará el próximo 10 de agosto. De ser declarado culpable, Jhony Salgado enfrentaría una pena de prisión. 

El Ministerio Público presentó acusación contra cuatro policías presuntamente responsables de los delitos de abuso de autoridad y allanamiento en la casa de Johny, pero una jueza decidió que no existían suficientes elementos para seguir el caso y lo cerró. La abogada de la familia de Johny apeló la decisión de la jueza, un recurso que aún está pendiente de resolver. 

En la carta, Amnistía Internacional insta al Ministerio Público a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el respeto de los derechos humanos de Jhony Salgado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.