Advierten crisis alimentaria en Honduras

Advierten crisis alimentaria en Honduras por efectos de la inflación interanual

Compartir

 

En Honduras es muy probable una crisis alimentaria porque el país tiene problemas de producción y problemas de acceso a alimentos: Julio Raudales

 

Tegucigalpa.-La inflación interanual hasta junio del 2022 en Honduras supera el 10%, la inflación mensual del mes pasado  fue de 1.32%, según datos oficiales del informe del Índice de Precios al Consumidor del Banco Central de Honduras (BCH).

Hasta junio de 2022, la inflación total se ubicó en 10.22%, de la cual 4.23 puntos porcentuales (pp), equivalentes al 41.4% del total, corresponde a la inflación importada.

Según este informe, la inflación interanual se ubicó en 10.22% (4.67% doce meses atrás). Entre tanto, la inflación acumulada alcanzó 6.57% (1.83% a junio de 2021).

En entrevista con Criterio.hn el economista y rector de la Universidad José Cecilio del Valle, Julio Raudales, dijo que Honduras vive una situación preocupante, comentó que, hace muchos años que el país no experimentaba una inflación tan elevada, “por primera vez en más de catorce años llegamos a dos dígitos de inflación”, esto tiene una implicación fuerte en los grupos vulnerables.

Julio Raudales
Julio Raudales, rector de la Universidad José Cecilio del Valle

Manifestó que la gente más pobre y con los ingresos más bajos son los que siempre salen afectados, el poder adquisitivo del dinero cada día se vuelve más precaria para comprar y sobrevivir. “La inflación es un fenómeno económico que afecta más a los pobres y son ellos los que pagan las consecuencias” lamentó.

A juicio del economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), Ricardo Castaneda, si los precios de los productos aumentan, pero los ingresos de las personas no, esto provoca un aumento de pobreza, de desigualdad, y de inseguridad alimentaria, por eso es clave establecer las medidas para proteger particularmente a los grupos más vulnerables del país, a través de transferencias monetarias, de subsidios que les permiten a las personas en peores condiciones no caer aún más.

Raudales avizora que en Honduras es muy probable una crisis alimentaria, porque el país tiene problemas de producción y problemas de acceso a alimentos, agregó que la seguridad alimentaria la componen varios factores, “en los últimos años ha habido limitaciones para producir los productos básicos y los productos que producimos los hondureños”, Señaló Raudales.

Castaneda es de la opinión que, previo a esta inflación la situación en Honduras ya se podía considerar como una crisis alimentaria, todo el contexto que está pasando provoca más presiones, por eso son importantes todas las medidas que se pueden hacer desde el ejecutivo usando el presupuesto, “insisto, actualmente la situación financiera es muy complicada, esto hace que el contexto en términos generales sea un contexto adverso”.

Raudales también reveló que, si la producción interna de este año no es buena y a eso se suman las alzas a los insumos para producir alimentos y el aumento de precio a los alimentos importados, evidentemente la población más pobre del país se va a ver en una situación muy complicada este año.

El informe expone que, el rubro con mayor contribución a la inflación mensual fue “Alimentos y Bebidas no Alcohólicas” con 0.64%. El índice para los alimentos y bebidas no alcohólicas experimentó una variación mensual de 2.03%, resultado de mayores precios en determinados productos de origen agropecuario y cárnico.

Y que los países de Centroamérica están experimentando una tendencia al alza en la inflación, afectando a los consumidores principalmente a través de los precios de los alimentos, energía y transporte.

Raudales señaló que la deuda que tiene Honduras actualmente es bastante elevada, alrededor de 800 mil millones de lempiras, con esta deuda el gobierno puede adquirir, al menos, 30 años de deuda con el (BCH), tiempo que significa por lo menos siete gobiernos o más.

El también expresidente del Colegio de Economistas de Honduras, Julio Raudales, insiste que el gobierno debe saber invertir el dinero, en proyectos rentables que permitan que el país sea más productivo y pueda pagar esa deuda solventemente, exhortó a la ciudadanía a ser más vigilante y denunciar si hay corrupción en el uso de los recursos, recordó que, Honduras viene saliendo de un gobierno corrupto y que, “este gobierno no está vacunado contra la corrupción y nada nos asegura que de aquí en adelante la corrupción se acabó”.

“No hay ninguna garantía más que la vigilancia ciudadana para asegurarnos que de aquí en adelante las cosas se hagan bien, debemos asegurarnos que el dinero sea utilizado en proyectos rentables socialmente”, apuntó Raudales.

El rector universitario apuntó que el bono tecnológico no es lo que ayuda a la agricultura de un país, las cosas no mejoran en el campo con un bono tecnológico, mientras no mejore la productividad, no hay avances en agricultura. “No es regalándole una bolsa con insumos a la gente que se va a lograr un cambio en productividad, lo único que van a hacer es que la gente medio coma hoy, pero mañana sigue con hambre”, alertó.

En entrevista con Criterio.hn, Castaneda expresó que, la inflación en Honduras tiene repercusiones porque actualmente tiene una economía heredada, es un modelo económico con bajos niveles de crecimiento y de productividad, con una situación financiera de gobierno sumamente compleja, frente a eso la capacidad de respuesta es más limitada de la que se podría tener en un contexto de bonanza.

Honduras un acuerdo fiscal integral
Ricardo Castaneda, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI)

El informe indica que se presentaron algunas variaciones mensuales en porcentaje y contribución en puntos porcentuales, los productos de la canasta básica alcanzaron un 2.03% de variación, el sector transporte tuvo un crecimiento mensual de 3.73%, vinculado principalmente a los mayores precios de los pasajes internacionales de pasajero.

El rubro de los Hoteles, Cafeterías y Restaurantes tienen un incremento promedio de 2.04%, explicado por mayores precios observados en bebidas y alimentos preparados fuera del hogar.

Siendo estos los rubros con mayor contribución a la inflación mensual, “Alimentos y Bebidas no Alcohólicas” con 0.64 (pp); seguido de “Transporte” con 0.34 (pp); “Hoteles, Cafeterías y Restaurantes” con 0.15 (pp); en conjunto generaron el 85.6% de la inflación del mes.

Las regiones con mayor incremento mensual de precios fueron Resto Central (3.02%) y Oriental (1.65%), donde el alza en los alimentos fue mayor que en otras zonas del país, este comportamiento se atribuye al encarecimiento del transporte de carga para abastecer de productos, según las investigaciones del informe. Continúan en orden de magnitud las regiones: Central Metropolitana (1.33%), Sur (1.19%), Occidental (1.08%), Norte Metropolitana (1.07%) y Resto Norte (1.02%).

También lea: Aumento acelerado de la inflación pone en peligro de inseguridad alimentaria de  6.2 millones de hondureños

Raudales concluye que, mientras el campo no genere productividad con fincas, con granos, con sistemas de riego, con las técnicas necesarias, con capacidad de endeudarse para financiar grandes proyectos agrícolas, difícilmente Honduras saldrá de esta situación y que le tocará seguir penando al menos los próximos 30 0 40 años.

Lamentó que la mayoría de los agricultores producen para subsistir y no tienen ni las técnicas, ni los insumos, ni instrumentos para trabajar el campo. “El gobierno debe asociar al agricultor, darle asistencia técnica y acceso a crédito”.

Castaneda aseguró que, la inflación reduce el crecimiento de un país, básicamente casi todos los países a nivel del mundo han tenido que reducir y en el caso de Honduras no es la excepción, y que este fenómeno puede continuar los próximos meses, no solo es una cuestión momentánea.

El representante de protección al consumidor, Mario Castejón, en entrevista con Criterio.hn, manifestó que ellos como protección al consumidor se reunirán este dia con representantes del Banco Central de Honduras (BCH) y del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), para tratar la problemática de la inflación y de los treinta productos de la canasta básica.

La población con menos ingresos económicos es quien se verá mas afectada

Castejón dijo que los incrementos reflejados en los productos de la canasta básica son debido a los diferentes problemas internacionales y a la guerra entre Rusia con Ucrania, que estos problemas generan un aumento en los precios y que repercute en el alto costo de transporte y suministros afectando el comercio.

El defensor de los consumidores manifestó que este problema si vive a nivel mundial y los países de la región lo viven en términos generales. Manifestó que la inflación se debe a que los precios de los insumos más importantes han aumentado por la invasión de Rusia y Ucrania, y por la especulación de lo que pueda pasar los últimos meses.

Castaneda dijo que el no tener controlada la pandemia de la Covid-19 y por los confinamientos que se están dando en China, todas estas situaciones también provocan un aumento de precios a nivel general.

Añadió que por la tendencia de los combustibles es muy probable que se presenten algunas bajas a algunos productos tanto de la canasta básica como otros productores para la agricultura, sin embargo, aclaró que hay que esperar la oferta y demanda que van a tener estos productos por los países acaparadores de productos.

 En el informe los únicos productos que tuvieron una baja durante mayo y junio de 2022 (En lempiras y variaciones porcentuales), fueron: el pescado blanco y los mariscos con un -0.69, el banano -0.80, la yuca un -2.11 y el gas querosene -1.00.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.