A 99 días de la desaparición forzada de Garífunas, persecución contra sus líderes continúa

Por: Redaccion CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

La Coordinadora de la Organización Fraternal Negra de Honduras (Ofraneh), Miriam Miranda, denunció que siete miembros de las Fuerzas Armadas llegaron a la comunidad de Santa Fé, Colón, indagando sobre el dirigente Nilfor Yosel Flores.

Asimismo, Miranda responsabilizó al Estado de Honduras por lo que pueda ocurrirle al líder de la recuperación del territorio ancestral de Wani Lee, quien al momento de la llegada de los militares no se encontraba presente.

Este fin de semana se cumplen los días 98 y 99 desde la desaparición forzada de los jóvenes Milton Joel Martínez  Álvarez, Suami Aparicio Mejía, Alber Santana Thomas y Snider Centeno, quienes fueron sacados de sus casas de habitación el pasado 18 de julio por hombres armados, que utilizaban indumentaria policial.

Desde la desaparición de los jóvenes, Ofraneh ha denunciado la falta de voluntad por parte de las autoridades para dar con el paradero de los jóvenes y esclarecer los hechos, en una acción que ha incrementado la sospecha de la comunidad sobre la participación de agentes del Estado en un rapto que califican tenía el propósito de intimidarlos.

Recientemente, Ofraneh publicó un comunicado denunciando al gobierno de Honduras por presentar inconsistencias en los informes sobre la desaparición forzada de los jóvenes Garífunas ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El sacerdote Jesuita, Ismael Moreno Coto, mejor conocido como padre “Melo”, afirmó a Criterio.hn que responsabilizaba directamente a las autoridades del Estado de Honduras por la desaparición de Milton Joel Martínez  Álvarez, Suami Aparicio Mejía, Alber Santana Thomas y Snider Centeno.

Para el padre “Melo” no es posible que después de dos meses, ninguna autoridad del Estado tenga una versión oficial sobre lo que ocurrió y cuál es el paradero de los garífunas. Indicando de esta forma que el silencio del Estado ante “un hecho que es tan repudiable, eso supone entonces, de parte nuestra, que el Estado tiene una alta cuota de responsabilidad en lo que ocurrió”.

Para la Convergencia Contra el Continuismo, la desaparición de los líderes garífunas en el Caribe de Honduras y el encarcelamiento de ambientalistas de Guapinol en el litoral Atlántico, recuerdan la década de los 80, en donde jóvenes estudiantes hondureños fueron desaparecidos por las fuerzas de seguridad del Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.