Un argumento lógico en la defensa de JOH y sus contrariedades

Alianza

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

                                               quizás para salvarte la vida, pendejo

Durante tres días, los medios estuvieron preparando el ambiente. Pregonando los triunfos, las capturas ahora de mariguana. JOH se toma el podio del Congreso desierto y presidido por Mario Pérez, para lanzar la ¡Segunda guerra nacional contra la Salvatrucha! Mostrando así que no está aliado con los asesinos de Magdaleno.

Y con una cara dura, que más bien parece máscara para bailar El Garrobito[1], sale a defenderse con todo. Con la bancada sin cabeza y jefes de otras cómplices, con chafas inocentes y no tanto, con medios vendidos que fingen demencia, con el lobby. A defenderse con un argumento lógico, que repiten todos fastidiosamente. No podría estar involucrado en narcotráfico, el héroe que lo ha combatido. ¡Lógico! Son falsedades -dice- de criminales confesos, agraviados por su guerra contra ese delito, atestiguada por la agencia estadounidense respectiva, validada por su creación de la extradición y de la policía militar para depurar a la policía nacional corrupta. (A la cual, según el Jefe Nacional Sabillón, él prohibía proceder contra los Valles y contra A. Ardón, cuates y socios ¿antes que determinara traicionarlos para quedarse con todo el negocio, top man en Honduras, del cartel de Sinaloa, el grande?) Alguien involucrado en narcotráfico no habría perseguido sin clemencia a sus negociantes, ni colaborado con la DEA y OFAC. ¿Verdad que no?

Ebal achaca las calumnias de los fiscales neoyorkinos ¡a la simpatía del demócrata con los opositores aquí de JOH![2] Quien bajo la mesa lanza una contraofensiva. Su Embajador en Washington ha irrumpido en el protocolo repitiendo la línea del lobista de que son unos torpes y hacen mal su trabajo los fiscales y ahora reconvenido, alega que él solo repetía lo que decían los cables.  En cuanto a los cuestionamientos locales, sin atreverse a decir los nombres, Marvin Ponce declara que los dirigentes corporativos que increpan al Ejecutivo son perros de garra o al menos paniaguados de empresarios corruptos. Es decir, que paradójicamente, alega JOH que lo están calumniando, y recurre a la descalificación contra quienes le reclaman. Sus denunciantes, desde luego, deberán demostrar más allá de una duda razonable, la sustancia de sus acusaciones. Pero quizás, el líder azul tiene que mejorar esa defensa, para una audiencia más exigente, Sus propios correligionarios son quienes han documentado que la candidatura de JOH se pactó, en medio de una guerra de carteles, con obsequios y compromisos, y en una amplia propiedad de los Cachiros, de quienes ahora habla tan mal ¿tratando de intimidar a Lobo? No es chisme, hay fotos.

Saltan a la vista, además, varios problemas con la lógica de esta defensa. El primero es que, aunque en la fiscalía de Nueva York la mayor preocupación es comprobar el narcotráfico de JOH, tanto en ese proyecto de ley en el Senado, como en el foro cívico aquí en Honduras, se le sospecha de asociación ilícita con sus narcos íntimos y de lavado de dinero. ¡Pero también se le acusa de otras culpas varias, igual de graves o más, que ni siquiera menciona su defensa! Aquí lo hemos acusado de abuso de poder, de violar la Constitución y otras leyes, allá y aquí, de atropellar los derechos básicos, de irresponsable y de falsario. De proteger a ladrones del erario, que se han beneficiado de contratos de compraventas del estado, que tenía que aprobar, de desviar los recursos públicos para sus campañas políticas, etc. etc. Etc.

El título del proyecto de ley en el Senado invoca la corrupción y los derechos humanos. Y su texto evoca, cito ad litteram, un patrón de actividad criminal, que supone complicidad con 42 asesinatos, ejecutados a su voluntad por el Tigre y otras bestias.  Asesinatos de líderes campesinas en 2016, en las manifestaciones y con desaparición forzada después del fraude de 2017, los asesinatos que se dieron en las protestas nacionales de 2019 y hace meses, con la desaparición de los líderes garífunas e indígenas, que estorbaban a los proyectos de la mafia. Y la defensa de JOH no finge siquiera explicar nada de todo esto, ni siquiera menciona esas acusaciones de fondo. No dice ni pío.

Otro problema conceptual con esta defensa lógica elemental es que, allá también, en el debate jurídico, prevalece siempre el contraste de la evidencia sobre el juego de las inferencias lógicas. Porque lógicamente estas últimas, pueden tener otras explicaciones, pero no los hechos, las noticias concretas, las acciones documentadas, los testimonios independientes, los audios, los registros bancarios y títulos de propiedad, que son pruebas. Entonces, se ha explicado que muchos de los criminales que el mandatario alega que el extraditó, en realidad se entregaron. Porque prefirieron someterse a la ley del gringo, y no exponerse al sicario que buscaba silenciarlos, como a don Juan, allá en Tocoa. Y que, en vez de combatir el narco entonces, su política fue eliminar a sus competidores, enterrar archivos y borrar las huellas. Digo yo solamente como posible explicación, lo que sería una interpretación alternativa de lo que dice hacer. Aunque en Nueva York corre el rumor de que prepara una segunda reelección, y hace rato se habla en Casa Presidencial de derogarla, no tenía en su momento que preocuparse de la extradición, quien inmediatamente que llegó a la Presidencia, subordinó a los demás poderes del Estado y al Fiscal. Ninguna hoja se movía en el árbol del Estado Hondureño, si no era por voluntad del Señor de la Sierra II.

Después, están los datos económicos. Porque como dice el viejo dicho es difícil esconder el amor, la pobreza y el dinero. Y más en un país tan pequeño, en que, como dice Yani, nos conocemos todos. Y la de JOH era una familia de patrimonio muy modesto, como se ufanaba en recordar. Pero una vez instalada en el poder, proliferaron empresas y fundaciones, propiedades en Honduras y en el extranjero, en Florida, USA, ¿en Corea? y quien sabe dónde más, construcciones palaciegas, acciones en la banca. Y de la noche a la mañana, participando de tantos diversos negocios, el Clan Hernández devino muy acaudalado. Se acusaba a Hilda, pobre, que sigue sonando en escándalos después de muerta, para que sus restos distraigan y ya se ha terminado de acusar a Tony, que espera sentencia, mas hay nuevas imputaciones contra doña Ana, y asimismo contra Amilcar Hernández, otro hermano. Aunque en Honduras no se sabe que se hayan tocado sus bienes. Y se ha distanciado de ellos el honorable magistrado Hernández.

Juan no va a convencer a nadie atacando a sus acusadores, cuando cumplen con su oficio. Pero si son tan torpes los fiscales y no tienen evidencias, siendo tan inocente el imputado, no debería ser difícil defenderse y más bien será fácil demostrar al jurado, que las acusaciones no tienen fundamento. JOH saldrá victorioso, y podrá derramar al menos una lágrima por esta patria a la que, de todas formas, le ha hecho más daño que nadie, desde al menos Manuel Bonilla Ch. Por lo cual no se termina de entender ¿por qué, el mandatario acosado por todos los frentes, y aún atrás, se rehúsa a someterse al escrutinio de la justicia?

A menos claro que el asunto sea de tal magnitud, para los legos nosotros inimaginable, que JOH haya involucrado en sus negocios legales e ilegales a tanta gente dice un amigo sabedor, a prácticamente todo el tinglado y peri estatales, que, aunque quisiera terminar ya con su tortura, aceptar las consecuencias y pasar como recordaban los romanos, por las horcas caudinas, no lo dejan, no lo van a dejar. ¿Antes lo verán muerto?

[1]  Baile tradicional lenca de origen precolombino, que todavía se baila en La Campa Lempira.

[2] ¿Quiere animar un alineamiento republicano contra el proyecto en el Senado y apela a Ted Cruz? ¿Aunque las acusaciones son previas al cambio partidario en EUA? No sabe con quién se mete.

Un comentario sobre “Un argumento lógico en la defensa de JOH y sus contrariedades

  • el febrero 26, 2021 a las 11:14 pm
    Permalink

    En Honduras no hay; ni tontos ni ciegos, el señor presidente quiere hacerse la víctima y políticos que le siguen el juego desmonta fiscales gringos para congraciarse con él, y otros de su mismo partido azul, estuvieran encerrados en cuevas , sin honor, y repudiables . Dando la cara como la solu ion para el país. Que lástima por ellos pensando que en Honduras hay tontos y ciegos. No creo que a estas alturas haya gente que caiga en sus trampas mortales.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.