Transportistas se toman carreteras ante incumplimiento del gobierno

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. – La inoperancia e incapacidad del gobierno dieron paso a la toma de vías de acceso a la capital la mañana del miércoles, cuando centenares de transportistas interurbanos obstaculizaron el paso con sus unidades en demanda para que el Instituto Hondureño del Transporte Terrestre, (IHTT), cumpla con el pago de un bono, precio preferencial del combustible y materializar el financiamiento ofrecido a través del Banco Hondureño de Producción y Vivienda, (BANHPROVI).

Al filo de las 8:30 de la mañana los protestantes abrieron paso a los vehículos con ciudadanos que iban a sus trabajos y consultas médicas, no así a los vehículos medianos y pesados en una extensa fila.

Elementos de la policía se podían observar en las vías ocupadas sin que hasta ahora se registren actos de represión y de desalojo. Las medidas de presión siguen en desarrollo en diversos sectores del país.

Este sería el tercer paro nacional del rubro en dos años; en septiembre de 2018 y en junio del año en curso hubo tomas y protestas de miles en demanda de reformas a la ley que regula la actividad, impedir la competencia desleal y un precio preferencial en el precio de los combustibles.

El rubro del transporte está en manos de empresarios vinculados a la política, que históricamente han sido beneficiados con privilegios. Este sector ha aprovechado los estallidos sociales de los últimos años para negociar con el gobierno, beneficios económicos a su favor y alza de tarifas en detrimento de la población.

Exigencias a las que se agregaron seguridad pública ante la violencia de maras y pandillas y el cobro de la extorsión, delito que en 2009 dejó al menos 200 transportistas y usuarios asesinados en todo el país.

Desde las 5:00 de la madrugada los transportistas interurbanos se tomaron varios tramos de la ruta CA-5, o carretera del norte, sur y oriente exigiendo al régimen cumplir lo pactado en mayo de 2020.

En mayo 28 y en lo más cruda crisis económica para miles de familia a causa de la pandemia de Covid-19, las autoridades del IHTT reafirmaron que el transporte no estaba listo para la reapertura y a la propuesta de un bono de 14.000 mil lempiras para sobrevivencia por parte del rubro, el gobierno respondió con una contrapropuesta de 2.000 mil lempiras.    

Hace dos años más de 27 mil taxistas, dueños y operadores de buses urbanos e interurbanos tomaron las salidas al sur, norte y oriente de la capital exigiendo que el IHTT varíe la fórmula para establecer los precios de las tarifas, que se modifique la ley de transporte para evitar intrusos en la actividad y rebajar 23 Lempiras al galón de combustible.

Con la nueva realidad de la pandemia a cuestas, el 7 de septiembre los transportistas presionaron al Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) para establecer una “mesa de negociaciones” para plantear sus reclamos, y ampliar el pilotaje del protocolo biosanitario que les permita trabajar sin la propagación del Covid-19. 

El planteamiento firmó la Plataforma Hondureña de Transporte, el Consejo Nacional de Transporte, la Asociación de Taxistas de Honduras (Ataxish), la Federación de Transporte Especial de Honduras (Fetraseh), el Consorcio de Transporte Interurbano y Urbano de Honduras, la Asociación de Empresas de Transporte de Taxi, la Asociación de Transporte Unido y la Asociación de Empresas de Radio Taxi.

Esta protesta responde a la acumulación de conflictos que vive uno de los sectores más golpeados por los altos precios de los carburantes, el crimen organizado, la extorsión y ahora a la exposición al patógeno viral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.