Transporte en Honduras continúa acechado por la extorsión

Compartir

Tegucigalpa. –Más de 30 muertes violentas se han registrado en Honduras durante el presente año en las unidades del transporte colectivo, según diversos sectores que cuantifican este tipo de violencia que se asocia a la extorsión de maras y pandillas.

Para el caso, el más reciente informe del del Observatorio Nacional de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (ONV-UNAH) refiere que las muertes ascienden a 31, mientras la dirigencia del transporte reporta 34 decesos.

Lea: Cuestionan abordaje de la migración durante la Cumbre de las Américas

La directora del ONV-UNAH, Migdonia Ayestas, precisó en una entrevista con Criterio.hn que, el informe que recoge datos de enero a abril de 2022, refiere que 12 de las 31 muertes se reportaron en el sector taxi.

Ayestas ahondó que los criminales colocan mensajes intimidatorios en los cadáveres de sus víctimas porque creen que esa es la única forma que los transportistas no les pueden decir que no a la petición de extorsiones.

Asimismo, que el trasporte ocupa el primer lugar en muertes violentas en el país las que se siguen manteniendo en niveles similares en comparación con años anteriores.

Para la investigadora una de las estrategias que se debe implementar para evitar las muertes violentas es la prevención, tema que ha sido expuesto ante las autoridades de la Secretaría de Seguridad por el ONV-UNAH, dijo.

Los municipios más afectados por muertes violentas de transportistas son aquellos de mayor concentración poblacional como San Pedro Sula, Choloma y La Lima en el departamento de Cortés; La Ceiba, en la zona atlántica y Tegucigalpa en la zona centro de Honduras.

Ayestas, que estratificó las víctimas mortales entre 25 a 50 años de edad, exhortó al gobierno de Xiomara Castro implementar una estrategia de prevención del delito en lugar de seguir replicando el control y combate.

“Que se desarrolle mayor investigación criminal y que den con el responsable, pero que también se den acciones de prevención de la violencia, acciones que tengan que ver con estrategias comunitarias” expresó la investigadora.

También lea: Criminalidad y violencia refleja la falta de un Plan de Seguridad Nacional que Congreso mantiene desatendido

LAS EXTORSIONES Y LOS GRUPOS CRIMINALES

Un empresario del transporte, que pidió a Criterio.hn se omitiera su nombre por motivos de seguridad, reveló que este rubro realiza, en Tegucigalpa, pagos semanales y mensuales de extorsión a los grupos delictivos: “Pandilla 18”, “El Combo que no se deja”; “Los Benjamines” y “Los Chirizos”.

De acuerdo a los testimonios que tuvo acceso Criterio.hn los cobros oscilan entre los 40 mil, 70 mil y 150 mil lempiras anuales por cada autobús (entre 1, 666, 2,800 y USD 6,000).

Otra fuente compartió con Criterio.hn una hoja manuscrita con un mensaje intimidatorio de un grupo criminal exigiendo el pago de la extorsión. (Obviamos describir el mensaje por motivos de seguridad en virtud de que las bandas criminales transmiten sus mensajes de manera codificada)

En la última semana transportistas que recorren una ruta cercana a Tegucigalpa afirmaron que tuvieron que parar sus unidades debido a que otro grupo criminal, diferente al que ya le estaban pagando, les solicitó el cobro de extorsión de 70 mil lempiras (USD 2,800).

Para el director del Centro de Investigaciones y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh) y experto en seguridad, Carlos Sierra, las muertes en el sector transporte no es algo nuevo, más bien, es un fenómeno que ha venido en ascenso en los últimos ocho años, con diferentes metodologías y que en el fondo es el control territorial por parte de los grupos criminales.

Sierra cuestiona que la violencia contra los transportistas no se detenga a pesar de que en los últimos gobiernos se crearon fuerzas especiales a lo interno de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. De hecho, recordó que militares fueron incorporados dentro de las unidades del transporte, puntos de taxi y estaciones de autobuses en condición de resguardo.

El también defensor de los derechos humanos demandó al nuevo gobierno generar estrategias efectivas para combatir los diferentes fenómenos criminales.

“Recordemos que en la campaña electoral precisamente se criticó mucho la estrategia que estaba siguiendo el gobierno anterior”, dijo al reforzar su postura de exigencia ante el gobierno de Xiomara Castro.

Asimismo, resaltó que Honduras cuenta con una inversión muy grande en seguridad y que se concentra en el presupuesto general de la república, la Tasa de Seguridad, fondos que vienen de la Cooperación Internacional o de préstamos con organismos financieros internacionales.

Como un segundo elemento considera que las nuevas autoridades brinden mayor inversión en el proceso de investigación criminal a fin de darle seguimiento a estructuras dedicadas a la extorsión y desarticularlas a través de diferentes mecanismos.

“Todo esto tiene que ver con investigación criminal, inteligencia financiera, porque cuando hablamos de extorsión también hablamos que mucho del dinero de la extorsión circula a través del sistema financiero hondureño y esto puede ser detectado a través de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, a través la Unidad Financiera”, exteriorizó Sierra.

Noticia Relacionada: Próxima semana inicia juicio contra defensores Lencas de Reitoca por oponerse a hidroeléctrica

Por su parte el subcomandante de la Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano (FNSTU), sub comisionado de policía, Daniel Padilla, aseguró a Criterio.hn que los niveles de violencia en el sector de transporte han bajado durante este mes.

Padilla hizo la aseveración precisamente horas después de que, en la ciudad de Comayagüela, ciudad gemela de Tegucigalpa, la ruta de Transportes Junqueños, que viaja entre Tegucigalpa y Santa Bárbara, sufriera un atentado por parte de un hombre, quien a bordo de una motocicleta disparó un arma de fuego contra un autobús.

“Nosotros como seguridad, al transporte urbano hacemos operativos de registro de personas, registro de unidades, patrullamos terminales, patrullamos rutas en motocicleta y estamos dando abordaje y desabordaje en cada unidad de transporte”, dijo.

El militar manifestó que la FNSTU trabaja junto a la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) para judicializar y hacer las investigaciones correspondientes para dar con el paradero no solo del cobrador de la extorsión sino a los autores intelectuales, que son los cabecillas de estas bandas organizadas.

Padilla ahondó que esta fuerza, que fue creada por el expresidente y ahora extraditado a Estados Unidos por narcotráfico Juan Orlando Hernández, continuará brindando seguridad en los diferentes puntos de transporte urbano e interurbano en Tegucigalpa y San pedro Sula y que además la Policía Nacional apunta a que la FNSTU sea instalada en otras ciudades del país, como La Ceiba, Atlántida; Choluteca, Choluteca; Santa Rosa de Copán, Copán y Juticalpa, Olancho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.