Trabajadoras domésticas de Honduras se organizan para pelear por sus derechos

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Las trabajadoras domésticas de Honduras se encuentran en un proceso de organización para ir en busca de sus derechos y lograr un empleo digno y un salario justo.

Tegucigalpa fue sede este miércoles del II Encuentro de Trabajadoras Domésticas, “Empleo digno y salario justo”, donde se habló sobre la continuidad de un proceso de organización  que ha iniciado para lograr un trato digno para las mujeres que realizan trabajos domésticos remunerados.

Durante la actividad se  discutió sobre la necesidad de crear una ley que regule las tareas de las empleadas domésticas, ya que en la actualidad muchas cumplen con jornadas extenuantes de hasta 14 horas diarias y devengan un salario promedio de 2,700 lempiras, unos  112 dólares.

Las féminas, que se han organizado, también discutieron la imperiosa necesidad de exigirle al Estado de Honduras que cumpla con el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que establece el trabajo digno y decente para las trabajadoras domésticas.

Zulema Cruz
Zulema Cruz

Una de las coordinadoras de la organización, Zulema Cruz, manifestó que hasta la fecha ya hay 30 mujeres líderes con formación política que a corto  plazo estarán compartiendo sus conocimientos con otras compañeras a nivel nacional, para lo cual sea ha elaborado un sondeo a fin de establecer su domicilio.

Posteriormente—viene la organización—dijo Cruz al tiempo que estableció que de momento no se ha  definido si se aglutinarán en un sindicato u otra organización gremial.

La consultora Mirta Kennedy precisó que de acuerdo a cifras oficiales,  en Honduras hay cerca de 100,000 empleadas domésticas, pero que la cifra puede ser muy superior debido a que este tipo de empleos es invisibilizado o porque se ejerce en casas particulares por lo que es difícil tener un control o registro fehaciente.

Mirta Kennedy
Mirta Kennedy

Kennedy dijo que su trabajo de campo refleja que las empleadas viven en condiciones de explotación, salarios deprimidos, con jornadas entre nueve y catorce horas continuas, condiciones de inseguridad y multiplicidad de funciones.

Por su parte la defensora de derechos humanos, Ana Ortega, apuntó que a pesar que la ruta hacia los Estados Unidos es muy peligrosa, las mujeres hondureñas siguen migrando como portadoras de un proyecto económico o como una estrategia de sobrevivencia ante la crisis económica que hay en el país.

Ana Ortega
Ana Ortega

Citó que tres de cada cuatro migrantes hondureños en España son mujeres, quienes se van a realizar trabajos domésticos y de cuidado de otras personas, en condiciones de precariedad, similares a las hay en Honduras, porque esta nación europea también es parte del sistema capitalista y patriarcal.

Ortega manifestó que eventos como el de este miércoles plantean la urgencia de poner en el centro la vida y no los mercados o la ganancia, “porque eso nos tiene con dificultades para reproducir la vida”.

El II Encuentro de Trabajadoras Domésticas, “Empleo digno y salario justo”, fue organizado por el Centro de Estudios de la Mujer Honduras (CEM-H), con el apoyo financiero de Brücke Le Pont.

7 comentarios en “Trabajadoras domésticas de Honduras se organizan para pelear por sus derechos

  • el septiembre 28, 2018 a las 11:51 am
    Permalink

    Se quejan tanto la mayoría son irresponsable maltratan los niños y dejan el trabajo cuando quieren dañan las cosas del hogar como reclaman derechos y no cumplen con las obligación

    Respuesta
  • Seguifredo Martinez
    el noviembre 17, 2016 a las 10:24 am
    Permalink

    QUE NI SE HAGAN ILUSIONES, porque jamás va a pasar en el Congreso ningún proyecto integral en su beneficio. Los diputados no son babosos para hacerse el clavo ellos mismos. Además, ellas insisten en reclamar derechos, pero se olvidan de sus responsabilidades.

    Respuesta
  • Sandra Sierra
    el noviembre 17, 2016 a las 4:48 am
    Permalink

    TAMBIEN DEBERÍAN PREOCUPARSE POR CUMPLIR CON SUS DEBERES. Estas personas, en su mayoría, primero preguntan cuánto van a ganar y lo que van a hacer es lo que menos les importa. Abandonan los trabajos a la hora que les da la gana, sin que les preocupe que su patrono encuentre una sustituta o cómo queden los niños de las familias. EL ASUNTO NO SOLO CONSISTE EXIGIR DERECHOS, SINO TAMBIÉN EN CUMPLIR DEBERES.

    Respuesta
    • el diciembre 6, 2017 a las 6:53 pm
      Permalink

      Me gustaría saber quién va a comprometerse en un trabajao del que no sabe ni siquiera cuánto va a ganar?
      Solo analice esto: Si ud esta contenta/o con su trabajo, porqué lo va a dejar tirado? Somos muy rápido/as para criticar, pero nos falta mucha empatía y solidaridad con la problemática ajena. Estas persinas tambien tienen DERECHOS.

      Respuesta
  • Berlin Sierra
    el noviembre 16, 2016 a las 6:24 pm
    Permalink

    Esto es esclavitud en pleno siglo XXI, pero la necesidad y la falta de institucionalidad obliga

    Respuesta
    • el enero 23, 2017 a las 3:14 pm
      Permalink

      La solucion es no contratarlas y pagar una empresa que cuide niños, asi no tendran que pelear derecho pero si buscar otro trabajo

      Respuesta
      • el diciembre 6, 2017 a las 6:56 pm
        Permalink

        Lo que ud olvida es que las mismas que contratan particularmente son las que captan las empresas, con la diferencia que al existir un intermediario, el empleador paga mucho mas. Y me parece mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.