Revelan que Hilda Hernández pagó L 2.5 millones para controlar a fiscales del caso Pandora

Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La fallecida Hilda Hernández habría pagado 2.5 millones de lempiras a fiscales del Ministerio Público para que presentaran a su conveniencia los requerimientos fiscales en el caso Pandora.

Lo anterior lo reveló, Omar Menjívar, apoderado legal de Fernando Suárez Ramírez, actor clave en el saqueo de los 282 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), bautizado por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

Señaló que los fondos pagados sirvieron para controlar a la gente en el Ministerio Público y se asignaran responsables de la investigación “coordinados por la oficina de la señora Hilda Hernández” y fue así cómo se definió a quiénes y por qué delitos se acusaba.

“El rol que desempeño ello (Hilda Hernández) era autorizado por su hermano, pero además con el pleno conocimiento de su hermano, el que ejerce las funciones de presidente en el país, con el beneficio directo para él, porque todo se hizo fundamentalmente para financiar la campaña del Partido Nacional”, expuso Menjívar en una entrevista concedida a Radio Progreso, perteneciente a la iglesia Jesuita.

El procurador privado detalló que los cheques que se emitían eran cambiados en los bancos por los beneficiarios, pero que éstos retornaban los fondos a la Casa Presidencial, para las actividades particulares del Partido Nacional y para los lujos que se daba el círculo que comandaba la mafia.

El abogado Menjívar contó que la extinta hermana del gobernante le regaló una lujosa camioneta a Suárez Ramírez, para mantenerlo contento para realizar las irregulares transacciones a través las fundaciones Dibatista y Todos Somos Honduras, plataformas utilizadas para drenar los recursos del Estado.

“Le fueron a estacionar cuatro Prados (camionetas) en el estacionamiento de Casa Presidencial” e Hilda Hernández le entregó 30 mil dólares a su defendido para que pactara la prima del vehículo con la agencia vendedora.

Menjívar dijo que el Partido Nacional ha mutado de organización política a organización criminal, dirigida en el plano operativo por Hilda Hernández, que era quien daba las instrucciones a su defendido para que distribuyera el dinero, pero antes le establecía el nombre del beneficiario, el momento, la fecha y los montos de los cheques.

Noticia relacionada: Actor clave en caso Pandora declara que JOH es el cabecilla de los saqueos en varias instituciones del Estado

El abogado manifestó que su conducta ética no le permite argumentar que su cliente es inocente, porque existen suficientes argumentos y pruebas que fue parte de una red que causó daños a la sociedad hondureña mediante el saqueo a la SAG. Apuntó que su alegato de dejarlo en libertad, bajo la protección de la ATIC, es porque la vida de su defendido corre peligro en manos de las mafias que lideraron el acto criminal.

“Cualquier cosa que a mí me pudiera pasar, es claro que el responsable de eso sería el presidente de la República para abajo”, expresó Menjívar al dejar establecido que su vida corre peligro.

Finalmente, apuntó el Partido Nacional se ha convertido en una organización criminal, porque no es casualidad que el hermano del gobernante haya sido capturado en los Estados Unidos, por estar ligado al crimen organizado.

El viernes anterior se conoció que Juan Antonio “Tony” Hernández fue capturado en la ciudad de Miami, Florida, por cargos ligados al narcotráfico y armas.

Actor clave en caso Pandora declara que JOH es el cabecilla de los saqueos en varias instituciones del Estado

Fernando José Suarez Ramírez declaró ante el Ministerio Público y tribunales de justicia que, además de la SAG se saqueó, el Congreso Nacional, la Secretaría de Desarrollo Social, el PANI y el Infop.

Según el abogado Omar Menjívar, su defendido Fernando José Suarez Ramírez, le ha planteado un reto al Ministerio Público y a la MACCIH, para que acusen a los verdaderos responsables del desastre que hay en Honduras.

Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Fernando José Suarez Ramírez, uno de los actores claves del caso Pandora, ha revelado ante el Ministerio Público y ante los tribunales de justicia que el jefe de Estado de Honduras, Juan Hernández y la difunta hermana de éste, Hilda Hernández, son los cabecillas de una red criminal que saqueó varias instituciones del Estado.

Lo anterior fue revelado este domingo por Omar Menjívar, abogado defensor de Suarez Ramírez, durante una entrevista proporcionada a la local Radio América.

Añadió que su cliente ha delatado que “lo ocurrido fue producto de la decisión, planificación, ejecución, supervisión de una organización criminal que lamentablemente es la que dirige al Estado de Honduras y esa organización criminal tenía una dirección ejecutiva y esa dirección ejecutiva la ejercía nada más y nada menos que Hilda Hernández, por delegación, conocimiento del presidente actual de la República. Ellos son los cabecillas de esto”, dijo Menjívar.

El profesional del derecho se refirió al tema tras conocer la resolución de la jueza natural que conoce el caso Pandora, Lidia Álvarez Sagastume. La madrugada de este domingo la jueza determinó dejar a Fernando José Suarez Ramírez bajo la custodia de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) al valorar que su vida corre riesgo.

La Defensa alegó que mafias del caso Pandora pueden atentar contra la vida del imputado, logrando acreditar que ha sido víctima de amenazas a muerte contra su vida, la de su esposa, e hija de apenas tres años y de su familia en general.

Menjívar sostuvo que las amenazas recobran mayor fuerza luego que su defendido ha proporcionado información clave ante el Ministerio Público y ante la misma justicia.

El procurador privado enfatizó que su conducta ética y profesional no le permite argumentar que su cliente es inocente, porque tiene responsabilidad clave, “él fue un participante de todos estos hechos, que consistieron nada más y nada menos que el saqueo de 282 millones de lempiras solo de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, pero se saqueó fondos del Congreso, saquearon fondos de otras instituciones del Estado”.

Añadió que hubo saqueo en el Congreso Nacional, Secretaría de Desarrollo Social, Patronato Nacional de la Infancia, Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) y todos, supuestamente, justificados en proyectos dirigidos para la gente pobre, campesinos, mujeres y niños.

Amplió que su cliente no ha llegado a los tribunales de justicia a decir que es inocente, sino que a aceptar su culpabilidad para que se le aplique la ley en la medida que corresponde.

También “ha venido a delatar que los hechos que ocurrieron no fueron hechos aislados que se le ocurrieron a él o a Jacobo Regalado” como se ha manejado por los medios de comunicación e incluso por la misma Fiscalía, dijo Menjívar.

Añadió que su cliente ha delatado que lo ocurrido fue producto de la decisión, planificación, ejecución, supervisión de una organización criminal que lamentablemente es la que dirige al Estado de Honduras y esa organización criminal tenía una dirección ejecutiva y esa dirección ejecutiva la ejercía nada más y nada menos que Hilda Hernández, por delegación, conocimiento del presidente actual de la República. Ellos son los cabecillas de esto”, expresó.

Amplió que Fernando Suárez, fue una pieza, a quien se le asignó un rol que “lo cumplía o lo cumplía”. Una vez que se metió a eso, zafarse no está tan fácil; se metió a eso y ahora asume las consecuencias y desde luego ha recibido amenazas a muerte serias”, anfatizó.

Menjívar identificó como cabecillas de la red criminal al jefe de Gobierno de Honduras, Juan Hernández y a la difunta hermana de éste, Hilda Hernández, quienes—aseveró— de acuerdo a las evidencias utilizaron los recursos para financiar campañas políticas.

Apuntó que es reprochable que su defendido haya participado en los actos ilícitos y que se le debe castigar por lo que hizo, pero que hay que reconocerle que está tratando de redimirse y de colaborar para que el Ministerio Público, en primera instancia conozca la verdad y para que la justicia se realice conforme a esa verdad demostrable, “porque no es que son pablaras simplemente de él, sino que hay evidencias suficiente que demuestra lo que está diciendo”.

En conclusión, el abogado dijo que Suárez Ramírez le ha planteado un reto al Ministerio Público y para que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) “ahora sí tomen la decisión de acusar a los verdaderos responsables del desastre de este país”.

El abogado sostuvo que su defendido ha declarado ante los tribunales que casi la totalidad de los fondos saqueados en todas las instituciones del Estados, sirvieron para pagar la campaña política de Hernández, tanto desde la campaña interna bajo el Movimiento Azules Unidos en 2012 y después, en la campaña de cara a las elecciones generales de 2013 y la campaña general de 2017.

Además de gastar los fondos en las campañas del Partido Nacional y también del Partido Liberal, Menjívar manifestó que los líderes de las mafias aprovechaban los recursos para enriquecerse personalmente. “Este pequeño grupo orquestador de todo esto. Se compró bienes, casas, terrenos, aquí y en el extranjero, vehículos y se pagaban lujos”.

Durante la audiencia inicial, que finalizó en horas de la madrugada de este domingo, la jueza natural Lidia Álvarez Sagastume, dictó sobreseimiento definitivo a Suárez Ramírez por los delitos de asociación ilícita, lavado de activos y prevaricato y le dictó auto de formal procesamiento por fraude, malversación de caudales públicos y uso de documentos públicos falsos.

Se conoce como caso Pandora a la conformación de una red criminal de 38 personas, entre políticos, empresarios y particulares que, entre los años 2010 y 2013, saqueó 282 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

De acuerdo a las investigaciones de la MACCIH y la UFECIC, los recursos económicos sirvieron para el financiamiento de campañas políticas de los Partidos Nacional, Liberal y del Frente Amplio.

Fernando José Suarez Ramírez, quien tenía el control de las fundaciones Dibattista y Todos Somos Honduras, desde donde se drenaron más de 282 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), se entregó en el pasado jueves a la ATIC.

Noticia relacionada: Dejan bajo protección de la ATIC a saqueador de la SAG

Suárez Ramírez, quien se encontraba prófugo de la justicia, es uno de los 38 señalados en el famoso caso Pandora, que en su mayoría se encuentran en libertad tras ser beneficiados por la justicia hondureña con medidas distintas a la prisión, pese haber sido acusados por la MACCIH de haber defraudado al Estado.

De acuerdo al requerimiento fiscal presentado por la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción del Ministerio Público (UFECIC-MP) y la MACCIH, Suárez Ramírez habría sido el principal socio del exsecretario de la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG), Jacobo Regalado, que guarda prisión en el Primer Batallón de Infantería.

El requerimiento establece además que era “el encargado de los fondos públicos, los cuales fueron apropiados en cuantía aproximada de 55 millones de lempiras para su propio beneficio”.

Nacionalistas de El Paraíso responsabilizan a Hilda Hernández, Roberto Ordoñez y Juan Hernández  del uso de los fondos de la SAG

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Los nacionalistas del departamento de El Paraíso  responsabilizan directamente a Hilda Hernández (QDDG), Roberto Ordoñez y al titular del régimen Juan Hernández  del saqueo a la Secretaría de Agricultura y Ganadería ( SAG), denominado como caso Pandora.

En un comunicado que trascendió en las redes sociales, sin sello ni firmas, los nacionalistas de ese departamento defienden al diputado Celín Discua, sindicado en el caso Pandora y quien se está defendiendo en libertad y está yendo a firmar a los juzgados capitalinos.

En el punto numero 4 señalan que «es de conocimiento popular, y como se ha manifestado a autoridades de investigación, que el dinero que se utilizó para la campaña presidencial del Presidente Juan Orlando Hernández en el departamento de El Paraíso, fue trasferido por la Ingeniera Hilda Hernández (QDDG) y el Ing. Roberto Ordoñez, bajo instrucciones del Abogado Juan Orlando Hernández».

Señalan que la comisión de campaña departamental, desconocía la procedencia ilegal del dinero, hasta verlo expuesto en el caso judicial Pandora, lo que nos ha llenado de indignación y repudio.

Exigen a las autoridades encargadas de velar por la justicia en Honduras, se busquen los verdaderos culpables, y dejar de sacrificar a los líderes departamentales y al partido, que han sido engañados para cubrir la corrupción de quienes tienen el poder.