Expresidente de Transparencia Internacional hace lobby para que el Fiscal Óscar Chinchilla sea reelecto

José Ugaz

José Ugaz llegó a Honduras invitado por la APJ al denominado Foro “Por un Fiscal General 5 Estrellas”

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-En el marco de un evento patrocinado por la Alianza por la Paz y la Justicia (APJ), el expresidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, exteriorizó su deseo para que el Fiscal General de la República, Óscar Chinchilla, sea reelecto en el cargo.

Ugaz participó este martes en el Foro “Por un Fiscal General 5 Estrellas”, que se llevó a cabo en un hotel de Tegucigalpa, donde convergieron funcionarios públicos y representantes de  organizaciones afines al gobierno y en el que se hizo hincapié en que grupos criminales no deben incidir en la elección del nuevo Fiscal.

Aunque Chinchilla ha manifestado, en las redes sociales del Ministerio Público, que no desea reelegirse, la conclusión de un importante segmento de la sociedad hondureña es que debido a que el proceso tiene muchas irregularidades, al final se optará por la reelección.

La selección del nuevo Fiscal está en manos de una Junta de Proponentes, integrada por cinco representaciones que han sido acusadas de favorecer y complacer los intereses de la clase gobernante, por lo que hasta la fecha solo dos hondureños se han postulado.

Noticia Relacionada: Proceso de escogencia del Fiscal General es manipulado, por eso nadie se postula

De acuerdo al expresidente de Transparencia Internacional, los requisitos básicos para la elección del Fiscal son los mismos que a nivel global se han establecido y tienen que ver con la independencia, equidad, honestidad, coraje, capacidad técnica y profesional. “Yo creo que una persona que reúna todos esos elementos está en condiciones”, para ejercer ese puesto, sentenció.

En declaraciones a la prensa, Ugaz ensalzó a Óscar Chinchilla al atribuirle acciones de combate a la corrupción porque, según él, ha puesto ante la justicia a funcionarios de alta envergadura.

Sobre la interrogante si debe continuar en el cargo Chinchilla, respondió de manera contundente: “claro, yo creo que antes, en el pasado antes de esta gestión no se había empezado a desarticular grupos de crimen organizado poderosos como se ha logrado en este caso, hay extradiciones que ya se han realizado”.

“Cuando ha habido una buena gestión no hay porqué oponerse a la reelección, obviamente, no pueden ser reelecciones indefinidas, tiene que ser una reelección limitada, pero creo que el tiempo en el que la actual gestión ha estado en el cargo, ha hecho un buen trabajo y se queda corto el tiempo para que complete una visión de lo que debería ser la lucha contra el crimen organizado y la gran corrupción en Honduras”: José Ugaz, expresidente de Transparencia Internacional.

El visitante dijo que “la comunidad internacional vería con buenos ojos la posibilidad de que un fiscal que ha cumplido la tarea delicada que le ha tocado, pueda permanecer al menos por un periodo más en la función”.

Apuntó que hay casos de alto impacto ejecutados por Óscar Chinchilla que vinculan a altas funcionarios incluyendo a Rosa Elena Bonilla de Lobo,  esposa del expresidente de la República, Porfirio Lobo Sosa.

Amplió que en virtud que la corrupción en Honduras y en América Latina está tan embalsada, es imposible que en una gestión de tres o cuatro años se puedan lograr resultados radicales.

José Ugaz

El foro estuvo encabezado además por el representante del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), Jorge Padilla; el secretario ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Carlos Hernández;  el coordinador de Advocacy de la ASJ, Omar Rivera y por la presidenta de Organizaciones No Gubernamentales de Honduras (Foprideh), Amanda Madrid.

En su alocución, Omar Rivera, expresó que la “politización, corrupción e ineficiencia no pueden tener cabida en el Ministerio Público porque lo que se quiere es seleccionar a una persona que represente los intereses de la sociedad en varias materias que están ligadas al accionar penal, derechos humanos, crimen organizado y delitos como lavado de activos y narcotráfico”.

Honduras baja en el índice de percepción de corrupción

Por: Redacción CRITERIO

Redaccion@criterio.hn

Honduras está entre los  países peores evaluados en América Latina

Tegucigalpa.-El Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de la ONG Transparencia Internacional, presentado en las últimas horas, establece que Honduras bajó dos puntos, convirtiéndose en uno de los países más corruptos de la región latinoamericana.

En el Índice de Percepción de Corrupción de 2015, Transparencia Internacional evaluó que Honduras avanzó al ubicarse en el puesto 112 con 31 puntos, pero en el  2016 bajó dos puntos al pasar al lugar 123 con 30 puntos.

En su visita a Honduras en noviembre del año pasado, el presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, instó al pueblo hondureño a indignarse y retomar la presión popular en las calles para exigir que se castigue la corrupción y para que termine la impunidad.

José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional.

También instó a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) que para ganarse la confianza de los hondureños debería comenzar a dar resultados.

Entre los casos emblemáticos de corrupción e impunidad, Ugaz señaló el saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) porque según él, es algo que “mata” y le roba la salud al pueblo.

SITUACIÓN DE TRANSPARENCIA EN AMÉRICA LATINA

El informe establece que la corrupción aumentó el año pasado en América Latina y otorgó la mejor nota de la región a Uruguay y la peor a Venezuela.

El ránking, que a nivel mundial pone a Nueva Zelanda y Dinamarca como los países menos corruptos y a Somalia como el que más, evidencia que sólo dos de los 19 países latinoamericanos aprobaron -al obtener más de 50 puntos de un máximo de cien- y que once empeoraron sus datos con respecto al año pasado, y en éstos se encuentra Honduras.

Tras Uruguay, que sumó 71 puntos y quedó en la posición 21ª de la clasificación general, se colocó Chile (24ª posición, 66 puntos), seguido de Costa Rica (41ª, 58 puntos), Cuba (60ª, 47 puntos), Brasil (79ª, 40 puntos) y Panamá (87ª, 38 puntos).

En el extremo contrario, cierran la tabla latinoamericana Venezuela (166ª posición, 17 puntos), Haití (159ª, 20 puntos), Guatemala (136ª, 28 puntos) y Paraguay, México y Honduras, compartiendo la 123ª posición, 30 puntos.
En medio quedan Colombia (90ª posición, 37 puntos), Argentina (95ª, 36 puntos), El Salvador (95ª, con 36 puntos), Perú (101ª, 35 puntos), Bolivia (113ª, 33 puntos), República Dominicana (120ª, 31 puntos) y Ecuador (120ª, 31 puntos).

Alejandro Salas, director de TI para las Américas, lamentó en declaraciones a Efe la caída general de los resultados de América Latina y destacó la evolución de cuatro países: México y Chile, por su comportamiento negativo, y Argentina y Brasil, por sus avances.

El caso de México «sorprende» no tanto por la caída como por su magnitud, indicó Salas, que señaló que sus resultados se explican por «la combinación de tres factores».

En el país se suman «uno tras otro» sonoros escándalos, como el de «la casa blanca», los «estudiantes de Iguala» o «el gobernador de Veracruz»; faltan avances en las reformas del presidente Enrique Peña Nieto para combatir la corrupción; y la justicia, que «casi no castiga a nadie», resulta ineficaz.
Chile, apuntó el director de TI para las Américas, sigue siendo un referente de transparencia para la región, pero sus datos empeoraron el año pasado, lo que es «una mala noticia para todos» por haber sido durante año un «ejemplo».

Su caída se explica por los «casos simbólicos» de «escándalos relacionados con la familia» de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y otros de «financiamiento» de partidos por parte de «grupos muy poderosos».
Argentina destacó por mejorar sus resultados en cuatro puntos, el mayor avance de la región, señaló Salas.

A su juicio, es una «noticia positiva» la evolución de un país enclavado en la parte baja del ránking tras una década con los Kirchner, gobierno «muy cuestionados» por el «populismo», la «corrupción», las «prebendas y el amiguismo».

A su juicio, el cambio está relacionado con la llegada a la presidencia de Mauricio Macri, algo que «no es cuestión ideológica», sino el reflejo de una «nueva agenda, más realista» y de la puesta en marcha de medidas impopulares, pero «que al país le hacían tanta falta».

Brasil, «que venía cayendo sistemáticamente desde 2012», también experimentó una «pequeña mejora» que se puede explicar por el «muy buen trabajo» de fiscales, policías y jueces para investigar los grandes casos de corrupción del país, como Petrobras o Odebrecht, y acabar con la sensación de impunidad previa.

En el ránking global los mejores clasificados fueron Dinamarca y Nueva Zelanda, con 90 puntos, seguidos por Finlandia (89), Suecia (88), Suiza (86), Noruega (85), Singapur (84), Holanda (83) y Canadá (82).

En el vagón de cola, junto a Somalia (10 puntos), están Sudán del Sur (11), Corea del Norte (12), Siria (13), Yemen (14), Sudán (14), Libia (14) y Afganistán (15).

EE.UU., por su parte, alcanza la posición 18ª con 74 puntos; Francia, la 23ª, con 69; España, la 41ª, con 58; China, la 79ª con 40 puntos, empatada con India; y Rusia queda relegada a la 131ª posición, con 29 puntos.

CORRUPCIÓN Y POPULISMO

El jurista peruano José Ugaz, presidente de TI, se mostró especialmente preocupado por el avance del populismo. «En países con líderes populistas o autocráticos —dijo—, a menudo vemos democracias que retroceden y un patrón alarmante de acciones tendientes a reprimir a la sociedad civil, limitar la libertad de prensa y debilitar la independencia del poder judicial. En vez de combatir el capitalismo clientelista, estos líderes, por lo general, instalan sistemas corruptos incluso peores».

«Solamente si existe libertad de expresión, transparencia en todos los procesos políticos e instituciones democráticas sólidas, la sociedad civil y los medios de comunicación podrán exigir que quienes están en el poder rindan cuentas por sus actos y será posible combatir con éxito la corrupción», concluyó Ugaz.

 

Presidente de Transparencia Internacional insta a hondureños a retomar las movilizaciones contra la corrupción

La MACCIH tiene que empezar por freír algunos peces gordos: José Ugaz

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, instó este jueves a los hondureños, especialmente a la juventud a retomar las movilizaciones en las calles para confrontar los altos niveles de corrupción.

José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional
José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional

Ugaz hizo el llamado esta mañana durante el seminario internacional: ¿Cómo investigar casos de corrupción?, que se lleva a cabo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), donde recordó las masivas movilizaciones emprendidas por los hondureños en mayo del año pasado, cuando se denunció el saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

“Hay que movilizar a la juventud, la movilización social, creemos nosotros es una opción” y buscar la transparencia porque es lo que hace empoderar al ciudadano y le permite movilizarse y reclamar “y eso que en Honduras comenzó como un hálito de esperanza en mayo, ojalá que pueda recuperar el aliento y convertirse en una práctica sostenible de confrontación a la corrupción”, manifestó el funcionario internacional.

Ugaz insistió en la necesidad de emprender nuevamente las movilizaciones porque los corruptos le temen a la movilización social y a ser identificados y expuestos socialmente.

Consideró además que el saqueo al IHSS sigue siendo, sin duda alguna, el caso más emblemático de la corrupción porque fue cuando se extrajeron fondos correspondientes a la salud del pueblo para financiar campañas políticas.

Amplió que en el caso del Seguro Social “existe un tango perfecto, el problema es que hemos agarrado solo a uno de los bailadores y la otra pareja no se sabe dónde está, porque si nos gustaría saber a dónde fueron los fondos de este esquema fraudulento que alimentaron alguna intención política en Honduras”, sentenció.

En mayo del año pasado el presidente de Honduras, Juan Hernández, admitió que parte de los fondos dilapidados fueron utilizados en su campaña política.

MACCIH DEBE EMPEZAR A FREÍR PECES GORDOS

A raíz de las movilizaciones, el gobierno firmó con la Organización de Estados Americanos (OEA) el establecimiento de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

El presidente de Transparencia Internacional aconsejó a la MACCIH que si quiere ganarse la confianza de la sociedad hondureña debe comenzar por freír a los peces gordos

“Cualquier estrategia anticorrupción que se requiera—y este es un consejo para la MACCIH— tiene que empezar por freír algunos peces gordos”, para ganarse la confianza, “porque la primera y más grave consecuencia de la corrupción, es que rompe la confianza del ciudadano en sus gobernantes y la primera forma de empezar a ganarse esa confianza es comenzar a agarrar a aquellos que se creen por encima de la ley.

Ugaz recomendó a la misión de la OEA que emprenda una campaña estratégica para lidiar con el  pensamiento de la ciudadanía y “lograr ganarse su confianza y que crea que es posible salir de esta miasma de la corrupción en la que nos encontramos”.

Según el funcionario internacional, la MACCIH es la posibilidad de un nuevo modelo para combatir la corrupción que puede ser exportado a otros países del mundo.

“Si la MACCIH logra sus objetivos va a ser un modelo exportable para el mundo, si la MACCIH fracasa va a ser un fracaso también para todos aquellos otros países que estamos esperando la posibilidad de que vengan  instituciones a contribuir a romper la impunidad”, José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional.

También dijo que “Transparencia Internacional apuesta por identificar y visibilizar a los corruptos del mundo para que sepan que los estamos mirando por lo menos y que se  avergüencen de lo que están haciendo”.

El mundo tiene los ojos sobre Honduras: Presidente de Transparencia Internacional

Presidente de Transparencia  internacional pide cese de ataques contra la MACCIH y dice además que la agenda no debe circunscribirse a la reelección o no de JOH sino que a combatir la corrupción porque es el problema más importante que ataña a Honduras.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, dijo este miércoles en Tegucigalpa que «el mundo está mirando lo que pasa aquí» y a la vez pidió el cese de ataques  contra la  Misión de  Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional.
José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional.

El peruano no precisó de parte de quien vienen los ataques, pero  su mensaje podría ir dirigido contra el propio presidente, Juan Hernández, porque fue quien dijo la semana pasada que no tolerará que el ente de la Organización de Estados Americanos (OEA) suplante la institucionalidad hondureña.

Hernández reaccionó molestó ante el cuestionamiento del vocero de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor, sobre la manipulación política con la que se eligió los magistrados del Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

“Hemos visto con preocupación los ataques de los últimos días a esta misión porque lo único que ha hecho es cumplir con su deber y señalar que esa designación de los miembros del Tribunal Superior de Cuentas ha sido un error, que esperamos sea corregido en su momento”, apuntó Ugaz.

El presidente de Transparencia Internacional señaló que es preocupante que los magistrados del máximo ente contralor del Estado de Honduras hayan sido electos entre “gallos y medianoche”, mediante una fórmula política que desatiende el pedido de la ciudadanía de poder participar y saber por qué se toman este tipo de decisiones.

“Por lo tanto, pedimos el cese de esos ataques y por otro lado a la OEA, que acelere el proceso que permita contar con los recursos y la voluntad política para que cumpla con el objetivo”, acotó.

MOVILIZACIONES

Por otra parte señaló que luego de haber visto las multitudinarias movilizaciones ciudadanas que denunciaron el saqueo de fondos en el Instituto Hondureño de Seguridad Social  (IHSS), se ha propuesto al Estado de Honduras y al Gobierno en particular una serie de medidas para generar mayor transparencia en las decisiones públicas.

“Hemos visto movilizaciones por semanas de ciudadanos reclamando que se tome acción respecto de ciertos escándalos de corrupción que implica no solamente el desvío de fondos para financiar indebidamente la política, sino sin duda alguna la afectación al derecho a la salud de los más pobres de este país”, expresó.

«El mundo está mirando lo que pasa aquí»

Según el funcionario internacional, Honduras está en los ojos del mundo. “Lo decimos con la autoridad moral que nos da ser parte de una sociedad global que –como repito- está mirando lo que ocurre en Honduras porque esto va a ser y puede ser replicable en otras partes del mundo”, manifestó el peruano Ugaz.

El presidente de Transparencia Internacional compareció ante los medios de comunicación de Honduras.
El presidente de Transparencia Internacional compareció ante los medios de comunicación de Honduras.

Ante la presión en las calles que denunciaron el desvío de fondos para la campaña política del Partido Nacional, incluyendo la candidatura del actual presidente, Juan Hernández— quien admitió recibir parte de los recursos—el gobierno optó por instalar la MACCIH.

Según el presidente de Transparencia Internacional, la misión especial de la OEA se instaló para tratar de contribuir con las autoridades judiciales y fiscales y policiales del país para reducir los niveles de impunidad y poder establecer mecanismos de reducción de la corrupción e incremento de la transparencia.

Garantizó que Transparencia Internacional hará lo posible para apoyar el trabajo de la MACCIH “y esperamos que esto sea efectivamente una actitud que se recoja en la sociedad hondureña en general”.

REELECCIÓN Y AGENDA POLÍTICA

Finalmente dijo que los problemas de Honduras van mucho más allá del calendario electoral, por lo que consideró que no es posible que el debate público se  circunscriba a la reelección o no del actual Presidente o a la agenda política entorno al próximo proceso electoral.

Aquí hay problemas más importantes que ese y la corrupción es sin duda, uno de ellos; la violencia y seguridad ciudadana es otro y en ese sentido, queremos insistir en que la agenda nacional no se distraiga por fuegos artificiales electorales y se concentre en estos temas que son prioritarios y que son los que afectan al ciudadano de a pie, en particular a los más pobres, concluyó  José Ugaz.