Honduras baja en el índice de percepción de corrupción

Por: Redacción CRITERIO

Redaccion@criterio.hn

Honduras está entre los  países peores evaluados en América Latina

Tegucigalpa.-El Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de la ONG Transparencia Internacional, presentado en las últimas horas, establece que Honduras bajó dos puntos, convirtiéndose en uno de los países más corruptos de la región latinoamericana.

En el Índice de Percepción de Corrupción de 2015, Transparencia Internacional evaluó que Honduras avanzó al ubicarse en el puesto 112 con 31 puntos, pero en el  2016 bajó dos puntos al pasar al lugar 123 con 30 puntos.

En su visita a Honduras en noviembre del año pasado, el presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, instó al pueblo hondureño a indignarse y retomar la presión popular en las calles para exigir que se castigue la corrupción y para que termine la impunidad.

José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional.

También instó a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) que para ganarse la confianza de los hondureños debería comenzar a dar resultados.

Entre los casos emblemáticos de corrupción e impunidad, Ugaz señaló el saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) porque según él, es algo que “mata” y le roba la salud al pueblo.

SITUACIÓN DE TRANSPARENCIA EN AMÉRICA LATINA

El informe establece que la corrupción aumentó el año pasado en América Latina y otorgó la mejor nota de la región a Uruguay y la peor a Venezuela.

El ránking, que a nivel mundial pone a Nueva Zelanda y Dinamarca como los países menos corruptos y a Somalia como el que más, evidencia que sólo dos de los 19 países latinoamericanos aprobaron -al obtener más de 50 puntos de un máximo de cien- y que once empeoraron sus datos con respecto al año pasado, y en éstos se encuentra Honduras.

Tras Uruguay, que sumó 71 puntos y quedó en la posición 21ª de la clasificación general, se colocó Chile (24ª posición, 66 puntos), seguido de Costa Rica (41ª, 58 puntos), Cuba (60ª, 47 puntos), Brasil (79ª, 40 puntos) y Panamá (87ª, 38 puntos).

En el extremo contrario, cierran la tabla latinoamericana Venezuela (166ª posición, 17 puntos), Haití (159ª, 20 puntos), Guatemala (136ª, 28 puntos) y Paraguay, México y Honduras, compartiendo la 123ª posición, 30 puntos.
En medio quedan Colombia (90ª posición, 37 puntos), Argentina (95ª, 36 puntos), El Salvador (95ª, con 36 puntos), Perú (101ª, 35 puntos), Bolivia (113ª, 33 puntos), República Dominicana (120ª, 31 puntos) y Ecuador (120ª, 31 puntos).

Alejandro Salas, director de TI para las Américas, lamentó en declaraciones a Efe la caída general de los resultados de América Latina y destacó la evolución de cuatro países: México y Chile, por su comportamiento negativo, y Argentina y Brasil, por sus avances.

El caso de México «sorprende» no tanto por la caída como por su magnitud, indicó Salas, que señaló que sus resultados se explican por «la combinación de tres factores».

En el país se suman «uno tras otro» sonoros escándalos, como el de «la casa blanca», los «estudiantes de Iguala» o «el gobernador de Veracruz»; faltan avances en las reformas del presidente Enrique Peña Nieto para combatir la corrupción; y la justicia, que «casi no castiga a nadie», resulta ineficaz.
Chile, apuntó el director de TI para las Américas, sigue siendo un referente de transparencia para la región, pero sus datos empeoraron el año pasado, lo que es «una mala noticia para todos» por haber sido durante año un «ejemplo».

Su caída se explica por los «casos simbólicos» de «escándalos relacionados con la familia» de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y otros de «financiamiento» de partidos por parte de «grupos muy poderosos».
Argentina destacó por mejorar sus resultados en cuatro puntos, el mayor avance de la región, señaló Salas.

A su juicio, es una «noticia positiva» la evolución de un país enclavado en la parte baja del ránking tras una década con los Kirchner, gobierno «muy cuestionados» por el «populismo», la «corrupción», las «prebendas y el amiguismo».

A su juicio, el cambio está relacionado con la llegada a la presidencia de Mauricio Macri, algo que «no es cuestión ideológica», sino el reflejo de una «nueva agenda, más realista» y de la puesta en marcha de medidas impopulares, pero «que al país le hacían tanta falta».

Brasil, «que venía cayendo sistemáticamente desde 2012», también experimentó una «pequeña mejora» que se puede explicar por el «muy buen trabajo» de fiscales, policías y jueces para investigar los grandes casos de corrupción del país, como Petrobras o Odebrecht, y acabar con la sensación de impunidad previa.

En el ránking global los mejores clasificados fueron Dinamarca y Nueva Zelanda, con 90 puntos, seguidos por Finlandia (89), Suecia (88), Suiza (86), Noruega (85), Singapur (84), Holanda (83) y Canadá (82).

En el vagón de cola, junto a Somalia (10 puntos), están Sudán del Sur (11), Corea del Norte (12), Siria (13), Yemen (14), Sudán (14), Libia (14) y Afganistán (15).

EE.UU., por su parte, alcanza la posición 18ª con 74 puntos; Francia, la 23ª, con 69; España, la 41ª, con 58; China, la 79ª con 40 puntos, empatada con India; y Rusia queda relegada a la 131ª posición, con 29 puntos.

CORRUPCIÓN Y POPULISMO

El jurista peruano José Ugaz, presidente de TI, se mostró especialmente preocupado por el avance del populismo. «En países con líderes populistas o autocráticos —dijo—, a menudo vemos democracias que retroceden y un patrón alarmante de acciones tendientes a reprimir a la sociedad civil, limitar la libertad de prensa y debilitar la independencia del poder judicial. En vez de combatir el capitalismo clientelista, estos líderes, por lo general, instalan sistemas corruptos incluso peores».

«Solamente si existe libertad de expresión, transparencia en todos los procesos políticos e instituciones democráticas sólidas, la sociedad civil y los medios de comunicación podrán exigir que quienes están en el poder rindan cuentas por sus actos y será posible combatir con éxito la corrupción», concluyó Ugaz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.