Dios pone las cosas en su lugar y me hace justicia

Se publican libros en inglés todos los días, pero en este caso es sorprendente la forma en que se dio

 

Por: Martha Alegría Reichmann

Roma. –Después de haber publicado mi libro «Traiciones Sagradas» en español, tenía la inquietud de que fuera publicado en inglés, pero sabía que sola era casi imposible lograrlo.  En Roma consulté con dos amigos periodistas y uno de ellos me puso en contacto con un editor de Estados Unidos quien me dijo claramente que de 50 editoriales en su país a quienes podría consultar, quizá a unas dos podría interesarles porque ese tema a casi nadie le gustaba tocarlo.  

Al regresar a casa algo decepcionada, tomé mi libro, lo envolví en mi pañuelo con el rostro de Jesús tal como quedó impreso en la Sábana Santa, lo coloqué sobre un mueble y frente a una pintura también de Jesús, pero vivo y le dije: «Dios resucitado y Todopoderoso, esto es lo que yo pude hacer y ya no puedo hacer nada más. Si Tú quieres que esta verdad se difunda y prevalezca, haz con este libro lo que quieras. Lo dejo en tus manos Señor.

Unas semanas antes me había entrevistado un medio español al cual le había dicho: «Al publicar mi libro sentí como si había dejado escapar un pájaro que había tenido enjaulado y ese pájaro volará hasta donde Dios quiera que vuele».

Pasaron cuatro escasos días desde cuando puse mi libro en manos de Dios y al quinto día recibí una llamada de una corresponsal de un medio de Estados Unidos llamada Diana Montagna quien había escrito un artículo sobre mi caso y me dijo que tenía algo para mí. Nos reunimos y mostrándome su celular me dijo: «esta carta es para usted, puede leerla». Una persona me comunicaba que mi libro había llegado a sus manos providencialmente y que había quedado altamente impresionado al leerlo y que lo consideraba muy importante para poder dar a conocer la corrupción dentro de nuestra Iglesia Católica y que la está perjudicando enormemente desde hace muchos años. Me explicaba que él trabajaba para un medio católico que, por el bien de la iglesia, se interesan en denunciar tal corrupción, y que si yo no tenía una editorial que pudiera publicar mi libro en inglés, ellos estaban muy interesados en hacerlo por su cuenta si yo los autorizaba. Firmaba la carta nada menos que el señor Matthew Cullinan Hoffman, un corresponsal del prestigioso medio de comunicación internacional LifeSite News.

Quedé estupefacta. Casi no podía creer lo que había leído. Era como una alucinación y era algo real. ¡Pero lo más emocionante es que era una respuesta clara y contundente venida directamente de Dios! Más claro no podía ser porque solo cinco días antes yo había puesto exactamente esa petición en sus manos. Respondí inmediatamente la carta aceptando la oferta y semanas después firmamos un contrato en el cual los directivos fueron muy generosos conmigo.

El libro «Traiciones Sagradas», de la escritora hondureña Martha Alegría Reichmann, en su versión en inglés.

También lea: ¿El cardenal Rodríguez Maradiaga honesto?

Busqué información sobre LifeSite News y me di cuenta de que es el medio católico independiente e imparcial más prestigioso del mundo fundado en 1997 en Canadá y Estados Unidos dando cobertura a todo el planeta. En sus inicios tuvo problemas porque habían asumido el valor de denunciar los actos de corrupción dentro de la iglesia y eran constantemente atacados, pero poco a poco fueron adquiriendo prestigio y altísima credibilidad porque probaban todo lo que publicaban. En 2019 habían cerrado con más de 100 millones de visitas en sus portales. Al leer esta información quedé totalmente asombrada porque entendí que Dios no había escogido una editorial cualquiera para hacer una nueva edición de mi libro, no, Dios acogió a un medio católico prestigioso y potente, uno que lucha por limpiar la iglesia que atraviesa por uno de los peores momentos de su historia.

Posteriormente tuve otra emoción muy fuerte cuando me comunicaron que ellos dentro de su organización fundaron una editorial llamada Faithful Insight Books y que la fundaron especialmente para poder editar mi libro. Esa editorial queda instalada para editar posibles futuros libros. Otra cosa que me causó gran emoción fue cuando supe que el prólogo se lo estaban solicitando nada menos que al ex nuncio en Washington, Monseñor Carlo María Vigano, famoso por haber tenido el valor de denunciar al Papa Francisco por encubrir al cardenal estadounidense Theodore Edgar McCarrick y denunciar también al cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga por «condenar a las víctimas para salvarse él mismo», en un documento que nadie pudo desmentir. En ese documento también denunció la traición de Rodríguez Maradiaga a sus amigos, mencionando al extinto embajador Alejandro Valladares y a esta servidora.

Deteniéndose a pensar en todo este contexto tan sorprendente y maravilloso acaecido en torno a mi libro, he llegado a la conclusión de que «Traiciones Sagradas» en español, fue solamente un ensayo para todo lo que tenía que venir. Sin la mano de Dios mi libro no hubiera tenido tanta trascendencia, sin embargo, la nueva edición que está hecha de manera profesional y editada con absoluta nitidez, ya está siendo difundida a nivel mundial.

Además lea: Libro devela las “traiciones sagradas” del cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga

LifeSite ha corroborado todo lo que ahí está escrito, han investigado todo minuciosamente, me hicieron cientos de preguntas, se pusieron algunas cosas más claras y se eliminaron otras que solo podían tener alguna importancia en Honduras. Otra cosa que he podido comprobar es algo que había manifestado desde el principio: «que en todo esto me he sentido instrumento de Dios». Esto lo he comprobado de manera clara y absoluta al recibir esa respuesta inmediata que vino de lo alto.

Tiempo atrás, en un momento de confusión, le había preguntado a Dios: ¿Señor por qué no escogiste a un hombre fuerte, potente e importante para sacar a la luz todo esto? ¿Por qué a mí tan insignificante y sola? Pero sé que a Dios no se le cuestiona, solo se le obedece. Él no se equivoca. Pero si Dios me hubiera preguntado si aceptaba pasar por todo lo que he pasado, sufrir todo lo que he sufrido, saber todo lo que he sabido para que al final «se pregone en los tejados lo que se planeó en el sótano», quizá yo le hubiera respondido: «Mejor escoge a otra persona, Señor porque yo no creo ser la apta, ni la fuerte, ni la preparada. Pero he aprendido que Dios nos pide que nos pongamos su armadura para emprender las batallas que nos asigna y eso fue exactamente lo que hice.

A pesar de las presiones jamás quise renunciar a mi lucha por la verdad y la justicia. Nunca quise ver hacia los lados porque mi mirada estaba fijada solamente en el camino que me iba trazando Dios. Siempre quise permanecer fiel a su voz que me ordenaba que fuera fuerte, valiente, firme y decidida. Mi objetivo primordial ha sido y siempre será serle fiel a Dios y heme aquí en paz y victoriosa, porque solo Dios da la victoria.

Papa Francisco y cardenal Rodríguez Maradiaga: los judas de la iglesia católica en el Nuevo Orden Mundial

Por: Martha Alegría Reichmann

redaccion@critreio.hn

16:18 Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella: San Lucas

Para Francisco
Escritora hondureña y feligrés de la iglesia católica

Tegucigalpa. –El escándalo de hoy, es solo uno más provocado por el cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

De los escándalos, anteriores, hizo el intento de engañar a los feligreses para salir bien librado, cosa que no es fácil de conseguir sin presentar pruebas contrarias a lo que le acusan; dedicándose nada más a denigrar a quien lo señala (la muy tradicional y típica estrategia de los mediocres culpables, (“matar al mensajero”), por lo tanto, quedó siempre desacreditado. 

Muchas personas se preguntaban: ¿por qué el Papa Francisco se ha empeñado en mantener a su lado a semejante cardenal tan desprestigiado? La respuesta hoy se presenta más clara.

Lea además: ¿El cardenal Rodríguez Maradiaga honesto?

Ya está comprobado y demostrado públicamente que Francisco “El Papa Reformador”, forma parte del llamado Nuevo Orden Mundial, que nos está encaminando a un mundo sin moral, pretendiendo exterminar  a un tercio de la humanidad, aniquilar la familia, legalizar el aborto, la igualdad de género, el matrimonio entre personas del mismo sexo y toda clase de perversiones. Tanto el Papa Francisco como su cardenal “estrella” Rodríguez Maradiaga, han sido encubridores de todo tipo de aberraciones dentro de la Iglesia Católica y han estado callados preparando la “Reforma de la Iglesia” con el fin de llevarla a la destrucción.

Para entender mejor las cosas, debo mencionar que, desde hace más de un siglo, los masones idearon un plan para destruir la Iglesia de Jesucristo desde dentro, con una estrategia de ir infiltrando jóvenes talentosos en los seminarios católicos, que con el pasar del tiempo se convertirían en sacerdotes, obispos, cardenales, y por fin… Consiguieron lo que anhelaban: un Papa. Un Papa que tiene la capacidad de engañar con una falsa humildad y bondad, pero que en el fondo es uno de ellos… O sea, un masón.

El Papa Francisco fue electo por las maquinaciones de un grupo de poderosos cardenales masones conocidos como «El grupo de la Mafia» que en realidad se llama “Grupo de San Gallo”, dos de ellos ya murieron, y en esa maligna maquinación colaboró el “eminentísimo” Rodríguez Maradiaga.

Es seguro, pues, que Francisco y Rodríguez Maradiaga están confabulados y trabajando para el mismo fin, la reforma de la iglesia a través de su C9, grupo de cardenales designados por Francisco para la reforma de la iglesia, que ahora con la expulsión de otros cardenales similares a ellos, se convirtió solo en C6. El Papa, ya instituyó el Crislam, disfrazado de algo bueno pero que al final resultará que los católicos quedáremos reprimidos y perseguidos.  El segundo, o sea Rodríguez Maradiaga, ya fue descubierto por una investigación exhaustiva de Estados Unidos, «que maneja fondos millonarios proporcionados por el multimillonario George Soros, para ser empleados en sobornos dentro del Vaticano», para esos fines perversos. Muchas personas se encuentran sorprendidas al leer esta noticia, pero yo la he recibido con mucha naturalidad ya que, por experiencia propia y por haberlos conocido cara a cara, se de la naturaleza de estos dos lobos revestidos con piel de oveja. 

Al Papa ya  se le llama, por parte de teólogos y religiosos connotados: “el papa hereje” y el “falso profeta del Apocalipsis”, desde hace tiempo se le ha comprobado que es masón iluminati, que dice frases anticatólicas, y pretende engañar con frases profundas a los ingenuos católicos. Se le ha demostrado que es hereje y se le ha pedido la renuncia, pero él, está concretando una nueva religión que, a la larga, vendría a destruir el cristianismo.

El sisma que se forma y se vive en nuestra Iglesia es grave. El plan diabólico engendrado por lucifer a través de la masonería la está afectando, pero prevalecerá porque la Iglesia es Divina. Dios es Dios y no será burlado. 

La Beata, mística y escritora Catalina Emmerich en sus visiones proféticas dice: «vi la profanación de la Iglesia de San Pedro, vi a Satán hablando por su derecho. Vi apostatas haciendo su trabajo de destrucción con delantales blanco y azul’.  (Los masones en ceremonias importantes llevan un accesorio amarrado abajo de la cintura llamado mandil, que parece un delantal).

En estos momentos en que el cardenal Rodríguez Maradiaga lleva muchos días callado, sin saber cómo responder a los periodistas internacionales que lo quieren entrevistar sobre estos y otros aspectos, no puedo dejar de preguntarme: ¿seguirá respondiendo con mentiras? Qué van a decir ahora esas personas que le han rendido pleitesía a “su eminencia reverendísima” Rodríguez Maradiaga, a sabiendas de que se mantenía en constante conducta inmoral, fomentando toda clase de aberraciones, infectando su diócesis y provocando escándalo. ¿Qué van a decir ahora quienes me habrán juzgado por no haberme hecho al lado de la oscuridad y no haber callado atrocidades cometidas por los tres personajes que he denunciado con detalle en mi libro Traiciones Sagradas?

Yo he sabido que Dios me ha encomendado una tarea difícil, pero al mismo tiempo siento la fuerza que Él mismo me da para cumplirla.  Mi lealtad a Dios ha estado siempre firme y con su bendición, su protección y su gracia, sigo caminando firme, con fe, valor, fuerza y con mi frente siempre en alto. Como todo soldado de Cristo. Le soy fiel y leal, ayer, hoy y siempre. «SOLO DIOS BASTA».

17:1 Dijo a sus discípulos: «Es imposible que no haya escándalos; pero ¡ay de aquel por quien vienen!: San Lucas

 

Los artículos publicados en nuestra sección de opinión, no necesariamente reflejan la línea editorial de CRITERIO.HN, su contenido es responsabilidad del autor

Iglesia católica sugiere comisión de alto nivel que vigile compras de emergencia sanitaria

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@citerio.hn

Tegucigalpa.-Tras las denuncias de actos de corrupción en el marco de la emergencia por el coronavirus (Covid-19), la Conferencia Episcopal de Honduras sugirió  este jueves la creación de una comisión de alto nivel que vigile los procesos de contrataciones y compras.

“Nos sumamos a la iniciativa de crear un organismo de alto nivel que dé seguimiento a las compras e inversiones del Estado. Y para esta labor sugerimos organismos como el CNA (Consejo Nacional Anticorrupción), el Fosdeh (Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras) y otros que en el pasado han prestado un servicio calificado”, dice la iglesia católica en un comunicado.

También lea: Suspenden a funcionario que proporcionó información de compras sobrevaloradas en Copeco

Los católicos proponen que la plataforma sea conformada por el gobierno, la sociedad civil legítimamente organizada, la empresa privada y todos los entes del Estado, a fin de reducir drásticamente la desigualdad y sentar las bases de una economía centrada en las personas y no en el mercado.

Señala además que, para enfrentar el reto de la emergencia sanitaria, Honduras requiere de una administración estatal honesta y transparente, que “no olvide la lucha contra la corrupción”.

En ese orden apunta que es “urgente que el gobierno convoque a las personas especializadas en las áreas que están en juego en esta emergencia, sin ningún sesgo político. Honduras requiere de sus mejores hijos e hijas y no de que se continúe improvisando sin aprender de los errores cometidos en otras latitudes”.

También advierte que debido al padecimiento de un problema sanitario grave y a la recesión económica que se avecina, la hambruna y la miseria son una realidad inminente para el pueblo hondureño.

Los católicos señalan además que la pandemia del Covid-19 ha puesto de manifiesto la precariedad del sistema sanitario hondureño y la incapacidad del gobierno para responder a las necesidades de los ciudadanos.

Asimismo, señala que le duele escuchar el reclamo del personal de salud sobre la dotación del equipamiento adecuado para no poner en mayor riesgo su salud y sus vidas, por lo que instó al gobierno a atender con prontitud las solicitudes.

La iglesia católica anuncia además que a través de Caritas estará dándole seguimiento a la distribución de alimentos con instrumentos sencillos de veeduría social, que puedan medir fácilmente la transparencia en la distribución.

El gobierno anunció la distribución de 800 mil raciones alimenticias para las familias más pobres de los 18 departamentos del país. Inicialmente el gobernante, Juan Hernández, dijo que cada ayuda alimentaria tendría un costo de L.2.000, sin embargo, posteriormente delegó la entrega de los alimentos a las alcaldías municipales a través de desembolsos por concepto de transferencias las que se redujeron a L.500 por familia.

Pobladores y líderes locales han denunciado que la entrega de los alimentos ha sido politizada.

Bomba a punto de explotar

Por: Martha Alegría Reichmann
redaccion@criterio.hn
Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga
Martha Alegría, escritora, exembajadora de Honduras ante el Vaticano.

Tegucigalpa.-En marzo de 2019, publiqué el libro «Traiciones Sagradas» el cual es una denuncia pública sobre la falsedad y corrupción  del ex-Obispo Auxiliar de Tegucigalpa Juan José Pineda Fasquelle, del Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga y del Papa Francisco.

 Sé que El Vaticano tiene personal especializado para informar todo lo que se publica que afecte al Papa, sin embargo el Cardenal Rodríguez Maradiaga está acostumbrado a insultar desde el púlpito y desde sus otros medios de comunicación cuando se siente afectado. Pero en el caso de mi libro, ni la Sala de Prensa de El Vaticano, ni el cardenal, ni la Conferencia Episcopal de Honduras, ni Suyapa Medios, ni siquiera un sacerdote, ni el  mismo Papa desde sus homilías en Santa Marta han dicho una palabra para tratar de defenderse de mis serias acusaciones que atravesaron cielos y océanos.  Porqué? porque todo lo que digo es VERDAD, porque todo está documentado, porque muestro pruebas, porque saben que no hay nada inventado. De lo contrario, yo hubiera sido demandada por calumnia y por difamación.

Lea además: Libro devela las “traiciones sagradas” del cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga

Mi libro ha tenido una trascendencia increíble. Ha llegado a manos de quienes menos esperaba y va a tener repercusiones serias.  Dentro de pocas semanas explotará la bomba que ha producido «Traiciones Sagradas» y las personas que han tenido la osadía de juzgarme de manera irresponsable y maligna, quedarán mudas.  Recibirán una gran lección; no una lección de parte mía; no, una lección de parte de Dios Todopoderoso.
El famoso predicador inglés Charles Spurgeon decía: «Solo los tontos creen que la política y religión no se discuten; es por eso que ladrones siguen en el poder y falsos profetas predicando». Jesucristo nos alerta sobre los falsos profetas y sobre los lobos con piel de oveja. En mi libro acuso al cardenal Rodríguez de eso y lo pruebo. Después de mi libro, las pruebas siguen fluyendo. Hace solo unos días me llegó al celular una tarjeta que circuló invitando a una «Conferencia Magistral» que impartiría el cardenal Óscar Andrés Rodríguez titulada «Porque el amor es posible».
Se la envié a un amigo sacerdote con el siguiente comentario: Es indignante ver al cardenal tan sonriente cuando sabe que la gente lo repudia. El sacerdote me contestó: «No hay peor hombre que aquel que ha perdido hasta la vergüenza».
Cómo puede dar el cardenal Rodríguez Maradiaga una conferencia que ofrecieron como»magistral» sobre el amor si hay tanto desamor en su corazón?  No hace mucho tiempo se hizo viral un vídeo donde un joven hondureño muy valiente y con una visible indignación le reclama a Rodríguez por haberse burlado y reído con sorna de los muchachos que protestaban pacíficamente en Colombia y con justo derecho, sabiendo incluso el cardenal, que hubo uno de ellos asesinado. Yo le pregunto: ¿Cómo puede hablar usted de amor, señor cardenal cuando tiene sentimientos retorcidos y opuestos a lo que es el amor?  ¿Cómo puede hablar de amor cuando se sabe lo que le ha hecho usted al padre German Gonzales por haber dicho la verdad?  ¿Cómo se atreve a hablar de amor usted cardenal cuando son varios los sacerdotes que marginó de la Iglesia solo porque no gustaban de su auxiliar Pineda? ¿Cómo se atreve a hablar de amor cuando traiciona a sus amigos cuando ya no le son útiles ? ¿Cómo se atreve a hablar de amor cuando ha abusado de su poder  para aplastar a seres humanos?  Es a personas como usted a quien se refiere nuestro Señor Jesucristo cuando nos advierte que habrán «falsos profetas». Pero claro, el motivo de la conferencia era para sacarle dinero a la gente, pues tenían que pagar trescientos lempiras para poder escucharlo. La gente que lo escucha es porque quizá todavía ignora la realidad, porque todavía está engañada por su habilidad de mentir. Porque no tienen acceso a leer lo que se ha denunciado en el exterior acerca de usted y del Papa Francisco quien es su sostén y apoyo incondicional porque los dos son encubridores de abusos sexuales. Pero esa misma gente ya no puede ignorar los actos delictivos que usted ha ejecutado en Honduras pero  prefieren estar al lado del «falso profeta» que al lado  de Jesucristo, nuestro Señor.
La gente en Honduras está totalmente desinformada. Muchos no saben que al Papa Francisco ya se le llama «el anticristo». No saben que hay un documento serio y concienzudo  firmado por personalidades de diversos países: Teólogos famosos, doctores en derecho canónico,  catedráticos de universidades católicas, filósofos, psicólogos, laicos, religiosos… etcétera. Ellos demuestran y prueban que el Papa Francisco es un papa hereje y por ello le piden la renuncia. A Honduras solamente llegan las frases lindas y conmovedoras que con gran dulzura  pronuncia el papa pero ignoran que él ya es famoso porque no concuerda lo que dice con lo que hace.
En Honduras no se sabe que los periodistas europeos ya no creen en el Papa Francisco, ni siquiera los vaticanistas. Los hondureños que saben estas cosas son los que buscan en internet los periódicos católicos imparciales que denuncian lo podrido intentando palear la dura crisis por la que atraviesa nuestra Santa Madre Iglesia.  Es cierto que  en Honduras el cardenal Rodríguez perdió respeto total. Perdió honor, credibilidad y prestigio porque todo estaba basado en la mentira y el engaño, pero como nos dice Jesús a través de la biblia: «todo lo que se planea en el sótano, se pregonará en las azoteas», ahora está desenmascarado. 
En Honduras muchos no saben que desde hace años el cardenal Rodríguez viene siendo denunciado sobre todo por encubrimiento de abusos y jamás se ha podido defender de nada con seriedad.  Lo único que ha hecho es atacar y calumniar a quien lo denuncia, pero jamás ha podido demostrar que lo que dicen es falso. En mi libro demuestro cómo ha tenido engañado al  pueblo hondureño pues ha sido muy hábil diciendo que es víctima de periodistas acosadores a los cuales ha calificado de sicarios, que lo persiguen y no tiene «posibilidades de defenderse», se ha atrevido a decir que está amenazado y finge ser una víctima, pero para hacer el mal a otros, emplea todos sus medios y los ajenos, toda su prepotencia y todo su poder. 
En mi libro todo queda claro porque explico y demuestro paso por paso cómo nos ha engañado a todos por muchos años, pero se acabó. Al cardenal lo único que le queda es recapacitar porque cada vez se hunde más y más en su mar de mentiras y falsedad. Ya nadie cree en él, ya no se le toma en cuenta como líder de moralidad. «ESTÁ TOTALMENTE DESACREDITADO» es el comentario general que se escucha por doquier. Pero el cardenal lo que hace es poner a curas a hablar bellezas de él en televisión y hasta en las misas, mientras en su rostro no hay asomos de remordimiento ni arrepentimiento.

Despidiendo a Monseñor Novatus Rugambwa como Nuncio Apostólico en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

ROMA.-Hace cuatro años llegó a Tegucigalpa su Excelencia Reverendísima, Monseñor Novatus Rugambwa, como nuevo representante del Papa Francisco. Casi inmediatamente de haber tomado posesión de su cargo, en la Nunciatura Apostólica, comenzaron a solicitar audiencia: clérigos, feligreses, seminaristas y personas de los diferentes estratos sociales de Honduras, como un grito unánime de auxilio de todas las víctimas de diferentes clases de abusos. Abusos cometidos principalmente por el Obispo Juan José Pineda y el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga.  Yo no fui la excepción.

Nos encontramos con un Nuncio abierto, gentil, carismático y dispuesto no solamente a escuchar, si no, a cumplir con su deber de informar a las instancias superiores. Nos abrió siempre las puertas de la Nunciatura y nos escuchó con atención como todo buen pastor.

Artículo Relacionado: Libro devela las “traiciones sagradas” del cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga

No me cabe duda de su asombro ante tantas quejas, tantas evidencias, tanta injusticia… y no digamos, con todo lo que se confirmó en la investigación ordenada por el Papa en mayo de 2017.

Estoy segura que jamás se imaginó con lo que se iba a encontrar en mi amada patria; y lo peor… dentro de la jerarquía de la Iglesia local que es un vivo reflejo de impunidad y corrupción. Pero seguramente fue escogido por Dios porque Dios escoge a sus mejores soldados para las peores batallas.

También estoy segura de que no se lleva solamente malas experiencias y malos recuerdos.  Su corazón es tan grande y tan bondadoso que casi solo recordará la amabilidad de la gente buena que conoció.
Siento mucho no estar en Honduras para poder despedirlo en mi casa, así como lo recibí cuando llegó, pero le envío a la distancia mi agradecimiento total porque fue una luz en medio de un camino tenebroso y oscuro.

Su nuevo destino es Nueva Zelanda, lugar de aire puro, sin contaminación, pero no importa a donde vaya, no importa cuál sea su nueva casa, porque donde quiera que sea, él lleva consigo la paz en su alma, la alegría en su corazón y la satisfacción del deber cumplido.  Lleva consigo la conciencia limpia y la bendición de Dios por haber actuado con rectitud en todo momento.

Con pesar en mi alma, desde Roma le digo adiós.  Honduras no es lugar para usted. Cuatro años fueron suficientes para hacer lo que tenía que hacer y ojalá quien lo sustituya sea por lo menos, parecido a usted, para evitar que resurja con más fuerza todo el mal y toda la podredumbre que encontró, haciendo un mercado la casa del Señor, maldad que está latente y que hoy toca las puertas de la Basílica de San Pedro para asesorar a quien ocupa la Silla de Pedro.  Sacúdase las sandalias querido señor Nuncio porque en otro lugar del mundo lo esperan para escuchar su palabra.
Gracias señor Nuncio por no haberse hecho al lado de la maldad y la oscuridad. Gracias porque supo actuar con firmeza. Gracias por no haberse doblegado. Era así como Dios lo necesitó y usted le fue fiel en todo momento.

Estas gracias, no quiero enviárselas solamente en nombre mío, quiero enviárselas en nombre de todas las víctimas que siguen sufriendo por falta de justicia en la casa de Dios.
Enhorabuena, señor Nuncio y que Dios lo siga bendiciendo.

Martha Alegría R. de Valladares

Autora de libro acusa al cardenal hondureño de «traición» y «encubrimiento»

Por: Registro Nacional Católico

El Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga fue uno de los amigos más cercanos de Martha Alegría Reichmann, autora del libro en español «Traiciones Sagradas».

La viuda de quien fue decano del cuerpo diplomático del Vaticano ha escrito un revelador libro acusando a uno de los más cercanos colaboradores del Papa Francisco, de haber traicionado a su familia y de encubridor de conductas graves.

Martha Alegría Reichmann, quien en el pasado, su esposo Alejandro Valladares fue el embajador de Honduras ante la Santa Sede por 22 años, explica en el libro «Traiciones Sagradas», la estrecha relación de amistad que hubo con el Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, por largo tiempo el arzobispo de Tegucigalpa.

El libro, hasta ahora solo en español, explica cómo el cardenal, quien es coordinador del «Concejo de Cardenales» aconsejando al Santo Padre en la reforma de la Iglesia, aconsejó a ella de hacer  una inversión fraudulenta que la llevó a perder todos los ahorros de su vida. También proporciona detalles del encubrimiento del cardenal hacia el Obispo Juan José Pineda, quien ha sido acusado de abusos sexuales a los seminaristas, viviendo una activa vida homosexual e impropios manejos financieros. El Papa Francisco aceptó la renuncia del Obispo Pineda en julio pasado, pero sin proporcionar ningún detalle sobre una posible medida disciplinaria.

cardenal hondureño de "traición" y "encubrimiento"
Foto: CRITERIO/Martha Alegría Reichmann comenzó a escribir su libro «Traiciones Sagradas» al sentirse traicionada por su amigo el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

El Registro habló con Alegría el 26 de marzo.

¿Qué razones tuvo para haber escrito su libro?

En primer lugar porque no podría vivir en paz y serenidad el resto de mi vida sin haber hecho esta denuncia pública. Porque mis principios cristianos, éticos y morales no me permitían callar cosas tan terribles porque me hubiera convertido en una encubridora. Porque denunciar lo que sé y lo que me han hecho, no solo es un derecho que tengo sino un deber.  Porque soy víctima del sistema corrupto que impera en el actual papado y no me limito a contar mi dolorosa experiencia, voy mucho más allá, porque hay cosas que muchas personas ignoran por falta de información. 

¿Por qué escogió el nombre «Traiciones Sagradas»?

Porque he sido traicionada por personas que llevan una investidura sagrada: El ex Obispo Juan José Pineda, el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga y el Papa Francisco. Tres personas en las que yo confié ciegamente. En mi libro está todo muy bien explicado y demostrado. No hay duda de que eso fue así.

¿Por qué existe esa protección hacia el Cardenal Maradiaga a pesar de lo que él es acusado? Por qué no ha sido responsable por los cargos que usted lo acusó?

Pienso que la razón es porque el Papa Francisco protege y prefiere a quienes encubren a abusadores sexuales. En mi libro explico cómo el Vaticano hizo una maniobra para que Maradiaga no quedara implicado oficialmente como encubridor de Pineda; de esa manera podía conservarse en el Consejo de Cardenales. Esa ha sido una acción grotesca y una burla a la honestidad porque le crearon una impunidad.  El Papa ha actuado contra encubridores en pocas ocasiones solamente cuando la presión exterior es muy fuerte, como sucedió en Chile. Contrariamente en Honduras el Cardenal tiene a los medios a su favor y no informan absolutamente nada de las denuncias en su contra. A los escasos medios que denuncian, el cardenal los tacha de calumniadores, y los fanáticos e ingenuos le creen a pesar de tanta evidencia, aunque poco a poco se están convenciendo de la realidad. 

Yo soy una simple viuda a quien no han dado importancia, ni Maradiaga ni Francisco porque ellos no practican el evangelio como tiene que ser. Parece que las enseñanzas de Cristo pasaron de moda y quien impera es el demonio. Los motivos de esta terrible situación están revelados en mi libro y es algo aterrador.

¿Por qué es demasiado protector hacia el Obispo Pineda?

Las causas de esa súper protección y encubrimiento que ha durado casi 20 años es incomprensible e injustificado desde todo punto de vista, por lo tanto, cada persona lo interpreta a su modo y se hacen conjeturas y señalamientos que dañan tremendamente a la Iglesia. Nada bueno puede haber en esa súper protección. Esa es una de las razones por las cuales Maradiaga ha perdido respeto y credibilidad en buena parte de la población hondureña.

¿Qué rol ha tenido el Papa en la protección de Maradiaga hasta donde usted sabe, y por qué él continúa teniendo a Maradiaga como uno de sus más estrechos colaboradores?

El Cardenal Francisco Javier Erràzuriz tenìa solamente una acusación en su contra por la cual fue eliminado del Consejo de Cardenales, pero él es Chileno. Maradiaga tiene varias acusaciones graves y gravísimas pero en Honduras no ha habido la presión que hubo en Chile y se limitaron a eliminar a Pineda. El Papa lo mantiene a su lado porque quizá necesita de sus malos consejos, porque a quienes lo han aconsejado bien los ha castigado, como decir, al Padre Thomas Weinandy uno de los teólogos más prestigiados del mundo quien fue cesado de su puesto en la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos. 

¿Qué ha pasado referente a la situación en el Seminario Mayor y la crisis de homosexualidad allí?

Hace muchos años el Cardenal Maradiaga escogió a sacerdotes Eudistas para que estos fueran los formadores del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa (ellos forman sacerdotes diocesanos). Lo que ha pasado es que los sacerdotes Eudistas terminaron por abandonar el Seminario y abandonar Honduras porque a pesar de que presentaron pruebas, no tuvieron el apoyo necesario para poner orden.  Al día de hoy solo hay tres sacerdotes Eudistas, uno de ellos es el director pero como si no lo fuera. Se sabe que se han ordenado sacerdotes que no reúnen los requisitos. 

¿Cuáles son las causas principales sobre la corrupción financiera y espiritual a la que usted se refiere en su libro según su punto de vista?

Maradiaga es muy poderoso porque cuenta con el absoluto apoyo de alguien mucho más poderoso quien es el Papa Francisco.  Esta es la razón por la cual le es muy fácil manejar una dictadura en la Diócesis y según él, resuelve muchos problemas diciendo solamente: «Son calumnias».

Las causas son: que Maradiaga tiene un lado oscuro que ha sabido esconder muy bien durante toda su vida y que tiene una doble moral que nadie sospechaba.  Quien lea mi libro quedará sorprendido y convencido de esto porque lo que relato allí, lo demuestro, y Maradiaga ya no podrá seguir diciendo una de sus frases trilladas «SON CALUMNIAS»

¿Cuáles son sus esperanzas para el futuro, para que la Iglesia en Honduras se recupere de la corrupción que usted menciona? ¿Qué se tendría que hacer?

Las esperanzas, no solo mías, sino de muchos católicos y muchos sacerdotes en Honduras es que Maradiaga sea sustituido por un Pastor que tenga temor de Dios, que haga una limpieza general para recomenzar teniendo en cuenta los principios morales, la honestidad y transparencia tanto en las finanzas como en lo espiritual. Un Pastor que sea humilde de corazón, enérgico, transparente, bondadoso y justo.

Tendrá una tarea muy difícil quien sustituya a Maradiaga porque tendrá que enderezar todo lo que está torcido. Estoy segura que estas son las esperanzas también de gran parte de los docentes y alumnos de la Universidad Católica especialmente los estudiantes de la facultad de medicina que están pasando por terribles dificultades y han reclamado a Maradiaga que si no fuera por las fuertes cantidades de dinero que ha drenado de la universidad, ellos no estarían pasando por tantas calamidades.

En la Universidad Católica también hay muchísimo que limpiar. ¿Cuando?  Quizá hasta cuando tengamos otro papa, o quizá si el Papa Francisco pusiera en práctica todas esas frases lindas que sabe decir y que se las lleva el viento como nubes que desaparecen en la nada. En cuanto a mi situación personal, espero y confió únicamente en Dios. Me he abandonado en él con la absoluta seguridad de que me responderá. Dios es misericordioso. Dios es justo. Dios hace milagros…  «Solo Dios Basta».

Esto puede ser muy difícil de contestar, pero algunos pueden preguntarse si ha escrito el libro y quizá exageró en algo de su contenido para convertirlo en un éxito de ventas y recuperar parte del dinero perdido. ¿Qué le diría a tal acusación?

No se preocupe, quizá sea difícil hacer la pregunta pero para mí es muy fácil contestarla. Es más, entre más difíciles sean, más me gustan porque yo actúo siempre en base a la verdad.  En mi libro explico que comencé a escribirlo en el 2016 solamente para tener un desahogo psicológico de todo lo que estaba viviendo pero a medida que fui descubriendo cosas y más cosas, todas terribles y sorprendentes, las fui añadiendo. Tuve un tiempo de duda si lo publicaba o no y lo puse en las manos de Dios. Finalmente tomé la decisión de hacerlo por una actitud de total injusticia y cobardía que tuvo el Cardenal Maradiaga, que me indignó sobre manera. Eso allí está narrado y demostrado con pruebas y mi abogado tiene el audio de lo que dijo.  Fue una calumnia terrible en contra de una de sus víctimas, y esa no fui yo. Todo lo aquí está escrito no está exagerado, me limité a narrar los hechos exactamente tal como son y los que había que sustentar, están sustentados. Eso puedo asegurarlo con mucha fuerza y mucha certeza, y quien piense lo contrario, lo reto a que me lo demuestre pero con pruebas, así como yo lo he hecho.

La semana pasada leí un artículo en el periódico Confidencial HN de una persona que leyó mi libro y dice que me quedé corta con el título que le puse. Allí no digo nada por decirlo. No dejo nada en el aire.  Si digo que el cardenal no fue nunca nuestro Amigo, lo demuestro.  Si digo que mi esposo fue quien tuvo la idea y la ejecutó, para conseguir que se convirtiera en cardenal, lo demuestro.  Si digo que en Roma se pide la destitución de Maradiaga mientras en Honduras se le encubre, lo demuestro.  En mi libro hay acusaciones muy fuertes y revelaciones terribles pero después de cada cosa, puse la prueba, así que nada es ni inventado ni exagerado. Es más, hay cosas que son terribles y no las incluí porque no tengo las pruebas.

En Honduras salió un libro poco antes que el mío, más o menos del mismo tamaño y número de páginas con un costo de L.600.00 (unos $25.00) el ejemplar. Mi libro tiene un costo de L.350.00 (unos $14.00). Casi la mitad. Lo están adquiriendo bastante pero si se convierte o no en un éxito de ventas no depende de mí. Eso depende solamente de Dios.

Lo hice con mi conciencia. Lo hice con la verdad en la mano, lo hice por dignidad, por convicción y por amor a Dios.  Lo comencé con una frase de Edmund Burke que dice: «El mal triunfa cuando los hombres de bien no hacen nada”.  Sí me gustaría que se difunda y que nadie se aproveche de él. Eso sí lo dejo claro.

El hecho de no haberle aceptado en el pasado mucho dinero que me ofreció Maradiaga porque considero que el dinero de la Iglesia es para los pobres, fue un acto de sinceridad y honestidad que estoy segura Dios me lo tomará en cuenta pero sinceramente no creo que sea con el libro. Dios tiene sus caminos y sabe actuar en su momento.

Edward Pentin es el corresponsal del Registro en Roma.

Iglesia Católica desaparecerá en 25 años: Presidente de Filipinas

 

El presidente de Filipinas asegura que los escándalos sexuales que involucran a los religiosos llevarán al catolicismo a su fin.

 

 

Ya insultó a Dios, a los santos e invitó a matar sacerdotes. Ahora, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, le apuntó directamente a la Iglesia católica y vaticinó que los escándalos sexuales que involucran a religiosos la llevarán a su fin, publicaron medios locales.

«La Iglesia católica desaparecerá. En 25 años desaparecerá. No más, la gente la olvidará», expresó el pasado lunes por la noche, durante un encuentro con funcionarios en la ciudad de Pasay. Allí responsabilizó de la situación a las conductas de los religiosos.

Fieles católicos de Filipinas asisten a una misa en la

ciudad de Paraneque, el 18 de septiembre de 2016

Según vaticinó, «la gente no olvidará» las maneras en que se conduce el «clero católico», del que dijo que cuando se excitan, «van tras las monjas» y «si son gays, van tras los muchachos». «¿Quién necesita una religión como esa?», se preguntó.

Pese a las críticas, Duterte aclaró que no está enojado con la institución, sino con ciertos religiosos y reiteró que sufrió abusos por parte de un sacerdote cuando era un estudiante.

Tras estas afirmaciones, el vocero del mandatario, Salvador Panelo, aclaró que el enfado del jefe de Estado estaba dirigido a ciertos religiosos que «violaron sus propios votos». «Hasta el papa se convirtió en el crítico número uno de la Iglesia católica», dijo. Con todo, quiso dejar claro que el presidente «cree en Dios, reza e invoca a Dios».

Una historia repetida

Más allá de las aclaraciones de Panelo, la del lunes no fue la primera vez que Duterte tiene duras expresiones respecto de la Iglesia, que se profundizaron cuando el clero se opuso a su guerra contra las drogas

Algunas de las polémicas surgieron al calificar a Dios como «estúpido», a los santos como «malditos» y como «tonta» la doctrina de la Santísima Trinidad. También aseguró que no cree en el pecado original ni en el infierno.

Nota relacionada 2018 año del infierno en la Iglesia Católica

En tanto, al hablar sobre la crucifixión en un discurso público, señaló: «Tu Dios fue clavado en la cruz. ¡Mierda, qué poco impresionante! ¿Soy Dios y me crucificarás? Hijo de puta. Les diría: ‘Rayo, termina con ellos. Quema a todos los no creyentes'».

En cuanto a sus críticas a los sacerdotes, aseguró que «la mayoría de ellos son homosexuales». «Deben salir a la luz, suspender el celibato y permitirles tener novios», sostuvo. Y, por si fuera poco, instó a la población a asesinarlos: «Cuando un obispo pasa, organiza un atraco porque tiene mucho dinero (…) matar a todos esos obispos. Son inútiles».

Libro devela las “traiciones sagradas” del cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga

El papa es encubridor de encubridores: Martha Alegría Reichmann, autora del libro las “Traiciones Sagradas”.

 

La autora del libro dice que Rodríguez Maradiaga ha encubierto, por muchos años, aberraciones sexuales gravísimas, en su casa y en el Seminario.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-“Traiciones Sagradas”, la historia en blanco y negro de la iglesia católica que Martha Alegría Reichmann escribió para develar actos de corrupción e hipocresía de la curia romana en Honduras, con el evidente silencio cómplice del papa Francisco.

La viuda del embajador de Honduras ante el Vaticano, Alejandro Valladares, que se siente traicionada y estafada por el cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, resume los hechos en un libro que se compila en 300 páginas.

La autora dice en la portada que su libro es un “relato espeluznante sobre una serie de traiciones en contra de una viuda, que involucran a un obispo, a un cardenal y hasta un papa”.

Noticia Relacionada: Otra “caja de Pandora” podría abrirse en la iglesia Católica de Honduras

Su historia recoge publicaciones de medios del Vaticano que denuncian actos corruptos, indecorosos e inmorales, supuestamente, cometidos por el cardenal Rodríguez Maradiaga. Los cobros arbitrarios de 35.000 euros mensuales que el religioso hacía en la Universidad Católica de Honduras “Nuestra Señora de Suyapa” y su afán por proteger los acosos sexuales, supuestamente, consumados por el exobispo auxiliar capitalino, Juan José Pineda y sobre el destino de 30 millones de lempiras que el gobierno hondureño entregó a éste último, del “Tasón de Seguridad”, y que jamás rindió cuentas.

Noticia Relacionada: Periódico italiano publica nuevo reportaje sobre supuesta corrupción del cardenal Rodríguez Maradiaga

Alegría Reichmann dice en la contraportada que Rodríguez Maradiaga es llamado en Honduras “cardemal” porque poco a poco han ido develándose sus maldades, las que muy bien había ocultado a través de los años.

Martha Alegría Reichmann, nació en Honduras e hizo sus estudios en Canadá. Vivió en Italia desde 1991 hasta 2013 junto a su esposo, desempeñando el cargo de embajadores de Honduras ante la Santa Sede y la Soberana Orden de Malta. Es poeta y pintora autodidacta, lo que la ha hecho acreedora de múltiples condecoraciones y reconocimientos. Ha escrito los libros «El Pincel y el Corazón» y «Yo te encontré».

La autodidacta de las artes, ha venido denunciado en los últimos meses que en el año 2012, el cardenal Rodríguez Maradiaga la empujó junto a su difunto esposo a invertir el dinero familiar con un financiero londinense, llamado Youssry Henien, quien luego desapareció de la escena, sin responder hasta el momento dónde están los fondos.

Hasta la fecha, Rodríguez Maradiaga se ha llamado al silencio y no ha respondido a la carta que Alegría Reichmann le envió desde el 9 de abril del 2018, para que le diera una explicación sobre lo que había pasado con su recomendado.

Noticia Relacionada: Ante faltas sexuales y malversación de fondos, el papa Francisco acepta la renuncia del obispo Juan José Pineda

Martha Alegría Reichmann comenzó a escribir su libro «Traiciones Sagradas» desde el 2016 , al sentirse traicionada por su amigo el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

CRITERIO habló con ella para conocer qué la motivó a escribir el libro, que desde hoy está a la venta en Honduras y que próximamente se traducirá al italiano y posiblemente al inglés. Nos confesó, entre tantas cosas, que se animó a escribir para contar lo que la prensa local calla sobre el cardenal Rodríguez Maradiaga.

 A continuación el diálogo sostenido con la autora de “Traiciones Sagradas”:

Pregunta: ¿Por qué este libro y en qué o quién se inspiró al escribir su título Traiciones Sagradas?

Respuesta: Bueno, comenzando porque hay una historia; en Honduras se sabe esta historia, pero yo la quiero dejarla contada en blanco y negro, porque esta historia pasa de lo personal, es más bien la historia por la que está atravesando la iglesia en estos momentos.

Pregunta: ¿A quiénes cita en el libro?

Respuesta: Mire, las personas más importantes que yo cito son: El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga y el papa Francisco.

Pregunta: ¿Cuándo usted dice Traiciones Sagradas qué hechos pueden citarse para que se diga que desde la iglesia hay una traición sagrada?

Respuesta: Traición ya sabemos que significa y sagradas por el hecho de que viene de personas que llevan investidura sagradas.

Pregunta: Cuándo dice que es el blanco y negro de la historia de la iglesia católica, ¿es porque hay puntos oscuros y si es así que cosas tan oscuras vienen desde la iglesia católica?

Respuesta: Yo cuento mi historia personal, la sustento con artículos de periódicos internacionales. En Honduras la gente vive en la ignorancia de lo que sucede en el exterior, porque la prensa local encubre al cardenal Rodríguez, son contados los medios que se atreven a decir algo y la gente los cataloga como que están contra la iglesia y no es así. A veces hay historias en que en realidad los malos son los buenos y los buenos son los malos y así sucede en esta historia, entonces yo quiero dejar las cosas claras, por ese motivo quise hacer el libro, que queden las cosas claras, tal como son.

Pregunta: ¿Cuándo usted hace señalamientos contra el cardenal Rodríguez Maradiaga, menciona actos de corrupción y sus cómplices?

Respuesta: Yo no los menciono, los mencionan los periodistas que tienen las pruebas y esos artículos están dentro de mi libro.

 

Sí, soy pecadora
Martha Alegría Reichmann fue muy cercana al cardenal Rodríguez Maradiaga. Al fondo el expresidente de Honduras Carlos Flores Facussé 1998-2002.

Pregunta: ¿Tomando en cuenta la estrecha relación que hubo entre usted y su difunto esposo con el cardenal Rodríguez Maradiaga, se puede interpretar que está molesta porque le fue mal con el negocio que le prometió el cardenal?

Repuesta: Yo creo que eso fue la base y de ahí yo fui descubriendo las cosas oscuras en el cardenal, que no se relacionan solo con mi persona, con mi caso, que se relacionan con otras personas, hay otras víctimas. Entonces lo mío solo fue para que abriera los ojos, así fue.

Pregunta: Pero usted como mujer de fe, religiosa, enraizada en los principios del catolicismo, sabiendo que los sacerdotes hacen votos de pobreza, ¿por qué asumió que un religioso iba a plasmar un nexo de negocio con usted?

Respuesta: Es que no era un nexo de negocios. El cardenal nos hizo una sugerencia, nos puso algo muy lindo, muy seguro, nos lo puso a la mano, nos aseguró cosas que no eran ciertas y como nosotros creíamos en él, confiábamos en él, le creímos. Ahora, la cuestión no solo es financiera, está la cuestión humana, él nos falló como ser humano, nos falló cono amigo, nos traicionó que eso es mucho peor que el tema financiero, entonces yo ahí descubrí que clase de persona era el cardenal.

Pregunta: Como conocedora de la iglesia católica, ¿cree que es coparticipe la iglesia católica sobre los actos de corrupción que se viven en Honduras?

Respuesta: Yo en eso… la verdad es que no quiero opinar. Me limito a contar mi historia personal que es lo que a mí me consta, es lo que yo estoy viviendo en carne propia desde hace cuatro años y quiero que mi historia, que ya se conoce en el mundo y el mundo lo tiene claro, porque saben la manera cómo está actuando la iglesia en estos momentos. Entonces yo saco artículos porque uno de mis propósitos es que los católicos no estemos engañados. Yo soy una católica que he sufrido por gente de la iglesia católica, por los más altos jerarcas de la iglesia católica. Yo no me voy a salir de mi iglesia, porque es Dios el que está en el centro de mi iglesia no es el papa, no es el cardenal Rodríguez, entonces yo no me debo a hombres que están en la iglesia y ya la biblia me ordena que yo no debo creer en hombres. Ya lo he dicho muchas veces, creí en ellos y me quemé.

Martha Alegría Reichmann ha venido denunciado en los últimos meses que en el año 2012, el cardenal Rodríguez Maradiaga la empujó junto a su difunto esposo a invertir el dinero familiar con un financiero londinense, llamado Youssry Henien, quien luego desapareció de la escena, sin responder hasta el momento dónde están los fondos.

Pregunta: ¿Su esposo antes de morir supo lo que había pasado con el cardenal?

Respuesta: Él murió engañado y menos mal que murió porque a él eso lo hubiera matado o quizás el cardenal no se hubiera atrevido a hacer esta traición, se atrevió cuando me vio sola y eso en él es un pecado mortal.

Pregunta: ¿Historias sobre actos de pedofilia cometidos por curas o altos jerarcas de la iglesia, van contadas en el libro?

Respuesta: Sí, sí. Al cardenal Rodríguez se le acusa de encubrimiento de pedofilia, se le acusa de encubrimiento al obispo Pineda, porque fueron casi 20 años que este hombre estuvo aquí haciendo de todo y el cardenal nunca, nunca dijo nada, siempre trató de encubrirlo todo y por esas cosas de que el tiempo lo saca todo a la luz, nada es secreto entre cielo y tierra; tarde o temprano las cosas se saben y esto se sabía, pero no había explotado a nivel internacional, lo sabíamos los hondureños, especialmente, los capitalinos, todo lo que pasaba ahí en la casa del cardenal, hace años lo denunció el padre Mora. Al padre Mora lo callaron y aquí están las consecuencias.

Pregunta: Y si esta historia se conoce en Honduras y el mundo, obviamente la debe conocer el papa Francisco, ¿qué acciones ha tomado el Sumo Pontífice?

Respuesta: No solo lo digo yo, lo dicen muchos artículos y algunos los he incluido en el libro, el papa es encubridor de encubridores, eso es lo que se dice y el papa trata de hacer cosas, por ejemplo hablarle por teléfono a una víctima de abusos para hacer parecer que él está con la víctimas, pero por otro lado, hay pruebas de que él protege a los cardenales acusados de estas cosas.

Pregunta: Ha habido expulsiones por pedofilia en la iglesia de Chile, ¿por qué cree que en Honduras no ha pasado nada de eso?

Respuesta: Lo de Chile se ha tapado por años. En estos cinco años del papa, él no hizo nada y si tomó una pequeña acción, fue por la presión de las víctimas, por la prensa.

Pregunta: ¿Y aquí en Honduras no hay nada de eso?

Respuesta: No, aquí se le tapa todo.

Pregunta: ¿En pocas palabras el papa Francisco protege al Cardenal Rodríguez Maradiaga?

Repuesta: Claro, es evidente no hay otra explicación. Él (cardenal) está protegido.

Pregunta: ¿Por qué hay esa protección?

Respuesta: En mi libro lo van a descubrir por qué. Cuando yo lo descubrí y que no fue hace mucho tiempo que lo descubrí. Mire…los que lean el libro tienen que descubrir, porque, quien hizo la introducción de mi libro explica en cierto modo, por qué la iglesia está en la situación que está, de escándalos, como si el demonio se está apoderando de ella. Yo me preguntaba por qué, por qué…escuchaba sobre la masonería, no lo entendía, hasta que leí un estudio serio, con fechas, con nombres, con datos. Hasta que leí eso yo entendí qué es lo que está pasando en la iglesia y en mi libro pongo el link (enlace) donde las personas pueden leer esa información. Para comprender todo leí tres veces ese estudio y quedé atemorizada, sorprendida, quede con miedo.

Pregunta: Hablando de esos miedos, ¿al haber escrito el libro en esos términos, teme usted por su vida?

Respuesta: Yo le voy a decir una cosa, yo de naturaleza soy tímida, yo he sido una mujer de pocas palabras, algo introvertida, pero con este problema y escribir este libro yo siento una ayuda que me viene de arriba.

Noticia Relacionada: “Si me matan los responsables son: Oscar Andrés Rodríguez y Juan José Pineda”: Martha Alegría Reichmann

Pregunta: ¿Teme que el cardenal u otras personas puedan reaccionar contra usted?

Respuesta: Cualquier persona que quiera reaccionar en mi contra, lo primero que tiene que hacer es leer el libro muy atentamente. Si después de haberlo leído, hay una reacción en mi contra, quiere decir que esa persona es de naturaleza muy baja, no tiene calidad moral o le han pagado. Es anti natural que alguien se ponga al lado de una mala persona solamente porque lleva una investidura que no merece llevar. Y si digo que no merece llevar, es porque no la respeta.

Pregunta: ¿Por qué no la respeta? 

Respuesta:No la respeta, porque llevando esa investidura ha ofendido a Dios.  Lo ha ofendido habiendo encubierto aberraciones sexuales gravísimas, y por muchos años, en su casa y en el seminario. Lo ha ofendido prohibiendo a varios sacerdotes que ejerzan su sacerdocio solamente por no simpatizar con Pineda, lo ha ofendido por haber sido cómplice de Pineda en que se gastara 30 millones de lempiras que no le pertenecían. Pineda no podía sacar dinero sin la firma del cardenal, lo ha ofendido por tantas otras cosas que todos sabemos.

Pregunta: En artículos suyos, que he leído, refiere que hay personas que la han querido parar en sus posturas de denuncia. ¿Qué les dice a esas personas?

Respuesta: Lo que les tenía que decir ya se los dije en los artículos, ahora si tienen valor que lean el libro para que salgan de la ignorancia absoluta en que se encuentran.

Pregunta: ¿Cuándo comenzó a escribir el libro?

Respuesta: Comencé a escribir cuando empecé a sufrir la traición de cardenal, en el 2016 lo empecé a escribir, cuando empecé a sufrir esa traición, y lo dejaba por meses, lo retomaba, no tenía la intención de publicar nada, pero a medida que descubría cosas y más cosas, al final tomé la decisión de hacerlo en serio para publicarlo, y esta es una denuncia ante el mundo.

Pregunta: ¿Para escribir este libro ha recibido ayuda y de quiénes?

Respuesta: Esto lo he hecho sola con el apoyo de Dios, nada más y no tengo miedo y ese valor, esa seguridad, me la da la gracia que Dios me manda.

Pregunta: ¿Teme que se prohíba la venta de su libro en Honduras?

Repuesta: No, irían contra la ley porque existe la libertad de expresión y si eso sucediera pondría una demanda contra la persona que lo haga.

Pregunta: ¿Se arrepiente de algo?

Respuesta: Absolutamente de nada.  He hecho lo que he tenido que hacer. Defenderme para mí, no solo es un deber sino un derecho. Si el cardenal creyó que porque soy viuda me iba a aplastar dejándome sin voz, se equivocó. En mi libro está explicado paso por paso todo lo que me ha hecho y llegó un momento en que tuve que reaccionar.

Pregunta: ¿Qué mensaje tiene para los católicos hondureños?

Respuesta: Quisiera decirles sobre todo a los católicos, que no abandonen nuestra Iglesia solamente porque haya malas personas dentro de ella.  Eso pasa en todas las religiones.  Nuestra madre iglesia es ahora cuando más necesita de nosotros, sus hijos, porque está atravesando una crisis muy fuerte.  El demonio se quiere apoderar de ella.  Debemos defenderla, no abandonarla.

2018 año del infierno en la Iglesia Católica

Tomado de: CNN

El año infernal de la iglesia comenzó en enero, cuando el papa Francisco defendió enérgicamente a un obispo chileno que había promovido. Más tarde tuvo que disculparse y aceptar la renuncia del obispo.

Un informe de los obispos católicos de Alemania admitió «por lo menos» 3.677 casos de abuso sexual infantil por parte del clero entre 1946 y 2014

Un cardenal prominente renunció en desgracia. El jurado investigador acusó a cientos de clérigos católicos de abusar secretamente de niños. Un exembajador del Vaticano instó al propio papa a renunciar.

Fue suficiente como para que el cardenal Timothy Dolan de Nueva York lo llamara el «verano del infierno» de la Iglesia católica.

El cardenal pudo haber sido demasiado optimista.

De hecho, el año infernal de la iglesia comenzó en enero, cuando el papa Francisco defendió enérgicamente a un obispo chileno que había promovido. Más tarde tuvo que disculparse y aceptar la renuncia del obispo.

Pero el escándalo de abuso sexual del clero no muestra signos de disminuir, con una investigación federal y sondeos en 12 estados y el Distrito de Columbia en las obras.

El papa convocó a una reunión de obispos de todo el mundo en Roma del 21 al 24 de febrero, diciendo que quiere que la iglesia aborde el escándalo de manera conjunta. Pero los católicos laicos y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley parecen estar perdiendo la paciencia con la jerarquía de la iglesia.

«La Iglesia católica no se puede vigilar a sí misma», dijo Lisa Madigan, fiscal general de Illinois, al anunciar que los líderes católicos habían ocultado los nombres de 500 miembros del clero acusados ​​de abuso.

La crisis institucional de la iglesia se reflejó en una búsqueda de conciencia individual, cuando los católicos estadounidenses cuestionaron si permanecer en la iglesia. En 2018, los padres desafiaron a los sacerdotes en la misa, los católicos prominentes instaron a los fieles a retener las donaciones y los padres se preocuparon de si sus hijos están seguros en la sacristía.

Un historiador católico lo llamó la mayor crisis de la iglesia desde la Reforma en 1517.

Aquí hay una guía de cómo llegó la Iglesia Católica a este punto en 2018:

Enero

El papa comenzó el año con una disculpa a los sobrevivientes de abuso sexual en Chile, donde despertó la ira diciendo que no había visto «pruebas» contra el obispo Juan Barros, quien fue acusado de encubrir a un sacerdote abusivo.

El principal asesor de Francisco sobre el tema, el cardenal Sean O’Malley de Boston, calificó los comentarios del papa como «una fuente de gran dolor» para los sobrevivientes de abuso sexual por parte del clero.

Juan Barros, obispo de Osorbo, durante una misa al aire libre con motivo de la visita

del papa Francisco a Chile en enero de 2018. (Crédito: VINCENZO PINTO/AFP/Getty Images)

Barros negó las acusaciones y el papa siguió defendiéndolo, incluso cuando envió al principal asesor de abuso sexual del Vaticano a Chile para investigar las denuncias.

Febrero

El papa recibió una carta de un sobreviviente de abuso chileno en 2015, diciendo que Barros había sido testigo de un sacerdote que abusaba sexualmente de los adolescentes, según el autor de la carta y otra fuente. La noticia planteaba dudas sobre si el papa había leído la carta y qué hizo, si es que hizo algo, al respecto.

Abril

En un cambio dramático, el papa admite que cometió «graves errores» en el manejo de las acusaciones contra Barros. Después de revisar el informe de su investigador sobre Chile, Francisco dijo que sus comentarios anteriores se basaban en una «falta de información veraz y equilibrada».

Más tarde, el papa se reúne con tres sobrevivientes de abuso sexual en Chile, entre ellos Juan Carlos Cruz, quien dice que Francisco le dijo: «Fui parte del problema. Lo causé y me disculpo con usted».

Mayo

El tesorero del Vaticano, el cardenal George Pell, es juzgado por múltiples cargos de abuso sexual en su Australia natal. Pell es la figura más importante de la Iglesia católica que enfrenta cargos criminales por presunto asalto.

También en Australia, el arzobispo Philip Wilson es declarado culpable de encubrir abusos sexuales, aunque su condena fue posteriormente revocada.

Los 34 obispos de Chile se ofrecen para dimitir, después de una cumbre de emergencia de tres días en el Vaticano. Se cree que la renuncia simultánea de todos los obispos en un solo país no tiene precedentes en la historia moderna de la Iglesia católica. El papa aceptaría más tarde la renuncia de siete obispos, incluido Barros.

Junio

El cardenal Theodore McCarrick, el exarzobispo de Washington y una voz influyente en la iglesia y la política internacional, es retirado del ministerio público por el papa Francisco después de que una investigación de la iglesia encuentra una acusación de que McCarrick abusó sexualmente de un menor en la década de 1970 como «creíble y fundamentado». McCarrick dijo que no tenía «ningún recuerdo» del supuesto abuso.

McCarrick también está acusado de conducta sexual inapropiada con adultos «hace décadas», mientras se desempeñaba como obispo en Metuchen y Newark, Nueva Jersey, dijeron los obispos de esas ciudades. Dos de esas denuncias dieron lugar a acuerdos, dijeron los obispos, planteando preguntas sobre cómo McCarrick ascendió a través de las filas de la iglesia a pesar de los rumores sobre su conducta.

McCarrick no ha comentado sobre esas acusaciones.

Julio

Después de que más informes de los medios acusan a McCarrick de conducta abusiva con los seminaristas y un niño, el papa Francisco lo degradó del Colegio de Cardenales, un paso raro. McCarrick recibe la orden de llevar «una vida de oración y penitencia hasta que las acusaciones formuladas contra él se examinen en un juicio canónico regular».
El papa Francisco acepta la renuncia del arzobispo australiano Philip Wilson, el funcionario católico de mayor rango que jamás haya sido condenado por encubrir el abuso sexual.

Agosto

Un amplio informe de un jurado investigador en Pensilvania acusa a más de 300 «sacerdotes depredadores» de abusar sexualmente de más de 1.000 niños en seis diócesis desde 1947. Aunque la mayoría de las acusaciones se remontan a décadas, antes de que la iglesia instituyera nuevos protocolos, el informe se hunde. Iglesia en crisis, como los católicos en todo el país expresan indignación.

Dos días después, un portavoz del Vaticano calificó de «criminal y moralmente censurable» los supuestos abusos detallados en el informe de Pensilvania.

El papa Francisco escribe una carta «Al pueblo de Dios», en la que se disculpa por el fracaso de la Iglesia católica en proteger a los niños del clero abusivo. «No demostramos atención por los pequeños, los abandonamos».

El informe del jurado investigador de Pensilvania incita a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en otros estados a comenzar a investigar a la Iglesia católica.

Eventualmente, 12 estados y Washington anunciarán investigaciones de diverso alcance.

Durante una visita a Irlanda, donde los informes del gobierno han encontrado abusos generalizados por parte del clero católico, el papa dice que el hecho de que los funcionarios de la iglesia no aborden «estos crímenes espantosos ha provocado indignación y sigue siendo una fuente de dolor y vergüenza para la comunidad católica».

En un «testimonio» de 11 páginas publicado a los medios católicos conservadores, un exembajador del Vaticano en Estados Unidos, el arzobispo Carlo Maria Vigano, acusa a Francisco de ignorar sus advertencias sobre la conducta de McCarrick y pide al papa que renuncie.

El papa se niega a responder a las acusaciones de Vigano y les dice a los periodistas que busquen la verdad.

El fiscal general de Nueva York emite citaciones civiles a las ocho diócesis católicas del estado para investigar cómo manejaron las acusaciones de clero que abusan sexualmente de niños.

El fiscal general de Nueva Jersey forma un grupo de trabajo para investigar las denuncias de abuso sexual por parte del clero y cualquier intento de encubrimiento.

Septiembre

Vigano revela un nuevo cargo contra Francisco y otros funcionarios de alto rango del Vaticano: que han dicho mentiras sobre la polémica reunión del papa en 2015 con Kim Davis, la secretaria de Kentucky que se negó a firmar los certificados de matrimonio entre personas del mismo sexo.

El Vaticano anuncia que el papa Francisco convocó a los líderes de las conferencias nacionales de obispos de todo el mundo a Roma para discutir la crisis de abuso sexual del clero, un paso sin precedentes en la historia de la iglesia.

El papa Francisco acepta la renuncia del obispo de Virginia Occidental Michael Bransfield y ordena una investigación sobre las denuncias de que Bransfield acosó sexualmente a adultos.

Una semana después de reunirse con el papa Francisco en Roma, los líderes de la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. dicen que pretenden adoptar nuevas políticas para responsabilizar a los obispos acusados ​​de abuso o encubrimientos.

Más de 46.000 mujeres católicas firman una carta abierta pidiéndole al papa Francisco que responda a los cargos de Vigano. Francisco y su predecesor, el papa Emérito Benedicto XVI, guardan silencio sobre el asunto.

Un informe de los obispos católicos de Alemania admite «por lo menos» 3.677 casos de abuso sexual infantil por parte del clero entre 1946 y 2014.

Octubre

Según el sondeo del Centro de Investigación Pew, el escándalo de abuso sexual envía los índices de aprobación del papa entre los estadounidenses a un nuevo mínimo.

Las autoridades de Michigan confiscan los registros de todas las diócesis católicas del estado como parte de una investigación sobre un posible abuso sexual por parte del clero

Bajo la presión de responder a las acusaciones de Vigano, el Vaticano dice que el papa Francisco ordenó una investigación el año pasado sobre las acusaciones contra el arzobispo McCarrick, y agregó que los resultados se darán a conocer «a su debido tiempo».

El papa Francisco acepta la renuncia del cardenal Donald Wuerl, arzobispo de Washington, luego de que el informe del jurado investigador de Pensilvania acusara al exobispo de Pittsburgh de manejar mal los casos de abuso sexual del clero.

Los fiscales federales en Philadelphia citan registros de todas las diócesis de Pensilvania, la primera investigación federal de ese tamaño sobre el abuso de niños por parte de sacerdotes y el encubrimiento de esos delitos por parte de líderes católicos. El mismo fiscal federal le dice a cada diócesis católica del país que no destruya los registros relacionados con el abuso sexual infantil.

Los fiscales generales en Washington, DC y Virginia inician investigaciones sobre el manejo de la Iglesia católica del abuso sexual por parte del clero.

Un obispo en Nueva York es retirado en espera de una investigación sobre las denuncias de que abusó sexualmente de un menor. El obispo negó las acusaciones.

Noviembre

El Vaticano interviene dramáticamente en la reunión anual de los obispos católicos de EE.UU., instruyéndolos a no adoptar nuevas políticas para responsabilizar a los obispos por la mala conducta y no proteger a los niños del abuso sexual.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Texas asaltan las oficinas del cardenal Daniel DiNardo de Houston, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, en busca de archivos relacionados con un sacerdote acusado de abusar de un menor. La diócesis de DiNardo dijo que está cooperando con la investigación.

Diciembre

Un tribunal australiano anula la condena del arzobispo Philip Wilson, diciendo que existían dudas razonables de que había encubierto el abuso de niños.

El papa Francisco saca a tres cardenales de su pequeño consejo de asesores. Dos han sido objeto de denuncias relacionadas con el abuso sexual o el encubrimiento.

Cuatro provincias jesuitas regionales en los Estados Unidos revelan que al menos 230 jesuitas habían sido acusados creíblemente de abusar de menores desde la década de 1950.

Una quinta provincia dará a conocer su lista de clérigos abusivos en enero.

El fiscal general de Illinois dice que las seis diócesis del estado no han revelado las acusaciones de abuso sexual contra al menos 500 sacerdotes y miembros del clero.

En un discurso ante la curia del Vaticano, el papa Francisco les dice a los sacerdotes que abusan de los menores que se entreguen a las autoridades de justicia civil y se «preparen para la justicia divina».

El desencanto del sacerdote José de Jesús Mora para renunciar a la Iglesia Católica en 2011

Por: Carlos Zelaya Herrera

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Segmento de una entrevista con el prelado que diario La Tribuna censuró, a fin de que las denuncias de irregularidades no trascendieran al público.

José de Jesús MoraEl padre José de Jesús Mora se convirtió en hombre de confianza del hoy cardenal Óscar Andrés Rodríguez, que siendo arzobispo de la capital lo nombró vicario de los medios de comunicación de la Iglesia Católica y vocero de la Arquidiócesis.-

El joven prelado Mora, vivió en la residencia del cardenal Rodríguez, pero en diciembre del 2006 renunció de su puesto y del ejercicio ministerial en medio de discrepancias con el Obispo Auxiliar Juan José Pineda.

Hoy el ex cura es un hombre felizmente casado, padre de dos hijos, ejerce la enseñanza en una universidad privada del norte del país y espera el día en que la curia romana retire el celibato como regla ineludible para ejercer el sacerdocio.

 

Noticia Relacionada: Otra “caja de Pandora” podría abrirse en la iglesia Católica de Honduras

¿Qué origina el desencanto?

La forma en que la autoridad maneja unos temas y situaciones, por la incoherencia que a veces se da entre lo que se dice y lo que se hace: se habla de humildad, pero es lo más escaso; se habla de diálogo, pero hay temas intocables; se habla de tolerancia y las posturas son radicales; se habla de pobreza y, como dice un refrán en Nicaragua, “el que tiene más galillo es el que traga más pinol”; se habla de justicia y a los empleados laicos se les paga poco; se habla de rectitud y la suciedad se esconde bajo la alfombra.

-Aunque no lo digan o no lo reconozcan, en la vida de algunos sacerdotes puede haber un progresivo desencanto, aunque sigan ejerciendo el ministerio, no tienen la misma pasión y eso no se debe al cansancio físico, sino al existencial.

Y cuando no hay apertura, no hay canales para manifestar esa desilusión o desencanto, y se buscan otros mecanismos de compensación: afectiva, económica, psicológica, egocéntrica, etc. Mientras nos preocupe más la buena imagen, el control y la sanción, menos esfuerzo se destina a lo realmente importante: la evangelización…

En diciembre de 2017 el papa Francisco ordenó una investigación para aclarar o confirmar denuncias de abuso sexual contra seminaristas por parte del Obispo de Santa Rosa de Copán, Juan José Pineda, quien en junio de 2018 «presentó» su renuncia ante el inquilino de El Vaticano a los 57 años de edad, cuando su retiro obligatorio era a los 75.

José de Jesús Mora
El padre José de Jesús Mora trabaja actualmente en una universidad privada.

La pesquisa incluyó otra denuncia contra el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez, debido a que recibía un salario de 35 mil euros al mes derivados de la actividad de la Universidad Católica de Honduras «Nuestra Señora de Suyapa», sus excusas fueron aceptadas por el Papa, de quien es uno de sus principales colaboradores en el proceso de reforma de la Iglesia Católica.

Durante el Congreso Nacional Móvil que se dio a mitad de semana en la ciudad de Choluteca, el titular de ese poder del Estado, Mauricio Oliva Herrera, introdujo un proyecto de ley de ley para que los líderes religiosos puedan aspirar a cargos de elección popular, desatando un debate que es ganancia de pescadores para el régimen al introducir un «tema» más a la agenda del debate político, desviando la atención de puntos torales planteados por el partido Libertad y Refundación y abrir el espacio a tiburones del púlpito que se despanzurren hablando de aspiraciones y supuestos derechos que dicen tener.