Hermano de Ricardo Álvarez exige que le presenten pruebas que recibió coimas del Seguro Social

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Juan Carlos Álvarez Arias, hermano del designado presidencial, Ricardo Álvarez Arias y actual gerente del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), exigió anoche mediante un comunicado, que le presenten pruebas sobre las acusaciones en cuanto a que recibió coimas de los fondos dilapidados del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

“Rechazo de manera contundente la falsa acusación que se ha hecho a mi persona”, dice el funcionario gubernamental en el comunicado.

El exministro del Trabajo en el gobierno de Porfirio Lobo, Carlos Montes,  declaró ayer martes en el segundo tribunal de sentencia, que el Ministerio Público esconde un expediente donde se señala que, Juan Carlos Álvarez Arias, recibió coimas por 17 millones de lempiras de la empresa COSEM.

“Como ciudadano responsable y respetuoso de la ley, invito a cualquier persona que presente pruebas en mi contra sobre lo señalado, y reitero que estoy dispuesto a brindar la colaboración necesaria cuando así se me requiera”, agrega el comunicado.

En el juicio oral y público que se le sigue a Mario Zelaya y al exviceministro de Salud Javier Pastor, el exviceministro de Trabajo, reveló que el Fiscal General del Estado,  Oscar Chinchilla ha estado escondiendo esa información y no ha procedido contra los sindicados en ese expediente.

Montes manifestó que,  fue el propio Jorge Herrera, (uno de Los Tetos),  quien habría entregado un soborno por  17 millones de lempiras de la empresa COSEM a Juan Carlos Álvarez Arias, presidente Banhprovi.

Según Álvarez Arias, todo lo manifestado por Montes es un rumor y una acusación sin fundamento que busca afectar su imagen y la de su familia, “poniendo en precario la verdad y la confianza en las instituciones responsables de investigar e impartir justicia».

A continuación el comunicado:

Se viene abajo el proyecto habitacional para policías impulsado por JOH

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

  • Los afectados han interpuesto denuncias ante el Ministerio Público por los delitos de estafa y fraude.
  • Les cobran las cuotas y no les entregan las casas y las que ya están en su poder se están cayendo.

Tegucigalpa.-El proyecto habitacional “Los Olivos” construido en la salida a Olancho para beneficiar supuestamente a los policías, se está viniendo abajo debido a fallas estructurales.

El programa de vivienda, que es ocupado en un 85 % por policías,  ha sido denunciado también ante el Ministerio Público (MP) por el delito de fraude y estafa porque muchos de los beneficiarios están pagando cuotas y sus casas aún no les han sido entregadas y porque las que ya están en posesión se están cayendo debido a daños estructurales.

El 85% de las viviendas pertenecen a miembros de la policía.

El proyecto habitacional fue impulsado por el presidente, Juan Hernández, durante la campaña electoral del 2013, cuando fungía como presidente del Congreso Nacional e incluso el 23 de octubre de ese año y como estrategia de campaña, procedió a inaugurar la obra.

Hernández anunció en aquel entonces que el proyecto, que se construyó con fondos del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Bandesa) y del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), iba a beneficiar a policías de escala básica y personal administrativo de la secretaría de Seguridad.

Este viernes el apoderado legal de los policías y del resto de vecinos de “Residencial Los Olivos”, dijo que la mayoría de las viviendas se encuentran fracturadas debido a la inestabilidad del terreo y por corrientes de agua. Otro de los problemas es la contaminación ambiental porque no se han tomado medidas para amortiguar los efectos que genera el crematorio municipal de Tegucigalpa, que se encuentra en la zona, añadió.

El procurador privado dijo que el valor promedio de las viviendas es de 580 mil lempiras y las cuotas mensuales andan entre 2,500 y 3,500 lempiras.

A su juicio en este proyecto, como en el de “Ciudad de El Ángel” y los 18 que están siendo investigados por el Ministerio  Público, tienen responsabilidad, tanto la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna) por haber otorgado la licencia ambiental y la Alcaldía Municipal del Distrito Central, por haber otorgado el permiso de construcción.

El proyecto habitacional “Los Olivos” fue inaugurado el 23 de octubre del 2103 por el entonces candidato nacionalista y presidente del Congreso Nacional, Juan Hernández. Las primeras viviendas fueron entregadas el 7 de abril del 2014 por Hernández, ya como presidente de la República.

La problemática que ha generado el proyecto está afectando entre 900 a mil familias. En un inicio se dijo que las casas tendrían un costo de 390 mil lempiras, pero que gracias a un subsidio del Congreso Nacional, los policías y personal administrativo de la secretaría de Seguridad,  pagarían 320 mil lempiras en un plazo de 20 años.

En vez de ser beneficiados, los policías están siendo afectados por el mismo gobierno.

Las viviendas fueron financiadas con fondos de Banhprovi y Banadesa, a una tasa de interés del 10%.

En 2013 el mandatario prometió la construcción de 5,000 viviendas a nivel nacional para policías, pero hasta la fecha no existe ningún otro proyecto.

Este viernes agentes de la Dirección de Investigación Policial (DPI) y fiscales de la Fiscalía del Consumidor del Ministerio Público se presentaron a las oficinas principales Banhprovi y de Banadesa, para recabar información y secuestrar documentos que prueben los delitos de estafa y fraude por parte de estas dos instituciones en el proyecto habitacional “Los Olivos”.

http://criterio.hn/2017/01/20/ministerio-publico-le-cae-banhprovi-banadesa-supuesto-fraude-estafa-proyecto-habitacional/

 

Ministerio Público le cae a Banhprovi y a Banadesa por supuesto fraude y estafa en proyecto habitacional

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Hay 30 afectados que denunciaron ante el MP que pagan préstamos hipotecarios desde hace cuatro años y aún no les han entregado las viviendas en el proyecto habitacional «Los Olivos».

Tegucigalpa.-Agentes de la Dirección de Investigación Policial (DPI) y fiscales de la Fiscalía del Consumidor del Ministerio Público se encuentran en las oficinas principales del Banco Hondureño para  la Producción y la Vivienda (Banhprovi) y del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa), recabando información y secuestrando documentos que prueben los delitos de estafa y fraude por parte de empleados de estas dos instituciones en el proyecto habitacional “Los Olivos”.

La acción de la Fiscalía responde a denuncias presentadas por parte de 30 supuestos afectados que aseguran haber entregado fuertes sumas de dinero para adquirir mediante préstamos hipotecarios, viviendas en el proyecto habitacional “Los Olivos”, localizado en la salida de la  carretera que de Tegucigalpa conduce al departamento de Olancho.

Los agentes de la DPI y fiscales de la Fiscalía Especial del Consumidor hacen las pesquizas,

La vocera del Ministerio Público, Lorena Cálix, explicó que los 30 denunciantes fueron beneficiados con préstamos hipotecarios en Banadesa y Banhprovi, pagando cuotas desde hace cuatro años y las casas aún no les han sido entregadas.

Otras de las denuncias, es que algunos beneficiaros que ya están en poder de las viviendas han reportados daños estructurales.

“La investigación del Ministerio Público ya está muy avanzada, lo que resta es el análisis de los expedientes que se van a conocer hoy en estas inspecciones y si fuera necesario el secuestro de los mismos por parte de los fiscales”, dijo Cálix.

La portavoz apuntó que al concluir la investigación se estimará  si se presentan acciones penales o si se desestima las denuncias presentadas ante el MP.

El 85% de los afectados son miembros de la Policía Nacional, quienes adquirieron el préstamo hace año y medio, mediante un programa promovido por el presidente, Juan Hernández.

JOH anuncia liquidación de Banadesa

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El presidente de Honduras, Juan Hernández, anunció la noche de este lunes que con la colaboración de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS)  procederá a liquidar el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) para luego hacer la fusión con el Banco Nacional de la Producción y la Vivienda (Banhprovi).

El presidente, Juan Hernández, anunció la liquidación de Banadesa durante una rueda de prensa.
El presidente, Juan Hernández, anunció la liquidación de Banadesa durante una rueda de prensa.

La fusión entre Banadesa y Banhprovi, fue aprobada por el Congreso Nacional, pero según algunos sectores es un acto irregular que impactará negativamente en los productores agrícolas que  ya no contarán con una institución para inyectar con fondos  a ese rubro.

Sin embargo, el mandatario asegura que este proceso permitirá la asociación con cajas rurales, cooperativas  y bancos con parámetros flexibles en cuanto a tasas de interés y tiempos de pago.

El presidente Hernández explicó que los “créditos malos o difíciles de cobrar” serán colocados en un fideicomiso y la parte positiva pasará a la alianza con Banhprovi, para convertir según él, el banco más robusto en materia de desarrollo desde el Estado de Honduras.

Hernández apuntó que la ley faculta al Poder Ejecutivo  a hacer la liquidación. En diciembre de 2013 el Congreso Nacional aprobó una serie de leyes que le dieron poderes casi omnímodos al mandatario que asumiría el poder el 27 de enero de 2014. Entre esas leyes que fueron aprobadas por los diputados del Partido Nacional y Liberal, el Presidente de la República quedó facultado para abrir  y cerrar instituciones del Estado a su antojo.

banadesa-y-banhprovi

NOMBRES DE DIPUTADOS

Hernández anunció que se encargará de publicar los nombres de aquellos parlamentarios que votaron en contra de la fusión. En ese sentido refirió que solo 77 votaron a favor.

Apuntó que algunos de los que se oponen, “es porque tienen una relación de larga data entre las organizaciones a las que pertenecían o por su record  personal con Banadesa y quieren seguir con el mismo estatus quo, porque les beneficia”.