Juan José Pineda

“Si les fallé, pido perdón”: Juan José Pineda

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Luego que este viernes el Vaticano aceptara su renuncia, el obispo auxiliar de Tegucigalpa, Juan José Pineda Fasquelle, emitió una carta en la que entre otras cosas, pide perdón a sus fieles religiosos, en caso de haberles fallado.

El Vaticano informó hoy que ha aceptado la renuncia de  Pineda, quien hace unos meses fue acusado de faltas sexuales con seminaristas y de malversación de fondos contra el Cardenal, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

Noticia Relacionada: Ante faltas sexuales y malversación de fondos, el papa Francisco acepta la renuncia del obispo Juan José Pineda

LA CARTA

Al dar a conocer la aceptación de su renuncia, el religioso señala en su carta que “se trata de un tema y un documento entregado por mí, en mano, a Su Santidad hace varios meses”.

Pineda, quien no da detalles del contenido del documento, agradece a través de la misiva a Dios, a la Conferencia Episcopal de Honduras, y a sus feligreses, por haberle permitido servir a la iglesia a través de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, durante los últimos  13 años.

“He intentado, con todo mi corazón, servir a esta porción del pueblo de Dios, a su Arzobispo, clero. Seminaristas y pueblo de Dios. Si lo logré, bendito sea Dios. Si les fallé, pido perdón”: Juan José Pineda.

Más adelante apunta que las razones y motivos de su renuncia “los conocen Dios y mis superiores. He actuado en plena conciencia y libertad. Quisiera que todos estemos en paz”.

Finalmente, dice que su renuncia le dará tiempo para la oración, meditación y formación personal y que seguirá adelante como hijo de la Iglesia, como consagrado, ministro de la iglesia y a la disposición de sus superiores.

El papa Francisco había ordenado investigar las denuncias contra Pineda desde el año pasado, pero fue hasta este viernes que el Vaticano informó que ha aceptado su renuncia, aunque no dio detalles.

Según informes del semanario italiano L’Espresso, se sabía que Pineda mantenía relaciones íntimas con varios hombres, a algunos de los cuales trataba como favoritos y les hacía regalos. Varios seminaristas lo denunciaron por sus intentos de seducirlos.

La investigación del Vaticano se había concentrado tanto en las denuncias de la conducta sexual de Pineda como las acusaciones de malversación de fondos contra Maradiaga.

A sus 57 años, Pineda está lejos de la edad de retiro normal de los obispos, de 75 años. Pineda era el principal auxiliar del cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, uno de los principales asesores del papa, y su caída significa un golpe para el arzobispo hondureño.

La carta de Juan José Pineda:

Juan José Pineda

  • Emy Padilla
    Me encanta desafiar el poder y escudriñar lo oculto para encender las luces en la oscuridad y mostrar la realidad. Desde ese escenario realizo el periodismo junto a un extraordinario equipo que conforma el medio de comunicación referente de Honduras para el mundo Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte

29 comentarios

  1. Y TODAVÌA TIENE EL DESCARO DE PONER EN DUDA QUE LE HAYA FALLADO AL PUEBLO SEMEJANTE PERVERTIDO. Que vaya a pedir perdòn a El Pozo 1 este cura degenerado, principal compinche del carde-mal Rodrìguez.

  2. Ese viejo se parece a los mareros del grupo de Joh . Fuera cura Maricon violador . Aberrado sexual igual a tu presidente el usurpador. De Joh . Morite perro pelón . Cara volador . Hdp .

  3. Y Ami de que me sirve tu perdón hijueputa. Qué te perdone tu dios, que en su infinita misericordia caben los pedófilos pero no los bastardos…. Pudrete

  4. Enfermo y demonio. Ya Daras cuentas a Dios. Porque con Dios no se juega y esta gente mala y demoníaca les gusta jugar con Dios y utilizarlo para hacer la maldad.

  5. Todo poderoso que fácil ????????? hasta asco da este tipo de declaraciones creo que el silencio sería mejor !!!!! Sería igual que viniera el narco dictador y dijera perdón por todo el daño que les hice y se fuera a su casa muy tranquilo ??????

  6. No se puede pedir perdón a una persona que ha sido abusada sexualmente, esos son delitos que dejan un trauma irreparable para la víctima y deberían en todo tiempo ser castigados con muerte. La Iglesia, debería crucificar a todos los curas y pastores que abusen sexualmente de menores para que paguen por sus pecados. O quemarlos vivos en una hoguera como en la santa inquisición!!!