Si el Congreso no elige nuevas autoridades de la fiscalía Chinchilla y Sibrián continuarán en los cargos, de acuerdo con la ley

Desde el uno de agosto los diputados tienen la nómina de candidatos a la fiscalía en su poder, pero, fieles a sus costumbres, comenzaron el proceso de elección a menos de cinco días que tendrían que entrar en funciones las nuevas autoridades del Ministerio Público

Tegucigalpa, Honduras.- Si el Congreso Nacional no logra consensos este jueves 31 de agosto para elegir las nuevas autoridades del Ministerio Público (MP), el actual fiscal general Óscar Fernando Chinchilla y el fiscal adjunto Daniel Sabrián tendrán que continuar en los cargos hasta que sean electos sus sucesores, de acuerdo con lo establecido en la ley.

El artículo 80 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo establece de forma literal que los funcionarios que elige el Congreso Nacional, cuando concluya el período para el que fueron electos y no se hayan designado sus sustitutos permanecerán en funciones en sus cargos hasta que se realice dicha elección de segundo grado.

En caso que Chinchilla desobedezca el mandato constitucional y no quiera seguir en funciones será sancionado y, en su lugar, de acuerdo con el artículo 18 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, quedará el fiscal adjunto (Daniel Sabrián) o el director de fiscales, que es el abogado Mario Salgado.

Lo anterior sólo ocurriría si a las 11:59 p.m. de este jueves 31 de agosto, todavía en el Congreso, las fuerzas políticas mayoritarias no eligen a las nuevas autoridades que, conforme a la ley, deberían iniciar funciones a partir del uno de septiembre y estarán en los cargos por cinco años, es decir, hasta 2028. 

Para el analista político Oliver Erazo, con el pleno mandato constitucional, quedan descartados los escenarios que la clase política, tanto de oposición, como la oficialista, pueda intentar promover si no se eligen las autoridades de la fiscalía en el tiempo establecido.

“Desde el marco normativo constitucional y marco legal no cabe otro escenario más que las actuales autoridades sigan en funciones. No obstante, en la política hondureña pueden darse algunas alteraciones que estarían al margen de la que manda la Constitución y Ley Orgánica”, dijo el abogado en medios de comunicación.

El presidente del Congreso convocó a sesión para elegir las nuevas autoridades de la fiscalía a las 6:00 p.m de este jueves, en donde tratarán de llegar a consensos ya que las mociones presentadas anteriormente no tuvieron el apoyo para conseguir la mayoría calificada de votos

De interés: En primer intento, Congreso no logra consensos para elegir a las nuevas autoridades del MP

PROPUESTAS DEL OFICIALISMO

Desde la bancada del partido Libertad y Refundación (Libre) tienen una serie de propuestas en caso que no haya elección de la fiscalía este jueves 31 de agosto. La primera sería nombrar una comisión interventora integrada por tres diputados, la segunda es que el titular de la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (Uferco), Luis Javier Santos, tome las riendas del MP a partir del uno de septiembre.

El fiscal coordinador de la Uferco, Luis Javier Santos, teme que los políticos desde el Congreso Nacional atenten contra esa unidad que dirige y que ha venido siendo debilitada desde la salida de la MACCIH, en enero de 2020.
El fiscal coordinador de la Uferco, Luis Javier Santos, podría liderar interinamente el Ministerio Público

De acuerdo con Tomé, el primer objetivo de la comisión sería sacar a Chinchilla y Sibrián de los cargos, para después investigarlos. Tal y como pasó con la intervención al MP en 2013, que sacó al entonces fiscal general Luis Rubí y al adjunto Roy Urtecho, aunque después la cúpula de Libre dijo ya no valorar esa medida presentada por el congresista.

“El plazo de ellos (Chinchilla y Sibrián) vence a las 12 de la noche de este jueves. A partir de mañana nosotros (Libre) dejamos la alternativa que sea el fiscal de la Uferco Luis Javier Santos el que asuma la titularidad de la fiscalía.”, dijo el diputado Rasel Tomé en medios de comunicación.

Lo anterior, amparándose en el artículo 67-2022 que, según el congresista Rasel Tomé, le da plenas facultades al titular de la Uferco de tomar las riendas del Ministerio Público hasta que se hayan elegido las nuevas autoridades que sustituirán a Chinchilla y Sibrián.

Sin embargo, dicho artículo le da las facultades a la Uferco de ejercer acción penal de oficio en casos de corrupción pública sin la necesidad que el fiscal general (en este caso Chinchilla) tenga que aprobar la investigación previamente, no menciona ni faculta al titular de la Uferco para dirigir la fiscalía.

Estas propuestas son planteadas, luego que el Partido Nacional, Liberal y Salvador de Honduras, se unieran en consensos y presentaran una moción nominativa en la sesión del pasado martes 29 de agosto, misma que contó con el favor de 70, de los 120 diputados que integran el Poder Legislativo.

La moción de la oposición deja a Marcio Cabañas Cadillo como fiscal general y a Jenny Gabriela Almendares como fiscal adjunta.

En cambio, el partido oficialista presentó la moción nominativa con el abogado Johel Zelaya, como fiscal general y a Marcio Cabañas Cadillo como fiscal adjunto, pero tampoco fue valorada, ya que sólo alcanzó 50 votos y, para ser debatida, tenía que alcanzar la mayoría calificada, es decir, 86.

Lea: Marcio Cabañas Cadillo, en su rol de asistente del exfiscal Leónidas Rosa Bautista, desestimó caso de tráfico gris

Los diputados de oposición y del oficialismo sostienen que no habrá manera que cambien las mociones presentadas, ya que, según sus criterios, análisis y valoraciones, los abogados que presentaron son las personas que cumplen con el perfil idóneo para llevar las riendas de la fiscalía.

  • Daniel Girón
    Me gusta trastear en los registros del dinero público, manipular y analizar datos para contar lo que no se sabe. Prefiero trabajar en equipo, antes que solo porque en el consenso está la clave. Aún no he llegado a donde quiero, pero volver no es opción. danielgiron@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte